Hace dos años comenzó la idea de hackear el sistema político de los países para que los ciudadanos pudieran participar más allá del día de las elecciones. Hoy es una realidad que el Partido de la Red, fundado por Santiago Siri, cumplió con su primera meta: ir a las elecciones en Argentina y obtener miles de votos. Como defensor de la libertad de expresión y de los derechos civiles, Santiago considera que es hora de pasar a la acción en el terreno de la política y la forma de hacerlo era a través de redes sociales. “La red es algo que va más allá; es una estructura que va más allá del control del Estado y debe preservar neutralidad que es fundamental, en ese sentido hay que trabajar para mantener una red libre, lo pueden legislar todo lo que quieran pero no pueden programar computadoras”, defiende Siri…

democracia_red

Imagen: partidodelared.org

Ciudad de México, 14 de abril (SinEmbargo).– Hace dos años, en el Foro Económico Mundial celebrado en Puerto Vallarta, Jalisco, el argentino Santiago Siri conoció al líder estudiantil chileno Giorgio Jackson, quien a través de las redes sociales movilizó a tres millones de estudiantes en las manifestaciones de 2011 en su país.

Una conversación con Jackson le ayudó a vislumbrar la creación en su país del Partido de la Red, organización que busca que sus candidatos voten de acuerdo a una plataforma online en la que los ciudadanos puedan participar, más allá del día de las elecciones.

“Conversando con él [Giorgio Jackson] me di cuenta que llegó el momento que nuestra generación era llamada a pasar a la acción en el terreno de la política, y la forma intrínseca que tenía de pasar a la acción era a través de usar las redes. Cuando volví de aquel viaje me junté con un amigo, Esteban Brenman y empezamos a jugar con esta idea de hackear el sistema político y empezamos el camino del Partido de la Red”, recuerda.

La idea tomó forma el año pasado, cuando por primera vez compitieron en las elecciones de Buenos Aires, Argentina, y repetirán la experiencia el próximo año.

pdr02El fundador de la Fundación democraciaenred.org, explica lo que buscan ofrecer con el partido.

“Tenemos una nueva cultura política que apunta a reducir la apatía ciudadana a la hora de participar, que sea posible el acceso, participar para cualquier ciudadano, que no sea solo votar cada cuatro años, sino que acorde a los tiempos que vivimos pasar a participar todos los meses, semanas, transformar y donde participar no sea sacrificar tu vida por un ideal político, algo que pocos quieren hacer, queremos bajar las barreras del acceso a la participación. Después, llevar confianza al sistema político, con contacto con representantes más directo, fluido y dinámico”.

Siri dice en entrevista con SinEmbargo que el Partido de la Red ha desarrollado un software  para que los ciudadanos puedan dar su opinión sobre iniciativas que ellos presentan. Añade que además los han buscado de otros países, y que activistas de Túnez les pidieron el software con el fin de usarlo para debatir la Constitución de aquel país del Medio Oriente.

Siri es un defensor de la libertad de expresión, y reprueba los intentos de regular lo que se publica en las redes, como ocurre en México donde en la reforma secundaria de la Ley de Telecomunicaciones busca controlar e incluso interrumpir las redes en casos donde se considere haya riesgos para la seguridad.

“Este tipo de leyes obviamente son preocupantes, la red es algo que va más allá, es una estructura que va más allá del control del Estado y debe preservar neutralidad que es fundamental, en ese sentido hay que trabajar para mantener una red libre, lo pueden legislar todo lo que quieran pero no pueden programar computadoras”.

El debate debería postergarse en todo caso mientras no se tenga garantizado el derecho al acceso a Internet en América Latina, considera.

Cuestionado sobre si lo que ellos proponen, que es “hackear” el sistema no es algo que pueda espantar a quienes ven ese término como algo peligroso, dice que lo usan con esa intención.

“Cuando uno hace política tiene que ser fuerte con el lenguaje y entendemos la connotación que tiene la palabra y es una concepción errónea y queremos ser provocadores, si somos subversivos por usar la palabra, bienvenido sea”.

UN PARTIDO ONLINE

–¿Qué es el partido de la red?

–El partido es una iniciativa política y lo que esencialmente proponemos es que nuestros candidatos se comprometan a votar siempre de acuerdo a una plataforma online donde pueda participar la ciudadanía. Es un contrato social acorde a las tecnologías de nuestro tiempo este software que hemos desarrollado y se llama democracia, esto que permite informarse sobre las leyes que se están debatiendo, debatirla entre los ciudadanos, premiando los mejores argumentos y decidir cómo querrías que votara tu representante.

El partido de la Red es el componente online que conecta con el poder parlamentario, es un partido político que nació como tal. Se presentó en una elección el año pasado en Buenos Aires, sacamos el 1 por ciento arriba de los votos, estamos trabajando con un grupo muy grande de activistas para consolidar el uso de la herramienta en el Congreso de la ciudad.

fotos_cuadros–¿El partido de la red tiene presencia sólo en Buenos Aires?

–Estamos en Buenos Aires, estamos trabajando con el grupo en Paraguay, México, Costa Rica, en Ecuador y también ha ocurrido que nuestro software ha sido adoptado por otros activistas. Un caso que me gustó mucho es en Túnez, donde un grupo de activistas por la democracia en Medio Oriente usó nuestro software para debatir la constitución tunecina.

–El año pasado nació como idea, ¿cómo es la génesis?

–El Partido de la Red arranca hace dos años en el Foro Económico mundial de Puerto Vallarta y ahí conocí referente de América Latina que estaban usando las redes sociales para movilizar a la gente de su país. El caso que más me impactó es el de  Giorgio Jackson que es uno de los líderes del movimiento estudiantil chileno que movilizó más de tres millones y medio de estudiantes. Conversando con él me di cuenta que llegó el momento que nuestra generación era llamada a pasar a la acción en el terreno de la política, y la forma intrínseca que tenía de pasar a la acción era a través de usar las redes y cuando volví de aquel viaje me junté con un amigo, Esteban Brettman y empezamos a jugar con esta idea de hackear el sistema político y empezamos el camino del Partido de la Red.

–Este término de hackear, ¿no tuvieron problemas porque algunos lo ligan con delitos y grupos subversivos, como ha sido recibido el término?

–Cuando uno hace política tiene que ser fuerte con el lenguaje y entendemos la connotación que tiene la palabra y es una concepción errónea y queremos ser provocadores, si somos subversivos por usar la palabra, bienvenido sea.

–¿Con México qué ligas tienen o quién trabaja de cerca con ustedes?

–Con México trabajo a nivel gubernamental tenemos buena relación con Jorge Soto, una de las personas que más ha innovado en esta materia a nivel mundial a la hora de entender relaciones de gobierno con tecnología o redes y herramientas cívicas, es un privilegio trabajar con él porque es un referente muy importante, ahora está involucrado con el gobierno nacional. Lo que hemos hecho es usar nuestra plataforma para política de datos públicos, políticas de cara a la ciudadanía para que participe entrando a datos gob.mx, y puedan ver el trabajo de esa iniciativa.

–¿Qué opinas sobre el intento de leyes de regular las redes, como ocurre en México?

–Respecto a este tipo de leyes obviamente son preocupantes. La red es algo que va más allá, es una estructura que va más allá del control del Estado y debe preservar su neutralidad que es fundamental, en ese sentido hay que trabajar para mantener una red libre, pueden legislar todo lo que quieran, pero no pueden programar computadoras.

–¿Son las redes el último refugio de la libertad de expresión?

–Esto ya es así, naturalmente las redes son un canal muy difícil en donde controlar el flujo de información, donde pretendes tapar una va a aparecer aparece otra, su naturaleza descentralizada hace que sea un terreno ideal para la libertad de expresión.

-¿Es una tendencia internacional?

–En Argentina particularmente el primer amague que hubo así generó mucho rechazo, en líneas generales hay un debate global sobre el rol que debe tener en la red la potestad de Estado. Hay mucho lobby respecto a esto, donde está dividida la postura entre mantenerla libre o no. Curiosamente los países aliados a Estados Unidos son los que hoy tienen más voluntades de tener un mecanismo de control por la excusa de combatir el terrorismo y por otro lado los países en que existió espionaje estatal o estado de vigilancia durante la época comunista son los que más deben defender la independencia de la red. El Partido Pirata (movimiento europeo) juega un papel en el Parlamento europeo de tratar de mantener una red libre. Es un debate global el de la gobernanza en Internet, hay muchas noticias respecto de eso, pero al final del día somos los usuarios los que tenemos que trabajar para que Internet esté en manos de todos, no de unos pocos.

LAS APORTACIONES DE LA RED

entre_Redes

Imagen: partidodelared.org

–Son muchos, empezando por la propia Wikipedia, tener una fuente de conocimiento doblada a tantos idiomas, gratuita, que se ha hecho en forma colaborativa, ya representa el cambio del paradigma en la relación que tenemos con el conocimiento, a partir de ahí cambió la relación con todo tipo de cosas.  El acceso a la cultura, la relación con la cultura donde hoy podemos compartir música, series de televisión, videos caseros a través de YouTube. La primera transformación de la red a gran escala ha sido cultural, sobre todo en tecnología de la información como prensa y escritura. Naturalmente estas tecnologías maduran y terminan por transformar las relaciones de la política y la economía. Con la red hay muchos ejemplos, puedo hablarte de Wikipedia, las Conferencias Ted ayudan a inspirar a un montón de gente, ha generado un nivel de emprendedurismo inusitado en todo el mundo y nada ha cambiado tanto el mundo en estos tiempos como internet.

–¿Ha entrado América Latina a esto, como lo han hecho otras regiones?

–Yo creo que sí, América Latina tiene 25 mil problemas y no todos son la red, por ahí no es la prioridad. Por supuesto la red ha entrado en la cultura latinoamericana muchísimo, si vemos Internet que tiene 33 por ciento a nivel mundial, América Latina está en esos ordenes, incluso algunos países están por encima de eso, sobre todo cuando vemos redes sociales. América latina lidera en Top Ten en usuarios de Twitter con Brasil, Venezuela, Argentina  y México. Hay una cultura que está entrando y aprovechado la coyuntura, grandes emprendimientos que se han generado en la región, empresas que han logrado transformar la relación por la creación de valor, se han hecho ricos sin depender del Estado.

Transforma las relaciones comerciales que puedan darse en una sociedad, no es para nada menor el impacto de Internet en las grandes capitales. Por ejemplo en Buenos Aires una gran parte de menores de 30 años usa Internet, 93 por ciento dice acceder a una red social, las nuevas generaciones están muy conectadas y es una falacia eso de  que solo los ricos tienen acceso. En Argentina se ha visto como todos, desde los más bajos de la pirámide hasta arriba tienen teléfonos que acceden a internet todo el día y están en la redes sociales e impacto muy fuerte a la hora de herramientas a quienes nos visitan.

BUSCAN REPLICAR EXPERIENCIA

caballo

Imagen: partidodelared.org

–El desprestigio hacia la clase política es generalizado y es la razón para meterse y buscar un vínculo (con la ciudadanía). No resiste mucho ser antisistema o lucha armada porque eso me parece que quedó en el pasado, y de otras generaciones que preferían ir a los tiros, y no tenían las armas de poder y conocimiento como es Internet.

Nuestro principal hito fue presentarnos a las elecciones el año pasado, llegar a ser un partido político, imprimir las boletas, estar en el padrón y lograr obtener los 22 mil votos, fue un triunfo enorme para un partido nuevo que se complica con otras fuerzas que están instaladas desde hace décadas, son muy fuertes. En una campaña como en toda hay campaña sucias, hay montón de miedos de la sociedad, hay que persuadir, tener paciencia, nuestro principal logo fue habernos presentado en campaña.

Los desafíos son consolidar el partido, reunir los requisitos legales es muy difícil, requiere de muchas firmas y obligaciones. Nosotros ahora legalmente necesitamos 4 mil afiliaciones, para eso hicimos la campaña 4milfundadores.com, lo que buscamos hacer es a nivel ciudad y después apuntar a elecciones de 2015.

Yo en lo personal estoy trabajando en ayudar a otros espacios en América latina a construir partidos de la red.

–¿Quiénes te han pedido ayuda?

–En realidad lo que somos es una fundación, democraciaenred.org, lo que tiene es varios capítulos en América Latina donde tenemos varios referentes de activismo digital, hacemos hangouts, hicimos uno el año pasado donde compartimos inquietudes como es el impacto de Internet en la vida pública.

–¿Cuál es su propuesta, su plataforma o propuesta política?

–“Tenemos una nueva cultura política que apunta a reducir la apatía ciudadana a la hora de participar, que sea posible el acceso, participar para cualquier ciudadano, que no sea solo votar cada cuatro años, sino que acorde a los tiempos que vivimos pasar a participar todos los meses, semanas, transformar y donde participar no sea sacrificar tu vida por un ideal político, algo que pocos quieren hacer, queremos bajar las barreras del acceso a la participación. Después, llevar confianza al sistema político, con contacto con representantes más directo, fluido y dinámico”.

Apostamos a la inteligencia colectiva, sondeos del partido de la red y hoy por hoy nos enfocamos a hacer pocas cosas, pero bien hechas, fundamentalmente la herramienta te permite informarte de tu legislatura, ver lo que se debate. Tenemos un montón de ideas para enriquecer las plataformas.

Que el software sea accesible para todos, que no se excluya a la gente. Accesibilidad, claridad y facilidad de uso y es más que nada informar, debatir.

–¿Cuántas personas lo integran?

–Son 600 afiliados.

–¿Cómo los trata el gobierno?

–En general ha habido espacios políticos interesados en nuestra propuesta, estamos dispuestos a conversar con cada uno de ellos,  acercar nuestras herramientas para que puedan usarla internamente o representantes en el Congreso puedan establecer un in vínculo más directamente con la ciudadanía. No somos un partido de trabajar en la lógica de ellos y nosotros, sino queremos instaurar cultura democrática de colaboración y trabajar en conjunto con el sistema político sin distinguir banderas. Nos tratan con mucho interés porque hemos sido una novedad importante en la última elección, algunos con interés especulativo de marketing político, otros con interés más genuino, intentaremos que todos ellos vean la importancia de estas herramientas en la vía pública.

–¿Buscan tener más incidencia en política con redes?

–Sí.

–¿Ves que uno de los retos en América Latina sea el uso de las redes y que los gobiernos la restrinjan?

–Parte del debate es más europeo. El problema en América Latina  más importante es el acceso, considerar a la red como un derecho universal, que todos puedan acceder a la red, la distribución de laptops, hay muchos gobiernos de la región que ya lo hacen. Me parece que lo primero es el acceso y luego el debate del control. Hoy en América Latina se nota que todos puedan acceder, en Argentina en sus capitales el acceso es importante pero en zonas rurales en provincias no lo es tanto.