El crucero atracó en el puerto de Oakland el lunes. Los enamorados dijeron que la ducha fue su lugar predilecto para la relaciones sexuales.

Ciudad de México, 14 de marzo (LaOpinión).- Una pareja que estuvo abordo del crucero Grand Princess, que estuvo varado en la Bahía de San Francisco por coronavirus, confesó que el tiempo de aislamiento fue dedicado a mantener relaciones sexuales.

David Junkonian y Courtney Lane eran parte de los 3 mil 500 pasajeros que fueron puestos en cuarentena después de que 21 personas estuvieron en la embarcación dieran positivo por el virus. Al ser obligados a quedarse en sus camarotes no tuvieron más opción que entregarse a la pasión desenfrenada.

“Mi novia y yo tuvimos más sexo del esperado si hubiéramos terminado el crucero como estaba planeado”, dijo Junkonian al New York Post.

El crucero atracó en el puerto de Oakland el lunes. Los enamorados dijeron que la ducha fue su lugar predilecto para la relaciones sexuales.

“El lugar más privado durante el aislamiento fue la ducha, pasamos la mayoría del tiempo allí”, dijo Junkonian, quien añadió que todo ese tiempo de intimidad ha sido bueno para su relación.

La pareja que lleva un año de relación dio negativo de COVID-19 cuando fueron sometidos a pruebas.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.