Dos días después, Tula sigue inundada. “Las familias no están solas”, asegura Fayad

09/09/2021 - 10:33 pm

En Tula los daños se produjeron principalmente en negocios y hogares, mientras que en Tepeji del Río, la mayor parte de la destrucción se debió a pérdidas de cosechas.

TULA, 9 de septiembre (AP) — Dos días después de que las inundaciones se cobraron al menos 14 vidas al norte de la capital de México, las calles de la localidad de Tula permanecían sumergidas el jueves mientras los embalses río arriba seguían liberando agua.

Según las autoridades, las fuertes lluvias de los últimos días en el centro del país llenaron las presas al máximo y el desfogue paulatino era la única opción para evitar males mayores, pero en Tula los problemas se multiplicaron.

El miércoles por la noche, el Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, y otras autoridades locales habían instado a los habitantes de esta ciudad y otras localidades vulnerables a trasladarse rápidamente a terrenos más altos porque había más agua en camino.

Fayad pasó el jueves recorriendo las comunidades afectadas. En Tula, los daños se produjeron principalmente en negocios y hogares, mientras que en Tepeji del Río, la mayor parte de la destrucción se debió a pérdidas de cosechas, indicó el Gobernador.

“Las familias de la región de Tula no están solas”, dijo Fayad a través de Twitter. “Estamos enfocando todos los esfuerzos en la gente ante esta emergencia provocada por un fenómeno natural. Se realizarán las investigaciones correspondientes para mejorar protocolos y evitar que una tragedia así vuelva a ocurrir”.

Al menos 14 muertes ocurrieron cuando el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tula se inundó la madrugada del martes, según funcionarios del centro sanitario. Todos eran enfermos COVID-19, algunos de los cuales no pudieron ser evacuados cuando ocurrió la emergencia y otros porque su estado se complicó.

Inicialmente, otras dos muertes se atribuyeron al hospital, pero funcionarios de salud dijeron que eran pacientes que murieron poco antes de que ocurriera la inundación por otras razones.

Había 54 pacientes en el hospital en ese momento. La electricidad se cortó alrededor de la medianoche y a las 3:00 a.m., en un período de aproximadamente 20 minutos, el nivel del agua subió rápidamente, apagando el generador de emergencia del hospital, dijo el miércoles Zoé Robledo, director del IMSS.

“Desafortunadamente, ni el personal directivo del hospital, ni la jefatura de prestaciones medicas, ni la delegación del IMSS en Hidalgo fueron advertidos ni oficial ni informalmente del fenómeno y su potencial ”, dijo Robledo en un mensaje de video en el que también reconoce que debido a lo súbito de los acontecimientos no hubo tiempo para una mejor reacción.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video