El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó en un comunicado de prensa que la población en situación de pobreza ascendió a 46.2 por ciento en 2010. En comparación con 2008, hubo un aumento de 3.2 millones, pasó de de 48.8 a 52 millones.

El incremento del número de personas en situación de pobreza estuvo relacionado con el crecimiento de la población que carece de acceso a la alimentación, la cual aumentó en 4.2 millones entre 2008 y 2010, así como a la reducción del ingreso real de los hogares,  especialmente en las áreas urbanas, indica el comunicado.

El Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2011 aseguró dentro de sus principales conclusiones que el poder adquisitivo de los ingresos laborales de las familias mexicanas se vio afectado por el incremento en los precios de los alimentos y la crisis financiera. Lo que ocasiona una falta de crecimiento económico que influye directamente en el desempeño de salarios, empleos e ingresos.

También indica que la pobreza no creció en la misma magnitud en 2009, debido a que se incrementó la cobertura en necesidades básicas como educación, salud, calidad y espacios de vivienda, seguridad social y servicios básicos en las viviendas, en el periodo de 2008-2010.

Abundó que la falta de crecimiento económico en el largo plazo también influyó en el desempeño de salarios, empleos e ingresos; en tanto que la reducción del poder adquisitivo del ingreso tiene repercusiones importantes en el desarrollo social de la población, especialmente sobre la pobreza.

El Coneval especificó que el aumento en el número de personas en situación de pobreza estuvo relacionado con el crecimiento de la población que carece de acceso a la alimentación, que en el período que refiere subió 4.2 millones.

Para afrontar estos problemas, abundó, se tomaron diversas acciones de política pública, las cuales han mantenido en equilibrio las finanzas públicas.

Sin embargo, señaló que el conjunto de las acciones ha sido insuficiente para mejorar el nivel de ingreso de la población mexicana, ya que fortalecer diversos programas sociales resulta insuficiente para mejorar el bienestar de la población.

Por ello, señaló, se requieren cambios que incrementen el crecimiento económico, la creación de empleos, la productividad y combatan la desigualdad del país.

El informe de Coneval fue elaborado de acuerdo con lo estipulado en la Ley General de Desarrollo Social, a fin de contar con un diagnóstico de la política de desarrollo social con base en las mediciones de pobreza a nivel estatal y nacional, así como en las evaluaciones realizadas a programas y políticas sociales.

El documento constituye una herramienta de análisis para la sociedad y los actores que diseñan la política pública, que contribuye a la rendición de cuentas y mejorar el desempeño de la política de desarrollo social del país.

INFORME ÍNTEGRO

CONEVAL ENTREGA EL INFORME DE EVALUACIÓN DE LA POLÍTICA
DE DESARROLLO SOCIAL 2011 A RESPONSABLES DE LA POLÍTICA PÚBLICA
El Informe es una herramienta de análisis para la sociedad y para  los actores que
diseñan la política pública, con lo que se contribuye a la rendición de cuentas y a la
mejora en el desempeño de la política de desarrollo social del país.
La información se deriva de 550 evaluaciones realizadas a programas  y políticas
sociales y a los resultados de las mediciones de pobreza.
El Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social  2011  fue enviado al
Gobierno Federal, a gobiernos locales, a la Cámara de Diputados y Senadores, y a
los precandidatos  y  a  la  precandidata  de los diferentes partidos políticos a la
Presidencia de la República.
México, D.F.- De acuerdo con lo estipulado en la Ley General de Desarrollo Social (LGDS) y con
la finalidad de contar con un diagnóstico  de la política de  desarrollo  social  con base en las
mediciones de pobreza a nivel estatal y nacional, así como en las evaluaciones realizadas a
programas  y políticas  sociales, el  Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo
Social (CONEVAL) elaboró el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2011,
el cual  fue entregado a las siguientes instancias públicas:  gobierno federal (Presidencia de la
República, secretarías de Desarrollo Social, Hacienda y Crédito Público, y Función Pública), a la
Cámara de Diputados a través de las comisiones de Desarrollo Social, Presupuesto y a la Mesa
Directiva; a la Cámara de Senadores mediante la Comisión de Desarrollo Social; a la Auditoría
Superior de la Federación; a la Comisión Nacional de Desarrollo Social; a la Comisión
Intersecretarial de Desarrollo Social; a los gobernadores de las 32 entidades federativas, así como
a todos los precandidatos de los diferentes partidos políticos a la Presidencia de la República.
El  Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2011  es una herramienta  de
análisis para la sociedad en su conjunto y, en específico, para quienes deciden la política pública
en el país, que requieren información que apoye las mejores decisiones en los años por venir.
Este Informe  contribuye con la rendición de cuentas y  con  la  mejora en el desempeño de la
política de desarrollo social.
Las principales conclusiones que emite el CONEVAL en el Informe de Evaluación de la Política
de Desarrollo Social 2011 son las siguientes:
• El poder adquisitivo de los ingresos laborales de las familias mexicanas se vio afectado por
al menos dos eventos económicos: el incremento en los precios de los alimentos y la crisis
financiera que tuvo un efecto negativo sobre el mercado laboral del país. La falta de
crecimiento económico en el largo plazo ha influido también en el desempeño de salarios,
empleos e ingresos. La reducción del poder adquisitivo del ingreso tiene repercusiones
importantes sobre el desarrollo social de la población, especialmente sobre la pobreza.
• La población en situación de pobreza ascendió a 46.2 por ciento en 2010, lo que
representa 52 millones de personas. En comparación con 2008, hubo un aumento de 3.2
millones de personas. No obstante, el número promedio de carencias de la población en
pobreza disminuyó de 2.7 a 2.5.
• En comparación con la reducción que tuvo del Producto Interno Bruto en 2009, la pobreza
no creció en la misma magnitud, debido  a que en este periodo (2008-2010) se
incrementaron las coberturas básicas de educación, acceso a los servicios de salud,
calidad y espacios de la vivienda, los servicios básicos en las viviendas y la seguridad
social, ésta última especialmente con relación a la cobertura de la población adulta mayor,
factores que son parte de la medición de la pobreza. Los esfuerzos de la política de
desarrollo social  de los tres órdenes de gobierno  han contribuido a que la población en
México cuente con una mayor cobertura de servicios básicos.
• El incremento del número de personas en situación de pobreza estuvo relacionado con el
crecimiento de la población que carece de acceso a la alimentación, la cual aumentó en
4.2 millones entre 2008 y 2010, así como a la reducción del ingreso real de los hogares,
especialmente en las áreas urbanas.
• Para afrontar estos problemas se han tomado diversas acciones de política pública. Si bien
estas decisiones han mantenido en equilibrio las finanzas públicas, el conjunto de las
acciones ha sido insuficiente para mejorar el nivel de ingreso de la población mexicana.
• Fortalecer diversos programas sociales no es suficiente para mejorar el bienestar de la
población. Se requiere también cambios que incrementen el crecimiento económico, la
creación de empleos, la productividad y que combatan la desigualdad crónica del país.
• Hay un gran número de programas y acciones de desarrollo social en el Gobierno Federal
y se observa una gran dispersión y una potencial falta de coordinación. Se considera que
si se incluyeran  los programas de gobiernos locales, el problema sería aún mayor;
desafortunadamente no ha sido sencillo  tener información sobre la política de desarrollo
social de los gobiernos locales.
• No siempre queda clara la razón por la que se crean programas  de desarrollo social año
con año. Unos son creados por el Poder Ejecutivo, otros por el Poder Legislativo y también
por las entidades federativas, a través del Legislativo Federal y local. Posiblemente varios
de los programas son creados para resolver problemas concretos de la  población, pero
debido a que no siempre se cuenta con resultados claros en varios de estos programas, la
posibilidad de uso político es inevitable.
• Entre 2008 y 2010 aumentó la progresividad del gasto total analizado (el gasto se dirige
hacia la población en pobreza).  Esto se explica, por un lado, por el aumento en la
progresividad de algunos instrumentos de transferencias y, por el otro, por la reasignación
de recursos a favor de los instrumentos más progresivos y disminución de recursos
asignados a los instrumentos más regresivos (en particular el subsidio a gasolinas y diesel
que en 2008 tuvo un nivel excepcionalmente alto, cuya incidencia directa favorece
principalmente a grupos de ingresos medios y altos). Aún así, hay un gran número de
programas y acciones que no se dirigen a la población en pobreza. México puede hacer
mucho más para que el gasto público redunde en una reducción de la desigualdad social y
económica que el país enfrenta.
DIRECCIÓN DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN SOCIAL
Blvd. Adolfo López Mateos No. 160, Col. San Ángel Inn, Del. Álvaro Obregón.  México D.F. C.P. 01060| Tel. 5481 7257 | Fax 5481 7279
La versión completa del Informe está disponible en  www.coneval.gob.mx y está dividido  de la
siguiente manera:
En el capítulo I se presenta la evolución de las condiciones económicas de México en el corto,
mediano y largo plazos. El capítulo II describe la evolución del desarrollo social en México, se
toma como periodo central de atención 2008-2010, con base en la  medición de la pobreza e
indicadores complementarios de desarrollo social.
En el capítulo III se evalúa la política de desarrollo social, está dividido en dos partes; en la
primera, se analizan los resultados de los programas de desarrollo social clasificados de acuerdo
con las diferentes dimensiones con que se elabora la medición de la pobreza.
Asimismo, se describen y comparan de manera sistemática rasgos básicos del universo de
programas y de acciones del Gobierno Federal integrados en el Inventario CONEVAL de
Programas y Acciones Federales de Desarrollo Social 2010.
En la segunda parte se presentan las principales fortalezas y retos de la política de desarrollo
social; los temas específicos que se analizan son la dispersión de las acciones y de los programas
de desarrollo social, la incidencia distributiva y la equidad del gasto social, las acciones y
programas dirigidos a los pueblos indígenas, así como la consolidación del sistema de monitoreo y
evaluación en nuestro país.
Por último, en el capítulo IV se presentan conclusiones sobre el estado de la política de desarrollo
social en México y se formulan recomendaciones para mejorarla.

LEER INFORME COMPLETO