El Secretario de Gobierno mexiquense José Manzur Quiroga en mesa de trabajo. Foto: Sergio Rincón, SinEmbargoMx.

El Secretario de Gobierno mexiquense, José Manzur Quiroga en mesa de trabajo. Foto: Sergio Rincón, SinEmbargoMx.

Ciudad de México, 17 de abril (SinEmbargo).– A pesar que organizaciones civiles, legisladores, investigadores y más ciudadanos han denunciado una ola de violencia contra la mujer en el Estado de México, el gobierno que encabeza Eruviel Ávila Villegas aceptó que persiste este problema, pero no ha actuado con todos los mecanismos porque, informó, no hay denuncias, no es de su competencia e incluso rechazó la gravedad de este tipo de delitos al compararlo con el número de habitantes.

Durante una reunión de trabajo con la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, el Secretario de Gobierno mexiquense José Manzur Quiroga, en representación del Gobernador, Eruviel Ávila Villegas, dijo: “¿En el Estado de México es donde más delitos contra mujeres hay? ¡Sí! pero también es donde existen más mujeres”.

“Es algo que nos angustia, pero tendríamos que comparar cada uno de los delitos por cada 100 mil habitantes. No podemos nosotros hablar de un número tan importante, como reconocemos que hay de muertes de mujeres y muertes de hombres, sin considerar el número de habitantes que hay en el Estado de México. No es posible comparar el estado de Tlaxcala con el Estado de México, simplemente por el número de habitantes”, detalló el funcionario.

Datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) exponen que en la entidad existen registro de 194 casos de feminicidio, de los cuales 124 han sido judicializados en lo que lleva la actual administración. En contraste, el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios asegura que existen al menos mil 258 niñas y mujeres fueron reportadas como desaparecidas en el Estado de México de 2011 a 2012; el 53 por ciento de ellas tenía entre 10 y 17 años.

En la entidad se han registrado 922 homicidios entre 2005 y 2011. El municipio de Ecatepec ocupa el quinto lugar de feminicidios a nivel nacional, seguido por Chimalhuacán, Cuautitlán y Nezahualcóyotl.

Desde 2010, el Observatorio –una coalición de 43 grupos que documentan graves crímenes contra las mujeres– ha solicitado una alerta por la violencia basada en el género para que se active en el Estado de México.

La Diputada panista Leticia López Salas expuso que “en el Estado de México 54 de cada 100 mujeres son víctimas de algún tipo de violencia infringida por su pareja. Sin embargo, por temor a represalias, se denuncian ante las autoridades únicamente nueve casos por cada 100 maltratos”.

Ante el cuestionamiento de la legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Elena Tapia Fonllem sobre la falta de Alerta por Violencia de Género en el Edomex, Manzur Quiroga dijo que no es competencia de ese estado emitirla, pero de aprobarse la aceptarían porque “beneficiaría a las mujeres que habitan en el territorio mexiquense”.

“Es facultad del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres”, aseguró.

Por su parte, el Procurador mexiquense Alejandro Gómez Sánchez aseveró que aunque el feminicidio ya está tipificado en la entidad, “no hemos aprendido a medir el feminicidio. No sabemos cómo comparar una entidad federativa con otra, o cómo comparar los hechos violentos contra las mujeres, y eso sería un buen punto de partida”.

Ante los cuestionamientos sobre las acciones que se han realizado, tanto el Secretario como el Procurador explicaron que están listos para atender este tipo de delitos y que incluso se ha capacitado a las autoridades para darle un enfoque de género a cada caso, pero que si no hay denuncias las instituciones no podrán actuar.

A pesar que los legisladores de la comisión preguntaron diversas cosas, Manzur se comprometió a atender las dudas y resolverlas en el futuro.

“EPIDEMIA” EN EDOMEX

México vive los dos tipos de violencia de género más extremos: feminicidio y tortura: sexual. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

El diario británico The Guardian publicó el jueves un reportaje amplio firmado por la periodista Nina Lakhani desde Ecatepec en donde detalló que ni la oficina del Gobernador Eruviel Ávila, ni las de las procuradurías local y federal respondieron a varias solicitudes de información respecto a los feminicidios.

El medio calificó de “epidemia” a la ola de feminicidios de la entidad. El reportaje tuvo como título The ‘invisible victims of Edomex, Mexico’s most dangerous place to be female (Las víctimas ‘invisibles’ de Edomex, el lugar más peligroso de México para ser mujer).

El rotativo relató que muchos de los cuerpos estaban mutilados y fueron abandonados en lugares públicos como carreteras, parques y centros comerciales, una acción que académicos ligaron a crímenes de odio de género. Desde la década de 1950, la población de la entidad ha aumentado 16 millones. El crecimiento urbano por etapas ha creado un mosaico de comunidades dispares que carecen de un centro discernible o de identidad compartida, informó.

“El Edomex es tierra de nadie; no existe en el mundo exterior”, dijo Cynthia Galicia, experta legal de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Entre 2005 y 2011, el estado fue gobernado por el actual Presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien fue duramente criticado por no hacer frente a la violencia contra las mujeres: otras mil 200 fueron asesinadas en el estado en el mismo período.

El diario documentó que la violencia en el Edomex es tan desconcertante “que recuerda a una epidemia anterior de feminicidios: entre 1993 y 2005, 379 mujeres fueron asesinadas en Ciudad Juárez, una ciudad en el estado fronterizo de Chihuahua. Muchas fueron agredidos sexualmente y desmembrados antes de que sus cuerpos fueran abandonados en el desierto”.

Las protestas en Juárez llamaron la atención de la cobertura de los medios al norte de la frontera, que a su vez ayudó a galvanizar la indignación internacional, a lanzar múltiples consultas, una nueva legislación y al menos dos películas de Hollywood, publicó The Guardian. “Pero en el mismo período, fueron asesinadas más mujeres, al menos 10 veces más en el Edomex que en Ciudad Juárez. La mayoría de estos asesinatos han sido reportados y han pasado desapercibidos por el mundo exterior, sólo las víctimas lloraron por sus seres queridos”.

“Edomex es un estado pobre, la gente es anónima, y no existen grupos de protesta, por lo que se ha mantenido invisible”, explicó Galicia al diario británico.

Activistas le dijeron al diario que no hay una explicación para la ola de violencia contra las mujeres en el estado que gobernó el Presidente Enrique Peña Nieto. Al igual que en Ciudad Juárez, la evidencia sugiere que algunas niñas y mujeres han sido objeto de trata para la prostitución, mientras que otras han sido víctimas de asesinatos de odio de género, aseguró Lucía Melgar, líder académica sobre cultura y género.

“También podemos plantear la hipótesis de la violencia está relacionada con los propietarios de las grandes empresas, los políticos corruptos y el crimen organizado al igual que en Juárez, pero realmente no sabemos ya que no existen investigaciones. La impunidad en Edomex es brutal”, opinó.

“Pero menos del 5 por ciento de los asesinatos –y sólo un puñado de casos de trata– son procesados con éxito en México”, citó el diario.

Perseo Quiroz Rendón, director de Amnistía Internacional México, dijo: “La ineficiencia terrible en la justicia penal significa que no sabemos por qué la violencia ha aumentado, o incluso exactamente lo malo que es”.