El 11 de agosto de 2020, Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, aseguró que el exsenador Jorge Luis Lavalle recibió 25 millones de pesos provenientes de la empresa brasileña Odebrecht con el fin de aprobar la Reforma Energética, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Ciudad de México, 13 de abril (SinEmbargo).- Un Juez federal vinculó a proceso a Jorge Luis Lavalle por los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho.

El exsenador del Partido Acción Nacional (PAN) está señalado por supuestamente haber recibido dinero por parte de Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), para aprobar la Reforma Energética durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El dinero supuestamente provenía de la constructora brasileña Odebrecht.

La vinculación a proceso fue establecida por el Juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, Marco Antonio Fuerte Tapia. Lavalle permanecerá en prisión preventiva.

El pasado 9 de abril, los representantes de la Fiscalía General de la República (FGR) lograron acreditar que había riesgo de fuga por parte del exlegislador –cuyo secretario fue exhibido mientras recibía fajos de billetes en el Senado de la República–, por lo que el Juez le había impuesto la medida de prisión preventiva oficiosa.

Ayer, sus abogados negaron que su cliente hubiera recibido dinero por parte de Lozoya Austin.

En la audiencia, la defensa del exsenador presentó 20 datos de prueba con la finalidad de evitar que Lavalle fuera vinculado a proceso, luego de que supuestamente aceptó sobornos para aprobar la Reforma Energética, en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el abogado de Lavalle, parte de los datos de prueba se encuentran en los testimonios de Francisco Olascoaga Rodríguez, jefe del Departamento Administrativo del director de Pemex y Rodrigo Arteaga Santoyo, secretario particular de Lozoya Austin.

En dichas declaraciones, los dos operadores desmintieron haber recibido dinero y repartirlo para que se aprobaran las reformas estructurales de 2013, que también estuvieron influenciadas por la empresa brasiñeña Odebrecht y otras compañías extranjeras.

El 11 de agosto de 2020, Lozoya Austin aseguró en sus testimonios que Lavalle recibió 25 millones de pesos provenientes de la empresa brasileña Odebrecht.

El dinero que habría recibido Lavalle, según el director de Pemex durante el sexenio peñista, fue triangulado a través de diversas compañías, junto a otros senadores del PAN y el PRI por la aprobación de la reforma energética.

LAVALLE Y LOZOYA

Las acusaciones contra Lavalle se desprenden de la denuncia del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, en la que acusa a otros políticos y exaltos funcionarios, entre ellos los expresidentes Enrique Peña, Felipe Calderón Hinojosa y Carlos Salinas de Gortari.

Los ahora exsenadores del PAN lo extorsionaban para que se aprobaran las reformas estructurales de 2013, según denunció Lozoya ante la FGR.

“El grupo que ejecutaba estas extorsiones era el compuesto por Francisjo Javier García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez Servién, Salvador Vega Casillas y Jorge Luis Lavalle Maury”, manifestó Lozoya.

El dinero que habría recibido Lavalle, según el director de Pemex durante el sexenio peñista, fue triangulado a través de diversas compañías, junto a otros senadores del PAN y el PRI.

Todos los implicados han rechazado las acusaciones de Lozoya, incluso han interpuesto denuncias en su contra como es el caso del excandidato presidencial Ricardo Anaya.

Lavalle por su parte acusó que hay “perversas intenciones” que lo involucran con ese escándalo político.

“Esta reforma fue planteada desde hace muchos años por el PAN y resulta absurdo que se pretendan ligar los malos manejos que se hicieron en la administración pasada con la aprobación de una reforma que era y sigue siendo necesaria para México”, escribió el expanista en un mensaje publicado en la misma red social, cuando se filtraron las primeras declaraciones de Lozoya ante las autoridades mexicanas.

En un video difundido en YouTube desde la cuenta registrada a nombre de Juan Jesús Lozoya Asutin, hermano del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, exhibió la entrega de maletas de dinero a Guillermo Gutiérrez Badillo, ahora exsecretario particular del panista Francisco Domínguez Servién, actual Gobernador de Querétaro, y Rafael Jesús Caraveo Opengo, exsecretario técnico de la Comisión de Administración del Senado, cuyo jefe directo era precisamente Jorge Luis Lavalle.

La policía española detuvo a Lozoya el 12 de febrero de 2020 en una lujosa urbanización de la española Costa del Sol, en la provincia de Málaga y su caso había cumplido más de un sin año avances públicos y en medio de negociaciones cuestionadas.

Lozoya llegó extraditado el 17 de julio a México, donde la FGR lo acusa de recibir 10.5 millones de dólares de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht para la campaña de Peña Nieto. Además, una vez nombrado director de Pemex, habría comprado a sobreprecio la planta de fertilizantes inservible Agronitrogenados deAltos Hornos de México (AHMSA) a cambio de sobornos.

Pero no pisó la cárcel, pues negoció con las autoridades entregar información a cambio de que se le retiraran los cargos.

-Con información de EFE.