La tarde del 4 de mayo, un fotógrafo captó una imagen que le daría la vuelta al mundo y la prensa daría inicio a la especulación: Cara Delevingne, una exitosa modelo británica de tan sólo 20 años habría tirado accidentalmente una bolsa con polvo blanco, presumiblemente cocaína.

Al día siguiente de este incidente, el diario The Sun publicó la serie de fotografías de Cara, de quien se dice sería la próxima Kate Moss, con el título “Something to powder your nose with, Cara?” (“¿Algo para empolvarte la nariz, Cara?”).

El periódico detalló que la joven asistió la noche anterior a una fiesta de la cantante Rita Ora y que al llegar a su casa y buscar las llaves, hizo caer la bolsa ante la rápida lente de un fotógrafo. Cara tal vez no solamente pierda algunos contratos millonarios como su admirada Moss -tras el escándalo en el que también se vio envuelta-, sino que también podría terminar como la cantante Amy Winehouse, muerta por el consumo de drogas.

The Sun destaca que el tren de vida de Cara ya ha preocupado a su círculo de amigos, entre las que se encuentran las también modelos Jordan Dunn y Karlie Kloss. Las personas cercanas a la joven aseguraron al rotativo que ella abusa demasiado de las fiestas y “pone en riesgo su salud”.

CARA01

Cara nació el 12 de agosto de 1992 en Londres y se formó en una familia rodeada por la aristocracia y la moda. Su madre, Pandora, es directora de compras de los almacenes londinenses Selfridges, y su padre, Charles, promotor inmobiliario. Es la nieta de Sir Jocelyn Stevens, empresario, editor de medios de comunicación y director del English Heritage (un organismo público del Gobierno del Reino Unido que protege y promueve el patrimonio histórico de Inglaterra). Además, su madrina es la actriz Joan Collins.

Dentro de su familia, Cara no es la única modelo. Su hermana Poppy de 26 años es una it girl, es decir, una de las chicas más cool del Reino Unido. Por su parte, su hermana mayor, Chloe, estudió Ciencias Biomédicas.

cara

Aunque envuelta en el glamour, Cara siempre quiso ser famosa pero no como modelo, sino como actriz. De hecho, declaró al diario español El País que uno de sus sueños era ganar un Oscar.
Su afecto por la actuación ha sido tal que luchó por estar entre los últimos lugares para obtener el papel principal en “Alicia en el País de las Maravillas” de Tim Burton, pero finalmente quien se ganó el rol fue la actriz de origen australiano, Mia Wasikowska.

Sin embargo, la vida de Cara tuvo un giro interesante cuando ganó el año pasado el premio como la Modelo del Año por los British Fashion Awards, e igualmente destacó en su debut como uno de los ángeles de la famosa firma de lencería Victoria’s Secret con su 1.76 metros de altura y sus pequeñas medidas (80-57-87 cm).

Cara ha protagonizado más de 25 pasarelas en New York y Londres, además de debutar en París con Anthony Vacarello. En la Gran Manzana desfiló para Oscar de la Renta, Donna Karan, Jason Wu y Carolina Herrera.

En poco tiempo se convirtió en la cara de las portadas de las revistas internacionales W, Nylon, Love, Jalouse, Tank, SModa y Vogue.

Aún no queda claro si son sus hermosos ojos, su larga cabellera, su esbelto cuerpo, su frescura o su pose lo que han cautivado a los expertos en moda. Quizá todo junto. Lo único cierto es que el propio Mario Testino, consagrado fotógrafo peruano, la considera la próxima Kate Moss.

CARA02

La joven, que tiene entre sus firmas predilectas Christopher Bailey, Burberry, Hudson y las bolsas de Mulberry, no sólo llama la atención en las pasarelas más prestigiosas, también lo hace en las redes sociales, donde publica fotografías besando a otras chicas o luciendo looks vintage.

La modelo es sin duda una de las tops models del momento y se ubica entre las que más da de que hablar, no sólo por su éxito, sino también por sus escándalos que ya han sido publicados en medios internacionales, en los que se destaca que su carrera podría tambalearse.

DE CARA AL ESCÁNDALO
Desde comienzos de este año Delevingne es imagen de la línea de H&M Divided, firma que según el Daily Telegraph ya examina las imágenes de “la bolsita” que le han dado la vuelta al mundo. Y es que la marca sueca tiene una política de “tolerancia cero” para modelos que consumen drogas. Otra de sus amigas es la cantante Rihanna, con quien ha salido para divertirse en algunos antros.

Cara estuvo al lado de la joven originaria de Barbados cuando un fan la agredió con una botella por haber regresado con Chris Brown. Los hechos fueron captados por los paparazzi en el conocido bar londinense The Box a mediados de febrero.

También sus amigos indican que la menor del clan de socilités Delevingne es una ferviente admiradora de Kate Moss, por lo que podría seguir sus pasos, pero no de manera positiva.

Moss es recordada no sólo por ser un ícono de la moda, también por su adicción a la cocaína que la hizo perder contratos millonarios. El 21 de septiembre de 2005 Moss, entonces de 31 años, se quedó sin la campaña de otoño que debía protagonizar para la firma británica Burberry, mientras que la empresa francesa Chanel informó que no volvería a trabajar con ella.

Tan sólo un día antes, el gigante sueco Hennes and Mauritz (H&M) anunció que había suspendido la campaña publicitaria para que Moss representara su nueva colección. Es por ello que ahora el contrato de Cara Delevingne con esta marca está en peligro.

Mientras se encuentra en suspenso su relación con H&M, el director creativo de Burberry, Christopher Bailey, dijo que la firma continuará su colaboración con la modelo.

cara02

Otro escándalo que acompañó a la veinteañera fue cuando subió a su tumblr una fotografía de ella y Siena Miller besándose en la fiesta que ofreció recientemente el MET.

Y es que a Cara le encanta compartir todo lo que hace con sus fans, sobre todo en Twitter  (@Caradelevingne), donde es activa usuaria y tiene casi 730 mil seguidores.

Cara también causó polémica luego de que se le relacionara con el ídolo juvenil Harry Styles de One Direction.

A la musa favorita de Karl Lagerfeld y al intérprete de “Take Me Home” se les vio juntos en más de una ocasión el año pasado y pronto los rumores de una relación inundaron los tabloides del mundo. Sin embargo la relación nunca se confirmó oficialmente, ella se ha referido al cantante como “un gran amigo”.

Luego de que el supuesto noviazgo no siguiera su curso, las revistas de espectáculos publicaron toda clase de artículos sobre las causas de la “ruptura”. Algunas versiones, citando a presuntos amigos de la modelo, aseguraban que el publicista de Cara le aconsejó no seguir con la relación pues afectaría su imagen: en vez de aparecer en las principales portadas por su carrera, lo haría por ser la novia de Harry.

En febrero pasado se les volvió a relacionar, luego de que Styles terminara su relación con la también cantante Taylor Swift, quien aseguró que la ruptura tuvo lugar tras descubrir una foto de Harry besando a otra chica. Aunque no mencionó el nombre, diversos medios aseguraron que se trataba de Cara Delevingne, a quien el miembro de One Direction besó en la London Fashion Week en septiembre de 2012. Sin embargo, en ese entonces los cantantes aún no iniciaban una relación, pero todo apuntó a que los celos de Swift fueron muy fuertes.

CARA03

En días recientes a Cara se le ha relacionado con otro famoso: el cantante y compositor Jake Bugg. La revista Grazia aseguró en su portada “Cara se lleva al niño cool de Inglaterra” e indicó que los jóvenes están en constante contacto. Incluso las fotos de ambos ya comenzaron a circular, pero no demuestran nada más que una cita. Ambos se conocieron durante la inauguración de la tienda Live at 212 de Burberry.

Cara Delevingne es sin duda un nombre que está en boca de todos los diseñadores y expertos en moda. Sus smoky eyes han cautivado a más de uno y su imagen circula al por mayor en revistas de corte internacional, pero su gusto por las fiestas, sus excesos y ahora su supuesto consumo de droga han puesto en jaque su naciente y ya exitosa carrera, lo que lleva a preguntarse ¿cuál es el futuro de esta modelo británica? Hay muchas opciones: tiene todo para convertirse en un hito de la moda, pero puede terminar como su tan admirada Kate Moss, sin contratos y con problemas de adicción. O peor aún, como la cantante Amy Winehouse, quien falleció a los 27 años.