La “inminente” llegada de una vacuna contra la COVID-19 llevó a Fitch a estimar una recuperación del 4.2 por ciento en 2021 y de 2.5 puntos porcentuales hacia 2022 en México.

Enfatizó que las medidas del Gobierno mexicano sobre la inversión, particularmente en el sector energético, dañaron la confianza empresarial, pero el anuncio de los proyectos de infraestructura con el sector privado “podrían ayudar a revertir esta tendencia”.

Ciudad de México, 7 de diciembre (SinEmbargo).- La economía mexicana tendrá una caída de (-)8.9 por ciento al final de 2020, aseguró la agencia calificadora Fitch Ratings en una nota. La actualización de las perspectivas mejoró en 1.9 puntos porcentuales la previsión de septiembre en la que planteó un descenso de (-)10.8 por ciento.

La pandemia de coronavirus domina las perspectivas económicas, la segunda ola del virus provocó nuevos cierres en Europa y restricciones más estrictas en Estados Unidos. “Esto comprimirá la actividad económica en los próximos meses inmediatos, aunque mucho menos que en abril”, estimó la agencia en el documento sobre Perspectivas económicas mundiales para el mes de diciembre de 2020.

“El lanzamiento de una vacuna ahora parece inminente y plantea la posibilidad de una reducción significativa de la crisis de salud mundial para mediados de 2021 y una recuperación económica más segura a partir de entonces”, estimó la calificadora.

Para México, Fitch estimó una recuperación del 4.2 por ciento en 2021 y de 2.5 puntos porcentuales hacia 2022. “Esperamos que el PIB aún esté 1.5 por ciento por debajo de su nivel anterior a la crisis para fines de 2022”, detalló.

Sin embargo, enfatizó que las medidas del Gobierno mexicano sobre la inversión, particularmente en el sector energético, dañaron la confianza empresarial desde antes que la pandemia azotara la economía. “El gasto de capital público sigue siendo bajo”, sin embargo el anuncio de los proyectos de infraestructura con el sector privado “podrían ayudar a revertir esta tendencia”.

Fitch Ratings también mejoró la perspectiva para el PIB mundial al cierre de 2020 y previó una caída de 3.7 por ciento, desde el 4.4 planteado en el análisis de septiembre.

Estimó nuevos descensos del PIB en el cuarto trimestre de 2020 en las regiones de la eurozona y el Reino Unido por el reciente endurecimiento de las restricciones de movilidad para frenar los contagios de la COVID-19, pero reconoció que la actividad económica mundial se recuperó “mucho más rápido de lo esperado” en el tercer trimestre del año.

“Desafortunadamente, este impresionante progreso inicial hacia la normalización económica no ha durado y Fitch Ratings ahora anticipa una recesión doble en Europa en el cuarto trimestre de 2020”, señaló el informe.

Para 2021 la perspectiva del PIB también mejoró, pero sólo un 0.1 por ciento, desde el 5.2 de septiembre al 5.3 por ciento. Para Estados Unidos estimó una recuperación del 4.5 por ciento y para China será del 8 por ciento.