Hace 15 días, la Unidad de Inteligencia Financiera congeló las cuentas bancarias de “Billy” Álvarez, presidente de la Cooperativa La Cruz Azul, y las de su hermano Alfredo, vicepresidente, por presunto lavado de dinero y delincuencia organizada. Desde entonces, una serie de acusaciones entre la directiva y la parte acusadora (disidentes) han develado actos como compra-venta de jugadores a precios inflados, paraísos fiscales y empresas fantasma. El vocero de la organización asegura que el grupo disidente lo conforman solo 30 personas quienes se han encargado de difamar y no descartan acciones jurídicas.

Ciudad de México, 13 de junio (SinEmbargo).– El grupo disidente de la Cooperativa La Cruz Azul lo conforman solo 30 personas, no el 80 por ciento que dicen, y se ha encargado de manchar la imagen de la empresa, por lo que la organización aún dirigida por “Billy” Álvarez Cuevas no descarta acciones jurídicas una vez terminado el proceso.

“En el momento en que la autoridad se exprese y se oficialice la situación jurídica de ‘Billy’ se van a llevar a cabo las medidas pertinentes porque tú no puedes salir a difamar, a mentir y a hacer un daño moral institucional de esta magnitud sin asumir las consecuencias”, dijo en entrevista Jorge Hernández, vocero de la Cooperativa Cruz Azul.

Para el vocero, debe haber un responsable de todas estas estrategias jurídicas en contra de Guillermo “Billy” Álvarez, presidente de la Cooperativa y quien es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por presunto lavado de dinero y delincuencia organizada, así como por movimientos irregulares de dinero por 1,200 millones de pesos.

“Esa persona tendrá que responder al daño moral que haya creado en contra de la organización y de los dueños de la organización, en este caso los cooperativistas, porque se afecta a una institución que tiene más de 760 dueños y de la cual dependen más de 10 mil 500 familias”, aseguró Hernández.

Las acusaciones en contra de “Billy” Álvarez no son nuevas, antes de esta denuncia –la única que ha prosperado jurídicamente– hubo otras que comenzaron hace más de 10 años y que nunca se consolidaron por la protección que desde las autoridades tenía el directivo de la Cooperativa Cruz Azul, según declaraciones de Guillermo Barradas, abogado de las presidencias del Consejo de Administración y del Comité de Vigilancia de la Cooperativa, que representa a la parte disidente.

“Ha habido muchos hechos que lamentablemente se han denunciado y por todo el dinero que tiene (‘Billy’) y todas las relaciones no había prosperado y las habían archivado”, dijo Guillermo Barradas. “Por ejemplo, en su momento hubo un escándalo de hechos que involucraba a Carlos Terroba Wolf y también hubo unas cuentas en Suiza, pero el problema es que en sexenios anteriores terminaron protegiéndolos”.

Barradas destacó que el 84 por ciento de los más de 760 socios cooperativistas quieren que “Billy” Álvarez dé una explicación de los malos manejos que ha tenido la Cooperativa. “Hay un hartazgo hacia ‘Billy’, dicen que ya basta, que ya se vaya, que deje de estar robando”, señaló.

Sin embargo, Jorge Hernández, vocero de la Cooperativa Cruz Azul, afirmó que los disidentes son 30 personas, no más, y que la mayoría de la organización respalda la administración de “Billy”, quien lleva 32 años al frente de la directiva.

“No hay una manifestación por parte de la disidencia donde se vea al número de personas que dicen (80 por ciento). Los disidentes son 30, no más. Incluso ha habido manifestaciones públicas por parte de los cooperativistas donde externan su apoyo a la actual administración y su hartazgo a las acciones mediáticas y jurídicas que está llevando a cabo este grupo de disidente”, aseguró.

Las manifestaciones de apoyo a “Billy” Álvarez a las que se refiere el vocero son dos: una fue al sur de la Ciudad de México en el hotel Royal Pedregal en el mes de diciembre del año pasado, y otra fue en Palacio Nacional este año. Pero por parte de la disidencia han habido protestas públicas desde 2012, según consignan notas periodísticas de ese año.

En abril de 2012 un grupo de socios de la Cooperativa La Cruz Azul se manifestó en el Zócalo de la Ciudad de México para pedirle a la entonces Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (hoy Fiscalía General de la Ciudad de México) imparcialidad en la averiguación previa que se le seguía a “Billy” por el delito de administración fraudulenta. En esa ocasión los trabajadores reclamaron a la autoridad su actuación parcial en la denuncia que le permitió al presidente del Cruz Azul “autoperdonarse” en el caso que se seguía en su contra.

PROTESTAS-CONTRA-BILLY-ÁLVAREZ-CRUZ-AZUL

En esta imagen de abril de 2012 se observa a miembros del Consejo de Administración de la Cooperativa Cruz Azul en un plantón frente a las instalaciones de la Jefatura de Gobierno para exigir transparencia y justicia en el proceso legal que se seguía en contra del señor “Billy” Álvarez por presunta administración fraudulenta. Foto: Pedro Anza, Cuartoscuro.

En noviembre y diciembre de 2019 hubo otras protestas en contra de Álvarez, y este 2020 hubo una frente a Palacio Nacional en donde “Billy” fue recibido a gritos y empujones por parte de algunos socios y trabajadores de Cooperativa La Cruz Azul. En los videos que algunos medios circularon en la Red se observa a los manifestantes gritándole: “corrupto”, “vas a acabar en la cárcel” y “fuera ‘Billy'”.

Para el vocero de la Cooperativa Cruz Azul, estas manifestaciones mediáticas y las denuncias “manchan la imagen de una institución de más de 100 años en México y de más de 80 años como Cooperativa”. Sin embargo, dijo que estas expresiones no han generado división en la organización, al contrario.

Jorge Hernández acusa a los disidentes de poner el riesgo los empleos y salarios del 100 por ciento de la empresa con estas acusaciones, ya que en un principio la UIF también bloqueó las cuentas de la organización. Actualmente solo las cuentas de “Billy” y su hermano Alfredo están congeladas.

¿EL HERMANO INCÓMODO?

Sobre las acusaciones que realizó Alfredo Álvarez, quien presentó 14 pruebas ante la UIF que podrían confirmar la culpabilidad de su hermano “Billy”, el vocero detalló que él estuvo suspendido de la organización a partir del 2010 y regresó a sus funciones hasta el 2018-2019, por lo que es imposible que tuviera conocimiento de las supuestas operaciones ilícitas. Además señaló que mientras Alfredo no haga públicas las acusaciones, la Cooperativa no fijará postura alguna.

“El señor Alfredo Álvarez no ha declarado, son las declaraciones del abogado (de los disidentes). Me llama la atención que tengan las declaraciones de un juicio, ¿le están filtrando información?, porque hacer del orden público esas declaraciones es un delito”, indicó. “Hasta que el señor Alfredo no declare ante los medios nosotros no podemos hacer señalamientos, ahorita es mera especulación”.

Alfredo Álvarez es el actual director de Planeación Estratégica de la Cooperativa, sin embargo, el vocero aseguró que no han tenido contacto con él: “No lo hemos visto, por eso no podemos contestar a nada que dijo una tercera persona”.

ESTRATEGIA DE DEFENSA

Santiago Nieto Castillo, Jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), informó esta semana que la Cooperativa La Cruz Azul tiene que comprobar el motivo del por qué contrataron más de 300 millones de pesos con empresas fachada y mencionó que los directivos solicitaron su garantía de audiencia.

Sobre este tema, el vocero de la Cooperativa detalló que le dan seguimiento a lo que piden las autoridades para entregar las pruebas de la inocencia de “Billy” en el menor tiempo posible.

“Hacemos caso de los señalamientos de las autoridades y respondemos en consecuencia, lo que sigue es demostrar para qué actividad se contrató el servicio, tener la procedencia, los entregables y la justificación de cada uno de ellos para deslindar cada uno de los servicios”, puntualizó.

Jorge Hernández precisó que Cruz Azul no es una empresa fiscalizadora, sino que posee muchos proveedores, los cuales les entregaron los documentos fiscales que correspondían al momento de la contratación.