El “Chapo” Guzmán lideró durante años uno de los cárteles de drogas más importantes de México. A partir del 2003 fue considerado el narcotraficante más importante del país. Su primera detención se produjo en 1993 y, tras varias fugas de diferentes prisiones, actualmente cumple cadena perpetua en una cárcel de máxima seguridad de EU.

Ciudad de México, 12 de septiembre (RT/SinEmbargo).- El narcotraficante mexicano Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, más conocido como “El Chapo” Guzmán, confesó en el 2016 a la criminóloga Mónica Ramírez Cano que su “única adicción son las mujeres”.

La criminóloga entrevistó hace cuatro años a quien fuera líder del Cártel de Sinaloa para crear un perfil del criminal, y este lunes ha colgado un video de cinco segundos en su cuenta de Twitter donde se puede ver un pequeño fragmento de la conversación. En las imágenes aparece Guzmán vestido con su traje de presidiario y se ve a Ramírez sentada frente a él, separados por una mesa.

Además, en sus declaraciones a Telemundo, compartidas por la cadena el 10 de septiembre, la mujer reveló los detalles de las confesiones que le hizo ‘El Chapo’ en aquel entonces, abordando también el tema de sus hijos. “Registrados me dijo que tenía 23, pero por ahí tiene 5 hijos más que no están registrados y seguramente muchos más ha de tener también”, explicó Ramírez.

La psicóloga habló más de 100 horas con el narcotraficante y según sus palabras, lo único de lo que se arrepentía era no haber convivido con sus hijos. A la respuesta sobre cuántos nombres escogió personalmente para ellos, “El Chapo” respondió: “Ninguno”. Asimismo, Ramírez agregó en sus revelaciones que las mujeres más importantes en la vida del criminal fueron su madre y su abuela.

La experta ha calificado a Guzmán en diversas entrevistas durante los últimos años como una persona muy estratégica y con muy buena memoria. Aunque no puede violar el secreto de confesión terapéutica, sí ha podido dar algunos brochazos sobre su personalidad.

Según la criminóloga, tiene un coeficiente intelectual dentro de la media, aunque ha desarrollado ciertas habilidades de una manera importante: la capacidad estratégica, la visión y su actitud resolutiva. Añade que el ahora preso no tiene tendencias suicidas y no cumple todos los requisitos para ser un psicópata, aunque sí tiene algunos rasgos psicópatas y narcisistas.

CADENA PERPETUA

El “Chapo” Guzmán lideró durante años uno de los cárteles de drogas más importantes de México. A partir del 2003 fue considerado el narcotraficante más importante del país. Su primera detención se produjo en 1993 y, tras varias fugas de diferentes prisiones, actualmente cumple cadena perpetua en una cárcel de máxima seguridad de EU.

En el juicio, que tuvo lugar entre noviembre del 2018 y febrero del 2019, fue condenado por los cargos de narcotráfico, violencia con armas y blanqueo de capitales.

El pasado 5 de septiembre, el equipo legal de “El Chapo” Guzmán apeló la sentencia a cadena perpetua que un Juez de Nueva York le imputó, hace un año, por tráfico de dogas hacia Estados Unidos.

“El Chapo” fue encontrado culpable de todos los cargos y sentenciado a cadena perpetua. Foto: EFE

De acuerdo con los reportes, la apelación fue presentada antes de la medianoche en la corte de apelaciones del segundo circuito de Nueva York.

En este sentido, los abogados del capo revelaron a la agencia AFP que el proceso puede durar de dos a cinco años, pero esperan que la apelación sea aceptada y “El Chapo” tenga un nuevo juicio.

El abogado Marc Fernich señaló que el juicio contra el otrora líder del Cártel de Sinaloa estuvo empañado por la extralimitación de poderes tanto del Gobierno estadounidense como de su sistema judicial.

EL JUICIO

El 12 de febrero de 2019, Joaquín “El Chapo” Guzmán, considerado el rey de las drogas por Estados Unidos, fue declarado culpable de narcotráfico, tras dirigir al poderoso Cártel de Sinaloa durante 25 años.

En tres meses, con al menos 40 sesiones judiciales, más de una docena de sus antiguos socios, empleados y colaboradores delataron su extensa red de operaciones, su carácter despiadado y cómo diversas autoridades fueron pieza clave y jugaron un papel relevante en su carrera, ascenso y expansión del Cartel de Sinaloa.

Durante el juicio en Estados Unidos, el nombre de Genaro García Luna salió a relucir como uno de los funcionarios sobornados por el Cártel de Sinaloa entre 2001 y 2012.

Jesús Zambada, hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, dijo durante su testimonio en Nueva York, que el Cártel de Sinaloa reunió un fondo de 50 millones de dólares para sobornar al entonces súper Secretario de Seguridad Pública.

Joaquín Guzmán Loera. Foto: Cuartoscuro.

Incluso aseguró que él mismo le entregó al ex funcionario de Calderón 3 millones de dólares en un maletín. Con ello, precisó, el cártel quería asegurarse de que un comandante que simpatizaba con su hermano, “El Mayo” Zambada, estuviera a cargo de la policía en Culiacán, Sinaloa.

Frente al jurado, se presentaron testimonios que relataron los pormenores del transporte y distribución de cientos de toneladas de estupefacientes, o supuestos pagos de sobornos a los más altos cargos de México en los sexenios de los ex presidentes Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Las historias contadas por los 14 de los antiguos colaboradores de Joaquín Guzmán, sumadas a las de otros 42 testigos de la Fiscalía, fueron las que llevaron al jurado a declarar la culpabilidad del capo, luego de seis días de deliberaciones.

Tras la sentencia, “El Chapo’” fue trasladado a la prisión de máxima seguridad de ADX Florence, ubicada cerca de Florence, Colorado, en donde pasará el resto de sus días tras haber sido condenado por narcotráfico.

En el mencionado penal, considerado uno de los más seguros del mundo, el narcotraficante mexicano tiene vigilancia permanente y está aislado al menos 22 horas al día.

El Cártel de Sinaloa junto y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) son las organizaciones criminales mexicanas que se imponen en México, pero que su dominio también se extiende en territorio de Estados Unidos, de acuerdo a datos del Congreso estadounidense, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y la Fiscalía General de la República (FGR) de México,

La presencia y/o influencia del Cártel de Sinaloa abarca el 60 por ciento del territorio mexicano, mientras que en EUA opera en el 74 por ciento de las 50 entidades federativas. Por su parte, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), tiene influencia en el 70 por ciento de suelo y opera en el 75 por ciento de México.

Para algunos analistas el Cártel de Sinaloa sigue siendo poderoso, dado su dominio internacional y su infiltración en los niveles superiores del Gobierno mexicano, mientras que otros, analistas sostienen que está en declive por su ruptura en facciones y la violencia por tensiones intra-organizacionales. “El Cartel de Sinaloa está ahora bajo presión y su futuro sigue sin estar claro”, señala el reporte “México: Crimen Organizado y Organizaciones de Tráfico de Droga” (2019) del Servicio de Investigación del Congreso estadounidense (CRS, por sus siglas en inglés).“El Cartel de Sinaloa está ahora bajo presión y su futuro sigue sin estar claro.

-Con información de Sugeyry Romina Gándara y EFE.