El acuerdo de Brexit propuesto por May enfrenta severa oposición en el Parlamento, y su gobierno conservador debe convencer a los legisladores del pacto antes de la votación del martes. Una derrota hundiría el plan, dejando a Londres con una caótica salida sin acuerdo con la UE, y podría provocar la caída del Gobierno de May.

Londres, EU, 8 de diciembre (AP).— Gran Bretaña podría barajar un segundo referendo o el llamado pacto “Noruega Plus” si la Primera Ministra Theresa May no consigue el apoyo de los legisladores a su plan para el Brexit, dijo una Ministra el sábado.

Amber Rudd, Secretaria de Trabajo y Pensiones, fue la primera en hablar de un “Plan B” si la Primera Ministra pierde la votación clave del martes en la Cámara de los Comunes.

“Todo podría pasar” -incluyendo un segundo referendo- si el Gobierno no obtiene el visto bueno de los legisladores, señaló Rudd, que respalda el pacto de divorcio alcanzado por May. La dirigente prevé además un periodo caótico.

La Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May. Foto: AP

Aunque ninguna de las posibles alternativas es mejor que el actual acuerdo para abandonar la UE, Rudd dijo al Times el sábado que preferiría un modelo similar al de Noruega, que no forma parte del bloque pero sí del Espacio Económico Europeo, es decir, forma parte del mercado común.

Esa alternativa “parece factible no solo debido a las condiciones nacionales sino tomando en cuenta las posiciones que han asumido los parlamentarios”, dijo Rudd aunque añadió que “nadie sabe si se puede hacer”.

El acuerdo de Brexit propuesto por May enfrenta severa oposición en el Parlamento, y su gobierno conservador debe convencer a los legisladores del pacto antes de la votación del martes. Una derrota hundiría el plan, dejando a Londres con una caótica salida sin acuerdo con la UE, y podría provocar la caída del Gobierno de May.

Un manifestante en contra del Brexit durante una protesta en Londres, el sábado 20 de octubre de 2018. Foto: AP

Legisladores partidarios del Brexit consideran que el pacto deja a Gran Bretaña demasiado sujeta a las normas de la UE, mientras los político pro UE denuncian que erige barreras entre el Reino Unido y su principal socio comercial, y deja sin definir muchos detalles sobre la futura relación.

El martes se llevará a cabo una votación en el Parlamento para apoyar, o no, el plan de la Primera Ministra. Foto: EFE

Un análisis de la Press Association mostró que solo 27 de los 163 legisladores que han ofrecido su opinión apoyarán el acuerdo, comparado con 122 – entre ellos 29 del propio Partido Conservador de May – que dicen votarán en contra.

Ha ido en aumento la presión sobre May para que postergue la votación y le pida más concesiones a la UE en una cumbre que tendrá lugar en Bruselas a finales de la semana entrante. La UE insiste en que el acuerdo existente es el mejor posible, y el único que será propuesto.