Interjet tendrá el apoyo de dos banqueros reconocidos en el país, uno es Carlos Cabal Peniche quien ha sido relacionado con el desvió de recursos a empresas privadas producto del Fobaproa.

“Confiaron en México, en Interjet y en la familia Alemán, para impulsar la capitalización a través de un fondo de inversión con más de 150 millones de dólares”, expresó la aerolínea.

Ciudad de México, 13 de julio (SinEmbargo).- Alejandro del Valle y el polémico banquero Carlos Cabal Peniche, relacionado con el Fobaproa, encabezan el grupo apoyo financiero para la aerolínea Interjet, que como todas las empresas del sector aéreo se ha visto afectada por el freno de la movilidad producto de la pandemia del nuevo coronavirus.

Interjet anunció en un boletín de prensa, fechado el 12 de julio en la Ciudad de México, que debido a la “coyuntura crítica” de la pandemia de la COVID-19 inició el proceso de una “profunda” reestructuración financiera en su interior.

“En esta nueva etapa, Miguel Alemán Velasco permanece como presidente Fundador y Miguel Alemán Magnani como presidente del Consejo de Administración, que lleva a cabo el plan de reestructuración de la empresa, cuyos detalles se darán a conocer próximamente”, aseguró la aerolínea.

Interjet agradeció el apoyo de un grupo de inversionistas, como Carlos Cabal Peniche y Alejandro del Valle quienes acordaron impulsar económicamente a la empresa, recursos que serán empleados para reforzar la estructura interna y el plan de operaciones.

“La aerolínea agradece la firme decisión de un grupo de inversionistas, encabezados por los empresarios Carlos Cabal Peniche y Alejandro del Valle, quienes confiaron en México, en Interjet y en la familia Alemán, para impulsar la capitalización a través de un fondo de inversión con más de 150 millones de dólares”, continuó el comunicado.

carlos-cabal-peniche

El empresario Carlos Cabal Peniche. Foto: Cuartoscuro.

Los inversionistas que llegaron a apoyar a Interjet con sus operaciones tienen una amplia trayectoria en el sector financiero mexicano. En el caso de Cabal Peniche ha sido señalado por abusar del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), creado en 1990, y que en 1994, con el priista Ernesto Zedillo Ponce de León como Presidente, absorbió la cartera vencida de los bancos instalados en México, e incluso los capitalizó.

En 2001, después de siete años fuera de México, pero preso en Asutralia, tres jueces federales de ese país aprobaron que el banquero Cabal fuera extraditado a México para responder por el cargo de fraude bancario. En 2009, el banquero fue absuelto, de manera definitiva, y recuperó su patrimonio (predios y acciones) que le había incautado la entonces Procuraduría General de la República.

Esa deuda, ahora pública, asciende, hasta febrero de este 2020, a 10 billones 970 mil millones de pesos (7 billones por deuda interna y 201 mil millones de dólares por deuda externa). Carlos Cabal Peniche en aquél momento estaba al frente de Banco Unión y Banca Cremi y se le acusó de usar depósitos de la clientela para prestarlos a empresas de su propiedad.

ADEUDOS Y DENUNCIAS

El 15 de mayo la aerolínea anunció acciones legales en contra de quien resulte responsable de la que calificó como una “campaña sucia” en la que se informa del retraso en el pago a sus trabajadores de la primera quincena de mayo. “Interjet informa que como parte de la campaña sucia que hay en contra de nuestra empresa y que busca engañar a la opinión pública, clientes, socios comerciales y personal de la compañía”.

El documento que circuló señalaba que un retraso en transferencias interbancarias habría ocasionado que la aerolínea no recibiera los recursos necesarios para el pago de nómina de la primera quincena de mayo. Explicó que el pago de la nómina siempre se divide en dos partes; “hoy un grupo de trabajadores recibió su salario y el próximo lunes el resto del personal obtendrá su pago”, expuso.

“Dicho documento es absolutamente apócrifo y se trata de una acción de la más baja calidad moral para desprestigiar a Interjet”, señaló la empresa.

REINICIO DE ACTIVIDADES

La empresa explicó que desde el 16 de junio se dio inicio al proceso de restablecimiento y ampliación de las rutas aéreas y la frecuencia de estas: en primer lugar a nivel interno y enseguida a nivel internacional con base en el levantamiento de las medidas de restricción de movilidad, tomadas a partir del inicio de la pandemia de la COVID-19.

En el nuevo plan se contempló la reincorporación de más aeronaves, sin especificar cuántas, de los tipos Airbus 320 y 321. En cuanto a sus rutas nacionales, durante julio la aerolínea anunció el reinicio de operaciones en la Ciudad de México a Hermosillo, Culiacán, Guadalajara, Monterrey, Torreón, Oaxaca y Cancún.

A nivel internacional los destinos que reiniciaron operaciones este mes fueron a Dallas, San Antonio y Houston. Para agosto pretende llegar a Los Ángeles y Chicago.

Apenas el 30 de junio Interjet informó el fortalecimiento de su plan de negocios para “convertirse en la aerolínea más importante de México”. Además, agradeció el apoyo del sindicato de la empresa para mantener a todos sus empleados en sus puestos.

“En común acuerdo con la Sección 15 de Interjet y la aerolínea, es grato informar que no habrá ningún ajuste de personal en la empresa, ya que las medidas que se tomaron con anterioridad permitieron mantener los empleos de los 6 mil trabajadores que integran la plantilla laboral”, explicó la empresa.