Según los primeros reportes, alrededor de 200 habitantes de diversos municipios veracruzanos realizaron una protesta frente a cuarteles de la Guardia Civil, Policía Federal y la Guardia Nacional en reclamo por presuntos abusos de autoridad cometidos por uniformados.

Ciudad de México, 11 de febrero (SinEmbargo).- Un enfrentamiento entre manifestantes y elementos de fuerzas de seguridad de Veracruz en el municipio de Isla dejó un saldo de dos agentes heridos y la detención de al menos 12 personas, mismos a los que les decomisaron un par de armas de fuego.

Según los primeros reportes, alrededor de 200 habitantes de diversos municipios veracruzanos realizaron una protesta frente a cuarteles de la Guardia Civil, Policía Federal y la Guardia Nacional en reclamo por presuntos abusos de autoridad cometidos por uniformados.

Durante la manifestación, un grupo de inconformes comenzó a lanzar piedras en contra de los elementos de seguridad y las instalaciones, además de que prendieron fuego a una patrulla de la Guardia Civil.

En respuesta, los agentes repelieron la agresión realizando disparos al aire, de acuerdo con declaraciones de testigos; además, un reportero de un medio local documentó la agresión de la que fue víctima por parte de las autoridades.

Policías de Veracruz agredieron al reportero José Alberto Carmona Contreras, integrante del medio local El Piñero de la Cuenca. El ataque fue trasmitido en directo.

“Hay detonaciones. Están disparando. Están disparando. Hay detonaciones por parte de la Fuerza Civil”, narró Carmona Contreras. El periodista mantuvo la cámara activa para documentar la forma agresiva en la que uniformados respondieron a una manifestación en el municipio veracruzano.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz informó a través de redes sociales que, derivado de dicho enfrentamiento, de llevó a cabo la detención de 12 personas, 8 hombres y 4 mujeres, además de que fueron decomisadas dos armas de fuego calibre 9 y 22 milímetros.

La dependencia recalcó que sólo hará uso de la fuerza como último recurso y siempre bajo los principios de proporcionalidad, respeto a los derechos humanos y protección a la vida humana.

En tanto, el Gobierno estatal condenó los hechos a través de un mensaje compartido en sus redes sociales y culpó a personas infiltradas en las protestas de ser las responsables de la quema de una patrulla.

“Lamentamos el ataque armado contra 2 elementos de las fuerzas coordinadas de seguridad y el incendio de una patrulla por personas infiltradas en un bloqueo a la entrada de Ciudad Isla. Conminamos a las instancias correspondientes a investigar los hechos y dar con los responsables”, apuntó.