Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró anoche que la rapidez de contagio de la COVID-19 en México comienza a disminuir.

México, 9 de julio (EFE).- México registró este jueves 7 mil 280 casos de COVID-19 para establecer un nuevo récord diario de contagios, los cuales acumularon 282 mil 283 infecciones, con un crecimiento porcentual del 2.6 por ciento en las últimas 24 horas.

Las nuevas infecciones reportadas en esta jornada superan las 6 mil 995 que se registraron el día anterior y representan una nueva marca diaria por segundo día consecutivo.

Las autoridades sanitarias reportaron 33 mil 526 decesos desde el principio de la pandemia con un aumento de 730 defunciones en las últimas 24 horas, el 2.2 por ciento de incremento porcentual en un día; además de 2 mil 283 muertes sospechosas que tienen resultado pendiente.

La Ciudad de México se mantiene como la entidad que presenta el mayor número de casos acumulados con 55.344, que representan la quinta parte de los casos del país. Le siguen los estados de México (40 mil 957), Tabasco (13 mil 622), Puebla (13 mil 301) y Veracruz (13 mil 032), señalaron las autoridades.

En el informe diario sobre el coronavirus publicado por la Secretaría de Salud, se reportaron 80 mil 988 casos sospechosos, 95 más que los se registraron el día anterior, y que corresponden a personas que esperan el resultado de sus pruebas de laboratorio desde junio.

Las autoridades de salud señalaron que en el país se tiene un reporte de 29 mil 129 casos activos, que son pacientes con síntomas desarrollados en los últimos 14 días, mil 238 enfermos más con respecto a los 27 mil 891 del día anterior.

Los pacientes recuperados de la enfermedad al día de hoy son 172 mil 192, que representan el 61 por ciento del total de casos acumulados, indicaron las autoridades.

Desde el inicio de la pandemia, han sido sometidos a estudios un total de 699 mil 994 pacientes de los cuales 336 mil 373 tuvieron un resultado negativo.

México se encuentra desde el pasado 1 de junio en una nueva etapa del combate a la pandemia que se significa por la aplicación de un semáforo epidemiológico de cuatro colores que van del rojo de máximo riesgo, al naranja, de alta; al medio, de color amarillo y al verde de riesgo mínimo.