¿Cuántas personas se han sentido agredidas al recibir un mensaje de texto con punto final? Sí ustedes han sentido que un punto en la conversación es signo de falta de sinceridad, les tenemos una noticia, un estudio comprueba que tenían razón.

Punto final en los textos, señal de que no tienes sentimientos. Foto: Apple

Punto final en los textos, señal de que no tienes sentimientos. Foto: Apple

Ciudad de México, 11 de diciembre (SinEmbargo).- Los mensajes de texto son uno de los métodos de comunicación más común. El rápido ritmo que se maneja en ellos imita una conversación cara a cara, lo que lleva a la cuestión de sí los aspectos no verbales críticos de la conversación, como el tono, se pueden expresar en la virtualidad.  

Gran parte de la investigación en este campo ha implicado grandes análisis, centrándose en el contenido de los textos pero sin considerar como se perciben estos mensajes por parte del receptor. 

Un estudio realizado en la Universidad de Binghamton se interesó por dicha interpretación. La pregunta concreta fue sí la puntuación sirve como una señal de información pragmática y social.

Los resultados arrojados reflejan que los mensajes de texto que terminan con punto se perciben como menos sinceros, probablemente porque las personas que los envían parecen no tener sentimientos.

El estudio dirigido por Celia Klin, le presentó a un grupo pequeño de estudiantes universitarios una serie de conversaciones enmarcados, ya fuera como mensajes de texto o notas escritas a mano.

Los mensajes experimentales contenían una invitación, seguida de una breve respuesta. Cuando esa respuesta terminaba con un punto final, los sujetos relacionaban la respuesta con falta de interés, y mucho menos sincera que cuando el mensaje no tenia puntuación. Dicho efecto no resultó en las notas escritas a mano.

De acuerdo a Klin y sus colaboradores, lo anterior es una muestra de que el uso de puntos en los mensajes de texto ha tomado su propio camino, y no va relacionado con el correcto uso del idioma. Ya no es sólo la manera apropiada de terminar una frase. Es un acto de guerra psicológica contra tus amigos.

“Los mensajes de texto carecen de muchas de las señales sociales utilizadas en conversaciones reales. Al hablar, la gente transmite fácilmente la información social y emocional con la mirada, las expresiones faciales, tono de voz, las pausas, y así sucesivamente”, dijo Klin en una declaración.”La gente, obviamente, no puede utilizar estos mecanismos cuando están enviando mensajes de texto, por lo tanto, tiene sentido que los mensajes dependan de lo que tienen a su disposición – emoticones, faltas de ortografía deliberadas que imitan los sonidos del habla y, según nuestros datos, la puntuación.”No es ninguna sorpresa que el lenguaje evolucione de maneras extrañas, el ingenio humano siempre ha encontrado la forma de adaptarse ante cualquier situación, y el mundo virtual no es la excepción. Parece ser que en este asunto las reglas gramaticales sobran.