Los casos globales de COVID-19 se situaron hoy en 11.6 millones, más de la mitad de ellos en América, que en las últimas horas superó la barrera de los seis millones de contagios, de acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud.

México, 8 de julio (EFE).- México registró este miércoles 6 mil 995 nuevos contagios de la COVID-19 para alcanzar un nuevo récord de casos diarios con los que ya acumula 275 mil 003 infectados desde el inicio de la pandemia, informaron las autoridades sanitarias.

Los 6 mil 995 casos confirmados registrados en esta jornada son la mayor cifra para un día desde los 6 mil 914 contagios del 4 de julio pasado, en lo que fue una racha de reportes por encima de los 6 mil casos, con 6.741 el 2 de julio y los 6 mil 740 del 3 de julio.

De acuerdo con los datos del reporte diario de la COVID-19 que se publica en la página oficial coronavirus.gob.mx, los casos nuevos mostraron un incremento del 2.7 por ciento respecto al día anterior.

En las últimas 24 horas, las autoridades sanitarias de México reportaron 782 muertes por la COVID-19 con lo que el país llega a 32 mil 796, un 2.4 por ciento más que el día anterior.

Los pacientes considerados como enfermos activos, por haber desarrollado síntomas en los últimos 14 días, aumentaron en mil 334 casos en las últimas 24 horas para totalizar 27 mil 891, según los datos del reporte.

Las autoridades sanitarias dijeron en el reporte diario que tienen 80 mil 893 casos sospechosos del coronavirus, 3 mil 190 más que los 77 mil 703 del día anterior.

Los casos recuperados de la enfermedad llegaron este miércoles a 167 mil 795, lo que supone 4 mil 149 en las últimas 24 horas, de acuerdo con los datos del informe.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que la epidemia en México continúa en desaceleración, aunque evidentemente sigue activa.

“Que aumente el número de casos no quiere decir que se acelera la epidemia, una cosa es que la epidemia sigue en la fase creciente y otra es que la velocidad a la que ocurre este incremento es cada vez más lento”, señaló López-Gatell.

El encargado del combate a la pandemia en el país dijo que se ha dejado muy en claro que el proceso de desconfinamiento implica el riesgo de que haya un repunte como ocurrió en todos los países del mundo.

No obstante, “la evidencia muestra que no hay un repunte de la epidemia que pueda ser atribuible al proceso de desconfinamiento”, el cual, apuntó, se ha mantenido de manera ordenada y de acuerdo con los planes.

México se encuentra en su sexta semana de la llamada “nueva normalidad” que opera con base en un semáforo epidemiológico que marca el riesgo de contagio.

Este semáforo es una alerta para que la población conozca el riesgo de contagiarse de esta enfermedad y va desde el nivel máximo (rojo), alto (naranja), medio (amarillo) y bajo (verde), además de que marca la pauta para que las autoridades den paso a la apertura de diferentes actividades económicas y sociales.