Largas filas de gente esperando los fines de semana, tortillas recién hechas, frías cervezas de barril, quesadillas atiborradas, su aguacate con chile habanero y por supuesto, la birria que conserva la misma receta y calidad que la que hace más de tres décadas don Artemio Cabrera aprendió a hacer en La Huacana, Michoacán. Un clásico curacrudas de la Ciudad de México celebra su cumpleaños número 30.

Ciudad de México, 13 de abril (SinEmbargo).– Dicen los que saben, que en Santa Úrsula Coapa y Santo Domingo, al sur de la Ciudad de México, hay una de las riquezas gastronómicas y culturales más grandes de la capital del país. Está Ciudad Universitaria, está el Estadio Azteca, está el MUAC, están Las Aztecas y por supuesto, está Michoacaníssimo.

“En el Michoacaníssimo se sirve un plato cazuelero grande de una suave y jugosa carne de chivo marinada en chiles secos y otros ingredientes de surtida o de maciza, caldosa y calientita con limón, cilantro, salsa y cebolla. El refill del caldo es hasta llenarse. Acompañado de quesadillas con tortillas hechas a mano, un plato de aguacate preparado que se pide aparte. Bolas de cerveza de barril o de botella, aguas, jugos y postres”, es como se presenta este restaurante.

El pasado 14 de marzo fue la primera vez que la familia Cabrera celebró con bombo y platillo un aniversario de la birriería, ubicada al final de avenida Santa Úrsula, en el Pedregal del mismo nombre. Por ello, Mundano platicó con Yara Cabrera, heredera de la receta y el gusto por la atención al cliente.

– ¿Qué es lo que los ha mantenido en el gusto de la gente durante 30 años?

– Yo creo que ha sido la consistencia, siempre manejar una línea de calidad en la comida, nunca variarlo. La constancia también en el trabajo, que nunca se ha cerrado, todos los días abrimos con los mismos horarios, esas han sido las claves del éxito. Y por supuesto, la birria. Aparte también el personal, todo ha sido constante, desde la calidad de los productos hasta el buen servicio.

– ¿Cómo definirías a Michoacaníssimo, es un restaurante tradicional, un curacrudas?

– Definirlo en una sola cosa estaría complicado porque tenemos muchos targets, entre semana es muy oficinista y familiar, pero en fines de semana es totalmente para curártela aunque también vienen familias, sobre todo los domingos, así como los crudos que quieren seguirla o curarla, ahí también están.

Las quesadillas, el segundo platillo más pedido. Foto: Cortesía MIchoacaníssimo

– Cuéntanos un poco de la historia del restaurante

– La receta la inició mi abuelo don Artemio Cabrera hace poco más de 30 años, él vivía en un municipio de Michoacán que se llama La Huacana, pero decidió venir a la Ciudad de México por necesidad. Comenzaron con un puesto de lámina muy pequeño y poco a poco empezaron a tener sus clientes, de hecho tenemos clientes desde esa época hasta ahorita que son muy fieles. Empezaron a crecer, pudo ahorrar dinero y adquirir una accesoria que está al final de la avenida, ahí es donde comenzó un poco más grande la época de Michoacaníssimo, que antes se llamaba El Michoacano.

Así estuvo durante unos 15 años hasta que se pudo adquirir el terreno de la esquina que ahorita es la parte donde están la terrazas y que es justamente donde inició, es la esquina donde se ponía el puesto de lámina. Mi abuelo fallece antes de eso y el negocio queda a cargo de mi papá, el señor Martín Cabrera, con él empieza la era del Michoacaníssimo.

– Además de la birria, ¿cuál es otro de sus platillo estrella?

– Aparte de la birria, lo más famoso son las quesadillas, sin duda alguna son algo que siempre piden, la gente queda fascinada porque el queso es artesanal, muy rico, las quesadillas son muy grandes. Para beber, la cerveza de barril.

La espera en fines de semana puede ser de más de 40 minutos, pero valdrá la pena. Además se puede disfrutar de música de mariachi o el grupo Los SkaMoles Foto: Cortesía de Michoacaníssimo

– ¿Cómo se sienten ustedes de que un negocio familiar se haya convertido en una de las mejores birrias de la CdMx, todo un clásico sureño?

– Nunca habíamos festejado un aniversario, como que no nos la creíamos mucho. Hemos visto muchos logros, clientes fieles desde que empezamos hasta nuevas generaciones que sin duda nos siguen eligiendo y eso nos da mucho orgullo porque quiere decir que estamos haciendo las cosas bien y continuamos con lo que un día empezamos a ofrecer.

Estamos muy orgullosos de lo que hemos logrado y obviamente queremos seguir aportando más cosas, estamos buscando más sucursales para que  podamos tener más acceso a otros lados, hay muchos clientes que vienen de muy lejos. Ahora estamos en busca de eso, ya no agrandar la que tenemos sino explorar otros lados

– ¿Hacia dónde tienen pensado expandirse?

– Tenemos pensados dos lugares: Satélite, tenemos muchos clientes de allá y nos han pedido muchas veces que consideremos poner algo y otra es más o menos por la Del Valle, hay muchos oficinistas que justamente a la hora de la comida nos visitan y han solicitado muchas veces que pongamos otras sucursales.