La policía de Simi Valley dijo que uno de los propietarios regresó a la residencia en la cuadra 500 de Fairfield Road alrededor de las 19:00 horas el jueves y encontró el cuerpo de su suegra cubierto de sangre en el piso inferior de la casa de dos niveles, reporta ABC 7.

Ciudad de México, 8 de noviembre (LaOpinión).- Un hombre le disparó fatalmente a su madre, al perro de la familia y a sí mismo en una casa de Simi Valley, en el condado de Ventura, en el sur de California, donde una amenaza de bomba escrita desencadenó una evacuación del vecindario, dijo la policía.

La policía de Simi Valley dijo que uno de los propietarios regresó a la residencia en la cuadra 500 de Fairfield Road alrededor de las 19:00 horas el jueves y encontró el cuerpo de su suegra cubierto de sangre en el piso inferior de la casa de dos niveles, reporta ABC 7.

También había escritos en la pared que indicaban que había una bomba dentro de la casa.

Un equipo SWAT y un escuadrón de bombas respondieron a la escena, donde los oficiales encontraron al sobrino de la esposa del dueño de la casa y al perro muerto arriba. Ambos sufrieron heridas de bala, según la policía. Se rompió una ventana de arriba sobre el garaje, pero no está claro si está conectada al incidente.

Los investigadores confirmaron que el sobrino mató a su madre antes de suicidarse a sí mismo y al perro de la familia. No hubo evidencia de un dispositivo explosivo en la escena, dijeron las autoridades más tarde.

“Los vecinos han notado que un sobrino, o una persona que vive allí, tuvo un comportamiento extraño”, dijo la vecina Cindy Hinds-Miuccio.

Las identidades de los fallecidos aún no han sido reveladas.

El vecindario circundante fue evacuado durante varias horas, pero las órdenes de evacuación se levantaron más tarde.

Hinds-Miuccio ha vivido enfrente de la casa durante 19 años y dijo a ABC 7 que la familia que vivía allí eran buenos vecinos.

“Nunca hemos sentido ninguna amenaza, ha sido un vecindario muy seguro”, dijo. “Siempre hemos sido dueños de perros, así que he paseado a mi perro, han paseado a sus perros, charlan. Simplemente vecinos normales y cálidos”, dijo.

El horrible incidente envió ondas de choque a través de una comunidad normalmente tranquila.

“Da mucho miedo, especialmente en este vecindario”, dijo la residente Jenna Clark. “Wood Ranch es como, nunca pasa nada aquí”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LAOPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.