“Un segundo trimestre en contracción pondrá a México en una recesión técnica lo que podría depreciar al peso y el mercado continuaría presionando por más recortes de tasas por parte del banco central [Banco de México, Banxico]”, destacó Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá del banco estadounidense.

Ciudad de México, 11 de julio (Noroeste).- México se encuentra en una recesión técnica, con un Producto Interno Bruto del primer trimestre en contracción evidente, además de señales claras de una caída también para el segundo cuarto de 2019, advirtió el equipo económico del Bank of America Merrill Lync (BofA MLynch).

“Creemos que México está en una recesión técnica puesto que el PIB se contrajo en el primer trimestre y esperamos que se contraiga de nuevo en el segundo trimestre”, aseguró el banco en un análisis dirigido a los inversionistas, realizado por Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá del banco estadounidense.

Señaló que los indicadores oportunos de abril, mostraron que la debilidad en la economía mexicana ha continuado en el segundo cuarto del año, mientras los servicios se contrajeron en la base mensual.

“Un segundo trimestre en contracción pondrá a México en una recesión técnica lo que podría depreciar al peso y el mercado continuaría presionando por más recortes de tasas por parte del banco central [Banco de México, Banxico]”, destacó Capistrán.

En el análisis titulado: “Emerging Insight. Is Mexico in a technical recession?”, se explicó a los inversionistas que las agencias calificadoras podrían considerar este contexto para confirmar una nueva degradación de la calificación soberana de México, que actualmente está cuatro escalones arriba del grado de inversión en Moody’s; tres en Standard & Poor´s y dos en Fitch.

Las notas en Moody’s y S&P tienen perspectiva negativa que indica una de tres posibilidades de un recorte, indicó el documento divulgado entre clientes del banco estadounidense de inversión.

El análisis establece que de confirmarse su pronóstico de una contraccion nueva en el segundo semestre, el Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador se verá obligado a reaccionar incrementando el gasto público nacional.

A pesar de la presión que advierte se ejercerá sobre el Banxico para recortar las tasas de interés, el BofA descarta que se confirme una reducción del rédito que se mantiene en 8.25 por ciento, el segundo más alto entre emergentes de América Latina, debajo del que paga Argentina.

A principios de julio, BofA recortó su expectativa de crecimiento para México de 1 a 0.7 por ciento, lo que no está acordé al objetivo del Gobierno mexicano, que se mantiene inamovible, en 1.6 por ciento.

La estimación oportuna del PIB al segundo trimestre será divulgada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el próximo 31 de julio.

El pasado martes, durante su primera conferencia como nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera Gutiérrez afirmó que la economía mexicana está “muy, muy lejos” de una recesión.

“Veo que sí ha habido una desaceleración a nivel global, que tiene un impacto también a nivel de la economía mexicana, pero creo que estamos aún muy, muy lejos de poder pensar que estamos cercanos a una recesión”.

El funcionario federal, designado como titular de la SHCP tras la renuncia de Carlos Manuel Urzúa Macías, detalló que en la pasada reunión del G-20 se destacó el golpe a la economía global por los conflictos y las tensiones comerciales.

“Estamos refinando la política fiscal alrededor de ello. Una de las primeras acciones que vamos a tomar es asegurarnos que el gasto va progresando al ritmo que estaba programado, que tenga un impacto no solamente en los programas a los que va destinado, sino un impacto por el lado de la demanda agregada”, abundó Herrera Gutiérrez.

“Aunque poco, la economía está creciendo. Y lo más importante: no hay recesión”, afirmó, por si parte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de julio pasado, en el Zócalo de la Ciudad de México, al presentar un mensaje con motivo del primer aniversario de su triunfo electoral.

La economía mexicana se contrajo 0.2 por ciento en el primer trimestre del año, respecto al anterior. Según especialistas nacionales y extranjeros, el país caerá en una recesión si acumula dos trimestres consecutivos con decrecimiento económico.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Noroeste. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.