El Sistema Arrecifal de Los Tuxtlas es una zona que comprende siete municipios de Veracruz. Ahí habitan alrededor de 470 especies, que incluyen delfines y al menos cinco variedades de tortugas: caguama, lora, carey, verde y laúd. Sin embargo, de acuerdo con el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, la zona podría ser destruida por la industria petrolera y por la pesca, principalmente. Pese a ello, aún no ha sido decretada como Área Natural Protegida.

Ciudad de México, 14 febrero (SinEmbargo).- El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) exigió al Gobierno federal decretar, cuanto antes, al Sistema Arrecifal de Los Tuxtlas, ubicado en Veracruz, como Área Natural Protegida (ANP), debido a la relevancia ambiental, cultural y económica que posee el ecosistema, así como las amenazas que enfrenta por la actividad petrolera y pesquera.

En entrevista para SinEmbargo, Xavier Martínez Esponda, director técnico Operativo del Cemda, explicó que desde 2008 la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) ha “coqueteado” con la idea de hacer una Reserva de la Biosfera para este sistema arrecifal. Sin embargo criticó que a nueve años la dependencia no ha concluido con dicho procedimiento administrativo. “Si bien es complejo, este proceso no debe llevar tantos años”, dijo.

El especialista en temas ambientales puso sobre la mesa un par de tesis que podrían estar evitando el establecimiento de la reserva de la biosfera. La primera, y “más determinante”, es la industria petrolera, ya que el área que se encuentra alrededor del polígono de la superficie en cuestión “está básicamente ocupada por campos de hidrocarburos que están siendo licitados como parte de la Reforma Energética”.

“Una de las lecturas es que constituir una ANP allí supondría un problema para el desarrollo de la industria petrolera”, consideró.

El ambientalista recordó que en diciembre pasado, la Secretaría de Energía (Sener) emitió un decreto de zonas de salvaguarda de arrecifes coralinos para el Golfo de México y el Mar Caribe. Pero, dijo, “casualmente quedan protegidos los dos arrecifes coralinos de este sistema arrecifal, pero se limita apenas a un par de kilómetros y ese sería el mayor reto a vencer por parte de la Conanp”.

La segunda tesis planteada por Martínez Esponda es el tema de la gran cantidad de cooperativas pesqueras que trabajan en la región. Con la declaración, la actividad sería limitada en ciertas zonas a determinar con los pescadores.

“Es un reto para el establecimiento de una ANP porque tiene que haber consenso con ellos, pero la Conanp tiene experiencia para dialogar”, comentó.

“Lo que nosotros estamos pidiendo a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales [Semarnat] y a la Conanp es que se concluya ya el procedimiento administrativo, se decrete el ANP y se le asigne personal, dinero y su programa de manejo. Entendemos que es una situación compleja pero a eso están obligados, a eso están llamados”, destacó.

Xavier Martínez consideró que el “gran problema” al que se enfrentan los arrecifes frente a la costa veracruzana es su invisibilización: “no están en las cartografías oficiales y eso significa que pueden seguir sucediendo proyectos de desarrollo, ya sea puertos, proyectos energéticos o cualquier otra cosa, sin que se estén tomando las decisiones de manera adecuada e informada y por tanto provocan la destrucción de nuestro patrimonio natural”.

De acuerdo con el “Informe El Sistema Arrecifal de Los Tuxtlas, área prioritaria para la conservación en espera de protección legal”, realizado por el Cemda, la Región de Los Tuxtlas está conformada por siete municipios: Santiago Tuxtla, San Andrés Tuxtla, Catemaco, Soteapan, Mecayapan, Tatahuicapan de Juárez y Pajapan.

¿QUÉ LE ESPERA AL ECOSISTEMA?

El Cemda detalló que los ecosistemas de arrecifes coralinos brindan servicios ambientales fundamentales para el ser humano, entre ellos:

-Regulación: con lo que se disminuye la intensidad de fenómenos naturales como las tormentas tropicales y huracanes.

-De soporte: con lo que se mantienen las condiciones que permiten conservar las características ambientales de los ecosistemas coralinos.

-Cultural: relativa al valor estético y a las actividades recreativas y de esparcimiento que se realizan en ellos.

-Provisión: como fuente de pesquerías para la satisfacción del derecho a la alimentación.

Martínez Esponda explicó que las ANP constituyen uno de los mecanismos con los que el Estado mexicano garantiza a las personas el derecho a un medio ambiente sano. “La primera y más importante obligación de toda autoridad”, recordó, es la de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, tal como dicta el Artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

“La no protección de nuestro patrimonio natural, evidentemente, supone la violación al derecho a un medio ambiente sano y eso no puede ser tolerado”, remarcó.

Ante este panorama, el activista señaló que si las autoridades ignoran el llamado de Cemda y no declaran como ANP al sistema arrecifal, éste se verá expuesto, pues en la zona se continuará con el modelo de desarrollo petrolero y pesquero.

“Al no haber medidas para su protección y conservación, y teniendo en perspectiva que la población va en aumento, lo que tendremos son mayores descargas de aguas negras y sobrepesca. [El ecosistema] podría ser destruido por la industria, concretamente por la petrolera”, pronosticó.

Por el contrario, una ANP decretada en la zona supondría la limitación de la actividad humana, por lo que exigió se le asigne presupuesto y personal suficiente, más un plan de trabajo que posibilite el manejo y la conservación del ecosistema.

¿QUÉ ESPECIES HABITAN EN LOS TUXTLAS?

El análisis del Cemda detalla, según datos de la Conanp, que existen 470 especies; y que algunos de los peces que se registran en la zona son de importancia para el consumo humano y el comercio, entre ellos: el Abudefduf saxatilis, el Stegastes sp., el Thalassoma bifasciatum, el Epinephelus adscensionis y el Lutjanus griseus. Además del tiburón blanco, el tiburón ballena y el pez damisela, una especie exótica.

El documento explica que en la zona existe también la presencia de fauna marina incluida en alguna categoría de protección por la NOM-059-Semarnat, entre los que destacan el delfín y cinco especies de tortugas: caguama, lora, carey, verde y laúd.

“Hay una riqueza tan grande que debemos tomar acciones para protegerla. Los arrecifes son los cuneros de las especies marinas, es su lugar de reproducción”, destacó Xavier Martínez. Y remarcó que son fuente de trabajo y sustento de muchas familias de la región. El activista estimó que existen alrededor de 120 cooperativas, lo cual indica que el ingreso que se genera a partir de la pesca es muy importante para Veracruz.

URGEN A DEFENDER EL PATRIMONIO AMBIENTAL

La organización hizo llamados a distintas dependencias para la conservación de Los Tuxtlas.  A la Conanp y Semarnat, pidió que concluya el procedimiento administrativo para la expedición del decreto de la Reserva de la Biosfera y que lo someta a la brevedad al Ejecutivo Federal.

Cemda pidió también que se dé financiamiento para proyectos que permitan ampliar y profundizar el conocimiento sobre el sistema arrecifal y su zona de influencia; además de promover la colaboración interinstitucional y la participación de las comunidades para la generación de conocimiento que facilite la toma de decisiones.

A la Sagarpa y a la Conapesca, la organización solicitó elaborar y expedir el Ordenamiento Pesquero para las pesquerías de túnidos con palangre, camarón, robalo, lisa-lebrancha y tiburones-rayas del Golfo de México. Y, finalmente, a la Sener le solicitó decretar como zona de salvaguarda y reserva de explotación de hidrocarburos la poligonal y la zona de influencia de dicha reserva.