Residentes de la zona creen que el socavón es el resultado de la extracción excesiva de aguas freáticas de parte de las fábricas o de una planta embotelladora de agua en el área.

CIUDAD DE MÉXICO, 10 junio (AP).- Un enorme socavón que surgió a finales de mayo en un terreno de uso agrícola del centro de México se ha vuelto más grande que una cancha de futbol, comenzó a tragarse un a casa y tenía dos perros atrapados.

El Gobierno del estado de Puebla respondió el jueves a los emotivos llamados de amantes de los animales para que intentará rescatar a los canes, que estaban atrapados en una saliente dentro del hoyo, el cual tiene una profundidad de 15 metros (50 pies) hasta el nivel freático.

Debido a que la tierra suelta en los bordes sigue desplomándose hacia el fondo del socavón, el cual está cubierto por agua, el mandatario estatal calificó como peligroso el rescate de los animales. Durante el tiempo que permanecieron atrapados, los funcionarios dijeron que les estuvieron arrojando alimento a los dos cachorros, de nombre Spay y Spike.

Elementos de protección civil rescataron con vida a los perros que cayeron al socavón en la entidad. Foto: Mireya Novo, Cuartoscuro

La presión aumentó para que los funcionarios hicieran algo, con una una petición en Change.org que reunió cerca de 35 mil firmas. Hasta que se logró el rescate de los perros, que aparentemente jugaban en el campo agrícola que rodea al socavón, cayeron a él hace unos cuatro días.

El socavón ya tiene un diámetro superior a los 125 metros (400 pies) en algunos sitios, y podría tener una profundidad de hasta 45 metros (150 pies) en su punto más hondo. Es difícil saberlo, ya que está lleno de agua.

El Gobierno mexicano ha enviado a soldados para mantener a la gente a 600 metros (dos mil pies) de las orillas del hoyo.

“Lo estamos pasando muy difícil. Estamos dolidos por nuestro patrimonio”, dijo Magalena Xalamigua Xopillacle, cuya casa de ladrillo y hormigón está desplomándose lentamente hacia el agujero. “A veces nos sentimos mal de tanta tristeza”.

Algunos residentes de la zona creen que el socavón es el resultado de la extracción excesiva de aguas freáticas de parte de las fábricas o de una planta embotelladora de agua en el área. Pero el fondo está lleno de agua que parece tener corrientes fuertes, y la Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno de México ha señalado que los expertos creen que fue provocado por una especie de río subterráneo.

“Spay” y “Spike” dos canes que cayeron desde el pasado lunes al mega socavón. Foto: Cuartoscuro

“Es altamente posible que el origen del socavón se encuentre asociado a la presencia de flujos de agua subterránea”, de acuerdo con Protección Civil.

El Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, dijo que los expertos analizan ambas posibilidades y que, si se debe a la extracción de agua, cancelará los permisos.

Al mencionar el riesgo de que haya más fracturas en la tierra, la dependencia advirtió a la población que se mantenga alejada del lugar en el pueblo de Zacatepec, al este de la Ciudad de México.

“No es un atractivo turístico, ni un sitio para visitar con tu familia”, subrayó Protección Civil el miércoles.

Las autoridades pidieron a los pobladores no acercarse a la zona. Foto: Mireya Novo, Cuartoscuro

Las autoridades han colocado vallas de metal y han acordonado la zona para mantener a la gente alejada. El sobrevuelo de drones también ha sido restringido.