México
Un convoy de la Línea 12 del Metro se desplomó luego de que se venciera el tramo elevado en la estación Olivos el pasado 3 de mayo.

DNV halla en L12 deficiencias en soldaduras, trabes, concretos…

16/06/2021 - 1:17 pm

Hoy por la mañana el diario mexicano El Financiero publicó que obtuvo el peritaje realizado por la empresa noruega DNV, en el que se establece que la razón por la que la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México se desplomó es porque tenía fallas estructurales graves. Y apenas el domingo pasado, The New York Times aseguró que la obra es de mala calidad; que hubo mucha prisa y planes presidenciales de Marcelo Ebrard en curso. Y descuidos graves.

Ciudad de México, 16 de junio (SinEmbargo).– El colapso de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la Ciudad de México se debió “a una falla estructural derivada de deficiencias en el proceso constructivo”, planteó este miércoles el Dictamen Preliminar Fase-1 de la empresa noruega Det Norske Veritas (DNV-LG) sobre los hechos ocurridos el pasado 3 de mayo.

Esas deficiencias se observaron en el proceso de soldadura de los pernos Nelson, en la porosidad y falta de fusión en la unión perno-trabe, en la falta de pernos Nelson en las trabes que conforman el conjunto del puente, en diferentes tipos de concreto en la tableta, en las soldaduras no concluidas y/o mal ejecutadas, y en la supervisión y control dimensional en soldaduras de filete, se destacó en el documento presentado por autoridades de la compañía y del Gobierno de la Ciudad de México.

En presencia de Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno de la capital del país, Jesús Antonio Esteva Medina, Secretario de Obras y Servicios de la CdMx, leyó los puntos 5, 6 y 7 del dictamen, de donde se desprende que los daños observados fueron la deformación de las trabes del lado poniente en secciones T-1, T-7 y T-6, sobre patines y almas que las conforman, y roturas en almas de las trabes T-1 y T-7 del lado poniente, con sistemas de contraventeo (perfiles de ángulo) y sus placas de conexión.

Derivado de la revisión física y documental, se encontró que operativamente la Línea 12 venía trabajando en condiciones normales, de acuerdo con sus protocolos o programas de traslados, y como parte de sus actividades preventivas. Además se cuenta con la evaluación de condiciones de las ruedas metálicas, expuso Esteva Medina.

Dictamen preliminar de la Línea 12 del Metro

En conferencia de prensa, explicó que los componentes de las vías, rieles, gabinetes y motores de interruptores se observan en condiciones normales, cumpliendo con los protocolos de mantenimiento rutinario, según la inspección visual en el área analizada, por lo que no se perfilaría por ahora ninguna negligencia del actual Gobierno de Sheinbaum.

El funcionario señaló que los especialistas de la empresa DNV están en proceso de revisión de la información complementaria relacionada con las posibles reparaciones y rehabilitaciones realizadas posteriores a la construcción, así como con el impacto de la operación cotidiana sobre la estructura.

Al leer las conclusiones del primero de los tres informes del peritaje, dio a conocer que una vez concluido el dictamen preliminar correspondiente con la fase I, DNV procederá con las siguientes actividades para la elaboración del dictamen final acordado:

–DNV continuará revisando los planos de construcción (As-built) del tramo y realizará cálculos para determinar las discrepancias entre diseño y construcción que ya hayan sido identificadas y sus posibles consecuencias.

–DNV supervisará las pruebas y análisis destructivos de las muestras extraídas (concreto y acero) para confirmar el cumplimiento de la especificación de los materiales utilizados en la construcción.

–DNV supervisará las pruebas y análisis destructivos en la posible falla principal (considerada única e irrepetible) para determinar si hay evidencia que indique que se aplicó una condición de carga inusual al sistema, como lateral torsional, que puede inducir el pandeo de las vigas de acero.

Por otra parte, el titular de la Sobse recordó que DNV continuará con la revisión de las evidencias documentales y de partes en los diferentes procesos a efectos de determinar la relevancia de cada uno de dichos hallazgos y su contribución con el incidente. Lo anterior será considerando las siguientes líneas de investigación:

–¿El diseño ha sido apropiado para el sistema de la L12?

–¿Cumplieron los materiales de construcción con lo requerido por el diseño?

–¿Cumplió la ejecución de la construcción con lo requerido por el diseño?

–Otros factores posiblemente contribuyentes, tales como: operación, reparaciones y rehabilitaciones.

El estudio reveló que en las trabes (vigas) del puente derrumbado faltaban pernos, había soldaduras incompletas y diferentes tipos de concreto. Además, algunas de las obras no coincidían con el “plano de diseño” original.

En su intervención, el director general de DNV México, Eckhard Hinrichsen, subrayó que el contenido del reporte es preliminar, por lo que aún no hay resultados finales. También adelantó que el informe de la fase 2 se entregará el día 14 de julio, mientras que el de la fase 3 se dará hasta el 30 de agosto de este año.

El Colegio de Ingenieros Civiles de México presentará este jueves su propio informe.

La tragedia ocurrió el 3 de mayo por la noche, cuando cedió una viga de un puente elevado de la Línea 12, entre la estaciones Olivos y Tezonco, en el sureste de la capital, provocando la caída de un tren con pasajeros que quedó encallado en forma de “V”.

El accidente golpeó la imagen del exjefe de Gobierno y actual Canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien construyó la llamada “línea dorada” en 2012, y de la actual mandataria capitalina, pues ambos aspiran a suceder al Presidente Andrés Manuel López Obrador en 2024.

En su turno de uso de la palabra, Sheinbaum insistió en que es un “reporte preliminar” por parte de DNV, motivo por el que quedan “otros procesos” a seguir y todavía se siguen haciendo “diversos estudios”.

Sobre la depuración de responsabilidades, aseguró que dependerá de la Fiscalía capitalina y por su parte anunció que conformará un equipo técnico de “altísimo nivel” para realizar un proyecto ejecutivo de “refuerzo y rehabilitación” de la Línea 12 para que vuelva a operar.

Ebrard inauguró la línea en 2012 para conectar los barrios populares del sur de la capital, pero las obras estuvieron rodeadas de polémica desde el principio, ya que costaron más de lo previsto y el servicio fue suspendido entre 2014 y 2015 por numerosas fallas.

Con cerca de 220 mil pasajeros diarios, la línea era conocida por sus ruidos y curvas bruscas, además de que vecinos habían denunciado la existencia de grietas en el puente elevado tras el terremoto de 2017.

El accidente ha sido considerado una de las causas principales por las que el oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) sufrió un batacazo electoral en los comicios intermedios del 6 de junio en Ciudad de México, bastión histórico de la izquierda.

–Con información de EFE