La ganadora tenía la opción de obtener su premio en un solo pago de 424 mil 500 dólares, cantidad restante tras pagar todos los impuestos.

EU, 14 de enero (RT).- Terri Watkins, una enfermera de Carolina del Norte (EU) que trabaja en una unidad de COVID-19, ganó un millón de dólares a la lotería.

La mujer afirma que no podía creérselo cuando se enteró a través de una llamada telefónica que había ganado un millón de dólares.

“Pensaba que era un timo. De hecho estaba hasta enojada”, confiesa la afortunada, que resultó elegida entre más de 513 mil participantes del sorteo final de la segunda oportunidad de la Lotería de Educación, según medios locales.

La ganadora tenía la opción de obtener su premio en un solo pago de 424 mil 500 dólares, cantidad restante tras pagar todos los impuestos; o recibir un pago anual de 50 mil dólares durante los 20 próximos años.

Watkins eligió la primera opción, pero todavía no decidió cómo va a gastar este dinero. La enfermera afirmó sentirse muy agradecida y bendecida sobre todo después de lo que ha vivido en el hospital.

UN HOMBRE GANA LA LOTERÍA Y COBRA VENGANZA

Un hombre de Minnesota llamado Paul Watson, de 49 años, quien pasó 17 años trabajando en un restaurante. Recientemente fue el ganador de la Lotería Estatal y se ha embolsado 149 millones de dólares.

Lo primero que hizo fue comprar el restaurante donde había trabajado todos estos años; después le aumentó el sueldo a todos sus ex compañeros, con excepción de uno, del gerente, el que fue su jefe, a quien le tenía preparada una “sorpresita” muy especial.

Resulta ser que esta persona no se portó muy bien con Paul y con el resto de los empleados, por lo que la primera decisión que tomó fue cambiarlo de puesto para convertirlo en director de relaciones públicas del restaurante, lo cual implicaba que tuviera que salir a las calles, disfrazado de pollo, para que repartiera muestras de pollo frito.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.