La carta de los demócratas amenaza implícitamente con un bloqueo legislativo y la potencial interrupción administrativa del Gobierno si los republicanos tratan de adjuntar disposiciones controvertidas de la agenda de Trump a la legislación presupuestaria para obligar a su ejecución.

Washington, 13 marzo (EFE).- Los líderes demócratas del Senado de Estados Unidos advirtieron hoy a la mayoría republicana de que se opondrán a la inclusión de una partida de fondos en los presupuestos del país para la construcción de un muro en la frontera con México.

La advertencia, encabezada por el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, se produjo en una carta enviada hoy al líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell.

La misiva también advierte contra la inclusión de otras “píldoras venenosas”, tales como disposiciones para revertir las protecciones ambientales o de los consumidores.

“Creemos que sería inapropiado insistir en la inclusión de la financiación (del muro) en un proyecto de ley de asignaciones obligatorias que es necesario para que la mayoría republicana en control del Congreso evite un cierre del Gobierno tan temprano en la Administración del Presidente (Donald) Trump”, aseguraron.

La propuesta de Trump para el muro fue una de sus grandes promesas de campaña, para la que rubricó una de sus primeras órdenes ejecutivas como mandatario, al asegurar que los mexicanos reembolsarían el coste del mismo, aunque inicialmente tenga que ser sufragado por las arcas federales.

Ante esas afirmaciones, se desató una crisis diplomática con México que provocó la cancelación de una visita a Washington de su Presidente, Enrique Peña Nieto.

La carta de los demócratas amenaza implícitamente con un bloqueo legislativo y la potencial interrupción administrativa del Gobierno si los republicanos tratan de adjuntar disposiciones controvertidas de la agenda de Trump a la legislación presupuestaria para obligar a su ejecución.

El coste estimado del muro ha pasado de los 8 mil millones de dólares que calculó inicialmente Trump hasta 21 mil 600 millones, según las más recientes cifras del Departamento de Seguridad Nacional.

Está previsto que la Casa Blanca envíe su propuesta presupuestaria al Congreso a lo largo de esta semana.

LA PROPUESTA DE TRUMP

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enviará esta semana al Congreso su propuesta de presupuesto para 2018, que incluye un aumento del gasto en defensa y recortes en medioambiente, educación y vivienda, informaron hoy medios locales.

Trump pedirá a sus correligionarios republicanos, con la mayoría en el Congreso, que reduzcan las partidas destinadas al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, al Departamento de Educación y a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), dirigida por Scott Pruitt, un escéptico del cambio climático.

En concreto, según medios locales, Trump planea recortar en un 25 por ciento el presupuesto en medioambiente y acabar con 3.000 puestos de trabajo en la Agencia de Protección Medioambiental, la rama del Gobierno encargada de implementar las políticas relacionadas con la lucha contra el cambio climático.

El Gobierno de Trump también quiere eliminar una partida del Departamento de Vivienda de 3 mil millones de dólares destinada a proveer viviendas decentes y asequibles a las comunidades más vulnerables, así como a la creación de empleos mediante la expansión de negocios en áreas deprimidas.

No obstante, el Gobierno planea aumentar en 54.000 millones de dólares el presupuesto destinado al Departamento de Defensa.

“Desafortunadamente, no tenemos otra alternativa que reinvertir en nuestro cuerpo militar y convertirnos de nuevo en una potencia militar de primer orden”, dijo este domingo el asesor económico de la Casa Blanca, Gary Cohn, en una entrevista en la cadena Fox.

El gasto militar de Estados Unidos en 2015 fue ya de 601 mil millones de dólares, una cifra mayor al presupuesto militar de los siete países del mundo que gastan más en defensa después de EU.

Según medios locales, el Gobierno también tiene previsto incrementar el presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para financiar la construcción del muro fronterizo entre México y EU., así como la contratación de 15 mil nuevos agentes fronterizos, una propuesta que recoge uno de los decretos de Trump.

Un grupo de legisladores demócratas expresó hoy su preocupación por el aumento del gasto para construir el muro, cuyo coste estimado ha pasado de los 8 mil millones de dólares que calculó inicialmente Trump hasta 21.600 millones, según las últimas cifras del Departamento de Seguridad Nacional.

Para poder financiar el muro, Trump recortará en un 14 por ciento el presupuesto para 2018 de la Guardia Costera, según un boceto al que accedió la semana pasada The Washington Post.

Además, según medios locales, el presidente cumplirá con su promesa de honrar a los veteranos de guerra y reformar el Departamento de Asuntos de los Veteranos, que verá aumentar su presupuesto.

La filosofía de Trump de “Estados Unidos primero” también hará que el presidente recorte en un 37 por ciento el presupuesto del Departamento de Estado, una drástica reducción que podría limitar la asistencia estadounidense al desarrollo y la ayuda económica a Latinoamérica, según apuntan los expertos.

La Casa Blanca ha confirmado que este jueves presentará su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2018, que comprende el período desde el 1 de octubre de 2017 hasta el 30 de septiembre de 2018.