El edificio de la Rectoría de la UNAM, además de una librería, sufrieron daños durante la marcha en contra del acoso sexual en la máxima casa de estudios. Sobre los destrozos, las autoridades de la Universidad dijeron que se trató de un “embate de delincuentes embozados, armados con varillas, picos y artefactos explosivos”, y que facilitarán todos los elementos a su alcance, a las autoridades competentes, para que se procese penalmente contra los responsables.

Ciudad de México, 14 noviembre (SinEmbargo).– La Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de la librería Enrique González Casanova, cercana al edificio de la Facultad de Arquitectura, resultaron afectadas durante la protesta contra el acoso sexual que se llevó a cabo la tarde de este jueves en Ciudad Universitaria.

Los destrozos provocados por encapuchados fueron condenados por las autoridades universitarias. A través de un comunicado, la UNAM dijo que es respetuosa de la “libertad de expresión de todas las ideas, siempre que se conduzcan dentro de la legalidad y respeto entre la comunidad”.

Además señaló que la violencia ejercida por los “grupos delincuenciales” se trata de un ”embate artero de parte de un comando de delincuentes embozados, armados con varillas, picos y artefactos explosivos”. También dijo que podrán toda la información con la que cuenten a disposición de las autoridades competentes para que se proceda penalmente contra los responsables de los destrozos.

Durante los actos vandálicos, los encapuchados dañaron el mural de Juan O’Gorman que se encuentra en Rectoría; también quemaron la bandera que ondea en la explanada del edificio; quebraron ventanales, robaron libros y atacaron a reporteros.

Este jueves, estudiantes de la UNAM se manifestaron al interior de Ciudad Universitaria, tomando simbólicamente las instalaciones de la Torre de Rectoría, con la exigencia de que las autoridades universitarias emprendan acciones contra el acoso sexual, sin embargo, un grupo de personas provocó destrozos, entre ellos, prendieron fuego en la puerta de Rectoría.

La marcha partió del Parque de la Bombilla rumbo a la Rectoría donde un grupo de encapuchados destrozaron los vidrios y quemaron una bandera mexicana. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

También resultó afectada una de las librerías que están frente a la torre de rectoría, en un edificio contiguo a la Facultad de Arquitectura, donde los libros fueron extraídos.

La librería ubicada frente a la rectoría fue saqueada. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

Transeúntes, docentes y los mismos alumnos se congregaron para ayudar a devolver los libros al lugar. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

La protesta comenzó en el Parque de La Bombilla, ubicado sobre Avenida Insurgentes, en la Alcaldía Álvaro Obregón, donde se dieron cita los participantes en las protestas. Una vez reunidos, comenzaron a gritar consignas y mostrar carteles en los que exponen sus demandas.

Pese a que la manifestación en un comienzo transcurrió de manera pacífica, al contingente se sumaron personas encapuchadas que realizaron algunas pintas a la Torre de Rectoría y prendieron fuego en la puerta de acceso al edificio.

Durante la protesta, un grupo de personas bajó la bandera de México del asta de Rectoría y le prendió fuego.

 

Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

La manifestación fue convocada por el Colectivo Activista Revolucionario y grupos feministas de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán. En este plantel se realizó un paro con duración de dos semanas, pues había alrededor de 70 quejas de acoso a alumnas por parte de trabajadores, estudiantes y profesores.