México

El descontento en México abre la puerta a la izquierda en 2018, dice un informe de inteligencia de EU

11/01/2017 - 6:00 pm

“Reformas importantes, como abrir la industria petrolera mexicana a la inversión extranjera, toman tiempo para dar sus frutos, pero las protestas antigubernamentales podrían aumentar si las decepciones siguen siendo más aparentes que los beneficios en los próximos años”, dice un reporte de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional del Departamento de Estado norteamericano. “Algunas partes de México han experimentado avances significativos en el desarrollo económico y la gobernabilidad, pero otras regiones continúan luchando contra la pobreza generalizada, la corrupción y la impunidad que alimentan altos niveles de violencia y tensión social”, expone.

Ciudad de México, 11 de enero (SinEmbargo).–  “Con las elecciones presidenciales de 2018 y con Enrique Pena Nieto limitado a un periodo, los votantes pueden inclinarse hacia una oposición más de izquierda que presione para revertir las reformas y los acuerdos comerciales, si éstas reformas no reducen la cruda desigualdad económica de México”.

El párrafo anterior es una advertencia hecha por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional del Departamento de Estado norteamericano. El informe se llama “La paradoja del progreso”. Está dentro del apartado “Tendencias Globales/ Anexo: Los próximos cinco años por región”.

“Tendencias Globales” –que tiene su propia página web–, de acuerdo con la misma oficina de inteligencia “abarca una amplia investigación y participación a través de una variedad de regiones y temas. Estas entradas múltiples están diseñadas para servir como bloques de construcción, ayudándonos a generar ideas más amplias para evaluar los riesgos estratégicos y las oportunidades para el mundo en los próximos 20 años”.

El informe dice que la salud de la economía estadounidense seguirá siendo la principal variable para la región, dada su gran tamaño y estrechos vínculos. “La recuperación de Estados Unidos desde la crisis financiera de 2008 ha sido más lenta y difícil que en recesiones anteriores, y la mayoría de los pronósticos prevén que el crecimiento económico de Estados Unidos será modesto –probablemente no lo suficientemente fuerte para impulsar el crecimiento en la región- durante los próximos años”.

Los economistas están divididos, agrega, sobre cuánto tiempo tardará la recuperación de Estados Unidos: “Algunos, que se centran en el período de siete años de la recuperación actual, advierten que la economía estadounidense ya está ‘atrasada’ para otra recesión basada en promedios históricos, mientras que otros observan que los períodos de expansión han sido más largos -hasta 10 años- en las últimas décadas”.

Esta recuperación es importante para el informe porque “repercutirá en la región [latinoamericana], reduciendo la demanda de bienes de los Estados Unidos y el flujo masivo hacia el sur de las remesas”.

Protesta de Morena hoy, en el Hemiciclo a Juárez de la CdMx. Foto: Agustin Guerrero. ‏@agustingc2012
Protesta de Morena hoy, en el Hemiciclo a Juárez de la CdMx. Foto: Agustin Guerrero. ‏@agustingc2012

“Incluso en un país cada vez más diversificado como México, las remesas de los Estados Unidos todavía representan alrededor del 2 por ciento del PIB, y representan hasta el 20 por ciento de la economía en Haití. América Central sería particularmente vulnerable, ya que las economías de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua ya están luchando entre 10 y 20 por ciento de su PIB por remesas”.

“Las reformas económicas y sociales de México también probablemente tendrán un impacto político moderado en el país y la región. El Presidente Peña Nieto ha promulgado amplias reformas en industrias clave -como el petróleo, las comunicaciones y las finanzas-, así como la educación, en un esfuerzo por mejorar la competitividad de México, pero el crecimiento no ha aumentado hasta el momento y el apoyo público se ha agravado por las acusaciones de corrupción, la violencia persistente, el debilitamiento del peso y las crisis domésticas, como la desaparición de 43 estudiantes”, señala el documento.

“Reformas importantes, como abrir la industria petrolera mexicana a la inversión extranjera, toman tiempo para dar sus frutos, pero las protestas antigubernamentales podrían aumentar si las decepciones siguen siendo más aparentes que los beneficios en los próximos años”, agrega.

Sentencia: “Además, el éxito o fracaso de las reformas de alto perfil de México podría afectar la voluntad de otros países de la región a asumir riesgos políticos similares”.

“Si un sentimiento más proteccionista se arraiga en los próximos años, particularmente en Estados Unidos y México, el futuro del comercio en la región podría estar en juego. La política interna estadounidense ha planteado dudas sobre el futuro del acuerdo comercial de la Asociación Trans-Pacífico (TPP), y uno de los principales candidatos presidenciales mexicanos a la izquierda para 2018 ha culpado al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Al mismo tiempo, sin embargo, el acuerdo comercial CAFTA-DR entre Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana ha generado menos controversia política debido a su alcance más modesto”, dice el documento.

El documento de inteligencia del Gobierno de Estados Unidos dice que “es probable que la cuestión de la inmigración en el Caribe, Centroamérica y México, e incluso en los viajes, sea más grande en la región en los próximos cinco años, a pesar de que el flujo de trabajadores de México a Estados Unidos ha caído desde la crisis financiera de 2008, aparentemente debido a la recesión económica, y a una revisión más estricta de la frontera con Estados Unidos y más oportunidades laborales y cambios demográficos en México”.

“Si el terrorismo se dispara en Estados Unidos y Canadá, las restricciones fronterizas más estrictas podrían limitar aún más el movimiento dentro de la región, con consecuencias políticas, económicas y sociales”, dice el documento.

“Las fuertes expresiones de sentimiento anti-inmigrante durante la campaña electoral de Estados Unidos han alimentado el resentimiento popular en México, que podría alimentar las elecciones presidenciales de México en 2018. Además, cuanto más estrecha sea la frontera, México más aumentará sus propios esfuerzos para ganar un mejor control de su frontera sur para disuadir a los centroamericanos de venir y permanecer en México si no llegan más al norte”, agrega el reporte de inteligencia.

Señala: “La preocupación por la violencia y el orden social será cada vez más importante para muchos países de la región, aunque por diferentes razones. Uno de los principales impulsores de la violencia es el comercio ilícito de drogas. La violencia es particularmente desenfrenada en el norte de América Central, ya que las pandillas y los grupos criminales organizados han socavado la gobernanza básica”.

“Algunas partes de México han experimentado avances significativos en el desarrollo económico y la gobernabilidad, pero otras regiones continúan luchando contra la pobreza generalizada, la corrupción y la impunidad que alimentan altos niveles de violencia y tensión social”, alerta el documento.

“En gran parte de la región, las organizaciones activistas de la sociedad civil pueden alimentar la tensión social aumentando la conciencia pública sobre la corrupción de las élites y la mala gestión en su impulso para una mejor gobernabilidad. En agosto de 2015, las revelaciones públicas de corrupción de alto nivel en Guatemala provocaron masivas protestas antigubernamentales, derribando al Presidente y al Vicepresidente, y grupos de la sociedad civil han ayudado a movilizar importantes manifestaciones en Honduras y México. La mayoría de estas protestas han sido pacíficas pero podrían volverse violentas a medida que crece la frustración pública con las élites políticas y económicas, o si los gobiernos usan una represión de gran alcance”, dice.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas