Ciudad de México, 8 de marzo (SinEmbargo).- La carrera espacial es un asunto en el que cada vez más quieren participar. Mientras que las agencias más poderosas del mundo centran sus objetivos fuera de la órbita terrestre, son otras naciones quienes aprovechan este aparente desinterés para hacer su incursión, sólo que en lugar de hacerlo .

Esta semana dos centros de investigación tecnológica espacial de Alemania dieron a conocer la construcción de un par de robots diseñados para ser enviados a la Luna. Esta iniciativa se suma al más reciente anuncio de Japón en donde esperan enviar a la brevedad a un robot humanoide a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés), especializado en comunicación.

El RIMRES o Sistema de Exploración Integrado de Robots Multiconfigurables, es un proyecto de Centro de Innovación Robótica DFKI y del Centro de Tecnología y Microgravedad Aplicada al Espacio (ZARM, por sus siglas en alemán) que contempla a dos creaciones diseñadas para explorar la superficie lunar en busca de agua congelada.

Este proyecto combina a una hexapodo robótico y aun transportador de ruedas, el CREX y el SHERPA son un explorador de cráteres y un rover respectivamente, con dimensiones de un metro de alto el primero y de 2.4 de largo el segundo.

Los robots de 27 y 200 kilogramos de peso están diseñados para recorrer el accidentado terreno del satélite natural de la Tierra, aunque de momento siguen esperando su turno para llegar hasta ahí. No obstante, su presencia sirve para dar una idea del aspecto general que tomará la exploración robótica dentro de algunos años.

El RIMRES se suma a los esfuerzos de la comunidad internacional por participar de alguna manera en las actividades espaciales que actualmente preocupan a los científicos del mundo. La iniciativa alemana coincide con el desarrollo del robot japonés Robi, el cual está destinado a enviarse a la Estación Espacial Internacional para apoyar en las comunicaciones.

Robi es un robot humanoide que muy pronto se unirá a la tripulación de la ISS. Este robot concebido en el Kibo Robot Project, de Dentus Inc., acompañará al astronauta japones Koichi Wakata, con el que podrá mantener algo parecido a una conversación gracias a la interfaz de voz desarrollada por la compañía Toyota.

Además de entretener a Koichi, Robi estará en contacto constante de los tuiteros ya que durante la expedición contará sus experiencias a través de su propia cuenta en la red social de microblogging. Por lo pronto, ya hay vídeos circulando en la red donde se muestra como el robot está siendo preparado para su estancia en condiciones de gravedad cero.