México

PRI-PRD sonríen a Monreal y PAN le da medio abrazo. Le urgen definirse sin darle nada

17/07/2022 - 12:05 am

Con el paso de los días rumbo a 2024, Ricardo Monreal es visto más cerca de la oposición que dentro de Morena. Luego de que el Senador dijera que no participará en el proceso de elección del candidato presidencial del partido guinda si se insiste en el método de encuestas, el PRI y el PRD le tendieron un puente, el cual se percibe muy distante de la postura del PAN, el partido que lleva la mano en la alianza Va por México.

Ciudad de México, 17 de julio (SinEmbargo).– El Senador Ricardo Monreal se ha metido de lleno a la contienda presidencial entre giras por el país, detrás de un micrófono rapeando su trayectoria y con una serie de mensajes que lo han distanciado cada vez más de Morena y que al mismo tiempo han despertado elogios en el PRI y el PRD que lo ven “en el lado correcto de la historia”.

Pero Monreal no las tiene todas consigo. En las encuestas rumbo a 2024 aparece muy por debajo de los principales aspirantes —la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y el Canciller Marcelo Ebrard— y el puente que le ha tendido la oposición le sirve de poco al provenir de los dos partidos de la oposición que no llevan la mano en las decisiones de Va por México y dos dirigentes minimizados, el del PRI por los escándalos de corrupción y sus malos números electorales, y el del Sol Azteca, sin nada que ofrecer a la alianza, más que un puñado de votos.

“Monreal es una gente sensata, es una gente que tiene conocimiento amplio y una trayectoria de muchos años en el sistema político mexicano y creo que él tiene una visión de lo que podemos construir en el país. Eso sí y no quiero hablar por él ni decirlo, porque le tengo afecto y respeto, pero Ricardo va a estar del lado correcto de la historia y él sabe que el lado correcto es donde estamos todos nosotros”, dijo el dirigente priista Alejandro Moreno Cárdenas, conocido como “Alito”, el jueves pasado en una plática con Carlos Alazraki, Beatriz Pagés y Javier Lozano.

Ricardo Monreal Ávila, Senador y coordinador de Morena en el Senado. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

Ese mismo día, Jesús Zambrano Grijalva, el presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo que es momento de que “gentes como Monreal que estuvieron acá, en su momento, en el campo democrático luchando contra el autoritarismo, la imposición, que entiendan que en el momento que quieran puede tomar su propia decisión […] acá podemos encontrar puntos de confianza, podemos encontrar posibilidades de caminar juntos”.

Los mensajes de ambos líderes partidistas se dieron a días de que el propio Monreal dijera que no participará en el proceso de elección del candidato presidencial del partido guinda si se insiste en el método de encuestas, el cual ya fue oficializado por la dirigencia de la organización y que cuenta con el visto bueno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El ofrecimiento de “Alito” y Zambrano contrastó, además, con lo dicho por Marko Cortés, quien el martes pasado fue cuestionado en una conferencia de prensa sobre si ​​la alianza ha considerado un acercamiento o abrirle la puerta a Ricardo Monreal, el dirigente panista le puso unos cuantos peros a esta posibilidad y respondió:

“En Acción Nacional y lo hemos hablado también en la coalición, caben todos los mexicanos y mexicanas que vean que este Gobierno es un fracaso, y que lo digan con toda claridad, no solamente aquellos que por intereses personales o de no lograr un objetivo busque otra opción, que es lo que luego hacen otros partidos, estar pepenando políticos rechazados en los suyos, no, tiene que haber un claro señalamiento de que este gobierno ha sido un rotundo fracaso en economía, en seguridad, en salud, que ha habido retroceso en todas las materias, porque de no ser así es un mero interés”.

Ricardo Monreal, el líder de los senadores de Morena. Foto: Cuartoscuro

Un día antes, el lunes, se dio a conocer la plática que tuvo Monreal con periodistas de Milenio en la que compartió que previo a las elecciones de junio pasado se reunió en privado con los dirigentes nacionales del PRI, PAN y PRD. En ese mismo espacio, explicó que esa misma oposición no le ha propuesto nada, como tampoco lo ha hecho el Senador Dante Delgado, líder máximo de Movimiento Ciudadano.

“Dante es muy amigo mío, yo lo estimo y lo quiero, para mí es uno de los mejores estrategas. Dante Delgado, No me ha propuesto, ni tampoco yo he tocado a su puerta, ni él ha dicho “oye, Ricardo…”, nada. Me reuní con el presidente del PAN, del PRI y del PRD en una cena amigable, (una) conversación, antes de la elección de junio pasado, en buenos términos de análisis político, de coyuntura y de revisión de lo que está pasando en el país. Me he reunido prácticamente con todos los partidos políticos y tengo una relación de amistad, de franqueza o al menos, de trato respetuoso, sí lo tengo”, reveló a Café Milenio.

No es un secreto para nadie que desde hace tiempo a Monreal no se le ve a gusto en Morena. El Senador nunca ha sido mencionado por el Presidente como uno de sus posibles sucesores, de hecho Monreal ha dicho que desde hace más de un año no ve a López Obrador.

El Senador aseguró que no “anda de vendido” para obtener una candidatura a la presidencia. Foto: Cortesía vía Cuartoscuro.

Esta situación lo ha llevado a denunciar falta de piso parejo en el proceso de selección del candidato presidencial morenista, también ha reclamado que se le atribuya la pérdida en la Ciudad de México en 2021 y más recientemente que en el acto con el cual se dio el banderazo de salida para 2024, realizado en Toluca, en el Estado de México, no haya sido invitado al “desayuno de la amistad”, donde el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, trazó la ruta para esta contienda.

El rechazo del Senador Monreal a las encuestas o a sus resultados no es algo nuevo. Algunos observadores dicen que la postura de Monreal es un método de negociación del Senador: se deja ver con dirigentes de otros partidos, presiona en tiempos previos a la selección de candidatos, se dice maltratado y luego se acomoda. Porque así pasó en 2017 cuando rompió con la dirigencia morenista luego de que Claudia Sheinbaum resultara ser elegida la abanderada para el Gobierno de la Ciudad de México.

En aquel entonces manifestó su inconformidad y amagó con dejar el partido, incluso no descartó ser candidato independiente o de algún otro partido. El asunto se zanjó cuando se reunió con López Obrador, quien en aquel entonces dijo que hablaría con él para que no se fuera a Movimiento Ciudadano o al PAN o al PRD o al PRI. “Los que ya están con Morena queremos que no se vayan, ese es el caso de Ricardo y por eso voy a hablar con él”, dijo en noviembre de 2017. De esta manera, permaneció dentro del movimiento por el cual accedió al escaño que ahora ocupa. Ahora muchos preguntan, si esto funcionara para encontrar cabida en Morena o si dará el paso que lo ponga del lado de la oposición.

Mientras la disyuntiva se resuelve, el Senador Monreal, aún en Morena, insiste en pedir que dentro de Morena los procesos sean democráticos: “no queremos que haya prácticas que se reciclen del viejo sistema político, no queremos que se trasladen a Morena las viejas prácticas. Por eso tenemos que actuar con congruencia y pedir la democratización de las decisiones”; porque en los hechos, de la oposición, no tiene nada.

Obed Rosas
Es licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Estudió, además, Lengua y Literatura Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas