La plataforma Dada Room realizó un estudio entre sus usuarios y concluyó que existe un “horizonte preocupante para los jóvenes con sueños de independencia”, pues dedican en promedio el 47 por ciento de su ingreso en la renta de un apartamento.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Ciudad de México, 10 de julio (SinEmbargo).- Un nuevo estudio de Dada Room, una de las principales plataformas para compartir departamento en Latinoamérica, señala que los jóvenes mexicanos que deciden vivir fuera de casa de sus padres, destinan en promedio el 47 por ciento de su ingreso al pago de una renta.

Aunque el gasto utilizado en vivienda debe depender de las metas, la etapa de la vida y las prioridades de la persona, los expertos en finanzas personales recomiendan no destinar más del 30 por ciento de los ingresos en pagar una renta, pues de esta forma existen más posibilidades de contar con un presupuesto para imprevistos, ahorro y otro tipo de gastos que también son importantes.

“Destinar más de la mitad de tus ingresos en pagar una renta, es un gasto demasiado alto que no te permite construir bases para tus demás prioridades”, comenta Sofía Macías, experta en finanzas personales y autora del libro Pequeño Cerdo Capitalista. “Los jóvenes que deciden independizarse deben crear estrategias para reducir los costos de vivienda, y compartir departamento es una de las más inteligentes”, añade.

RENTAS A LA ALZA Y SUELDOS ESTANCADOS

El aumento de la relación entre el costo de las rentas y el ingreso promedio de los jóvenes agrava el panorama. Si a nivel nacional el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reporta un incremento promedio del 3 por ciento en los últimos cinco años en el costo de la vivienda alquilada, el aumento podría alcanzar hasta un 9 por ciento anual en la Ciudad de México.

En contraparte, la Secretaría del Trabajo calcula que la tasa de crecimiento anual del ingreso promedio de un profesionista es de 1.4 por ciento en el mismo periodo.

La situación empeora cuando se trata de jóvenes recién egresados; el costo promedio de un cuarto en la Ciudad de México es de 3 mil 800 pesos por mes y de 5 mil 200 pesos para un departamento para una sola persona. Considerando que el sueldo promedio de un recién egresado oscila entre los 5 mil y 10 mil pesos, el pago de una renta representa entre el 40 por ciento y la totalidad de lo que perciben.

COMPARTIR DEPA, UNA BUENA ESTRATEGIA

Gráfico: Dada Room

Gráfico: Dada Room

Frente a este panorama, compartir departamento entre varias personas seduce a cada vez más personas. El estudio sobre mil usuarios de Dada Room muestra que compartir departamento permite reducir el monto promedio dedicado a la renta en un 24 por ciento, en comparación con quienes optan por vivir solos.

En promedio, los roomies dedican solamente el 36 por ciento de su ingreso a la renta, una proporción similar a las parejas jóvenes que viven juntos. El rápido crecimiento que ha tenido una plataforma como Dada Room, confirma el atractivo del modelo de vivienda compartida: la plataforma ha registrado 350, mil usuarios a tan solo tres años de su creación.

“Es muy interesante ver la forma en que el perfil de las personas que comparten depart-mento ha evolucionado en los últimos años. Con este estudio, por ejemplo, nos dimos cuenta que contrario a lo que se piensa, actualmente un 23 por ciento tiene más de 30 años”, añade Pamela Olvera, co-fundadora de Dada Room.

En México aún no existen políticas públicas para ayudar a los jóvenes que buscan independizarse como las hay en algunos países de Europa, ya sea a través de apoyo económico o de un control de las rentas.

“Sin duda el fenómeno de compartir departamento seguirá en ascenso y se volverá más recurrente entre los jóvenes, no sólo a nivel nacional, también global”, concluye Pamela Olvera.