Piedra Ibarra dijo que parte de la lucha es lograr que las recomendaciones tengan carácter vinculante, que las autoridades las acaten y reparen el daño consecuencia de sus actos, tener sobre todo mayor incidencia en las políticas públicas.

Ciudad de México, 7 de junio (SinEmbargo).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) propuso una reforma constitucional que permita que sus recomendaciones sean vinculantes.

En el marco del 30 aniversario de la Comisión, la titular Rosario Piedra Ibarra, a través de un comunicado celebró la renovación de la institución a casi un año de tomar el cargo.

De acuerdo con el artículo 103 Apartado B de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos “los que conocerán de quejas en contra de actos u omisiones de naturaleza administrativa provenientes de cualquier autoridad o servidor público… formularán Dirección General de Comunicación recomendaciones públicas no vinculantes, denuncias y quejas ante las autoridades respectivas…”

Hecho por lo que la presidenta propone reformar que “la defensa y protección de los derechos humanos tiene un antecedente propio y peculiar en nuestro país, que no se reduce a la observación y a la queja, se trata de la ‘Procuraduría de Pobres’”, recalcó en el comunicado.

El objetivo de la Ombudsperson ha sido defender a las clases sociales más vulnerables, con base en una propuesta realizada en 1847 por un diputado local de San Luis Potosí, Ponciano Arriaga, quien promovió la Procuraduría de Pobres, “adelantada a su tiempo” señaló Piedra Ibarra, pero la finalidad es la misma defender al pueblo.

Actualmente se busca reivindicar a la Comisión y parte de la lucha es lograr que las recomendaciones tengan carácter vinculante, que las autoridades las acaten y reparen el daño consecuencia de sus actos, tener sobre todo mayor incidencia en las políticas públicas.