Esta es la pista de aterrizaje clandestina número 28 inhabilitada, la mayoría en Gracias a Dios, por las autoridades hondureñas en lo que va de este año, y la 300 desde 2014, cuando fue creada la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

Tegucigalpa, 13 sep (EFE).- Militares hondureños destruyeron este sábado una pista de aterrizaje clandestina usada presuntamente por narcotraficantes para llevar cocaína y otras drogas a México, con lo que suman 28 los espacios de este tipo inhabilitados en lo que va de este año, informó una fuente militar.

La pista fue localizada en el departamento de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, este hondureño, según un informe de las Fuerzas Armadas.

El espacio, de unos dos mil metros de longitud por 30 de ancho, estaba en el sector Llanos de Rapa, sur este del municipio de Brus Laguna, y fue destruida con explosivos detonados por soldados de la Fuerza de Tarea Conjunta Policarpo Paz García, indicó la institución armada.

La pista clandestina quedó inhabilitada con cuatro cráteres de veinte metros de ancho por cinco de profundidad, precisó el informe de la Fuerzas Armadas.

Esta es la pista de aterrizaje clandestina número 28 inhabilitada, la mayoría en Gracias a Dios, por las autoridades hondureñas en lo que va de este año, y la 300 desde 2014, cuando fue creada la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

La pista fue localizada y destruida en el marco de los escudos aéreo, marítimo y terrestre puestos en marcha en 2014 por Honduras para reducir el tráfico de drogas procedente de Suramérica, pero el aterrizaje de avionetas, principalmente en la región caribeña, continúa.

El escudo aéreo fue impuesto por Honduras de manera unilateral, mientras que en el marítimo cuenta con el apoyo de Estados Unidos a través de un guardacostas en aguas internacionales colindantes con las del país centroamericano en el Caribe.

Agentes de la Policía Nacional, la Policía Militar de Orden Público y otras instituciones desarrollan el escudo terrestre.

El Parlamento de Honduras aprobó a mediados de mayo una nueva Ley de Protección de la Soberanía del Espacio Aéreo enviada por el Ejecutivo que permitirá fortalecer la lucha contra el narcotráfico en el país centroamericano.

La nueva iniciativa sustituirá a la aprobada en 2014 que facultaba a las Fuerzas Armadas a derribar avionetas que sean sospechosas de transportar drogas, por lo general procedentes de América del Sur.

La violencia causada por el narcotráfico y el crimen organizado es uno de los principales problemas que enfrenta Honduras, que registra a diario una media de diez homicidios.