Las mujeres dedican el doble de tiempo que los hombres al trabajo no pagado: Fregar, dar de comer a los niños, cuidar a los abuelos, hacer la compra, poner lavadoras, limpiar los baños, ir a la reunión del colegio. 

De acuerdo con  datos de la OCDE, en el trabajo no pagado, la brecha de género está presente en todos los países pertenecientes a la organización, pero sobre sale México, India o Turquía.

Las mexicanas dedican 373.3 minutos a un trabajo por el cual no reciben paga, lo que equivale al 66 por ciento de su tiempo, esto supone que, al final, entre empleo remunerado y tareas de cuidado, las mujeres pasan más tiempo trabajando que los hombres en la mayoría de los países.

Por Raúl Sánchez

España/Ciudad de México, 18 de octubre (ElDiario.es/SinEmbargo).– Fregar, dar de comer a los niños, cuidar a los abuelos, hacer la compra, poner lavadoras, limpiar los baños, ir a la reunión del colegio. Las mujeres dedican el doble de tiempo que los hombres a este trabajo no pagado en los países de la OCDE, la organización de países desarrollados. Mientras que las primeras dedican cuatro horas y media al día a estas actividades, los hombres se aplican durante poco más de dos horas diarias, según datos de la propia organización analizados por eldiario.es.

En el trabajo no pagado, la brecha de género está presente en todos los países pertenecientes a la organización de los países desarrollados. En España, los hombres dedican 105 minutos menos al día que las mujeres a las tareas domésticas y los cuidados familiares. Una brecha más pequeña que en otros países como México, India o Turquía, pero más grande que en Suecia o Noruega.

Las mexicanas dedican 373.3 minutos a un trabajo por el cual no reciben paga, lo que equivale al 66 por ciento de su tiempo.

Una brecha que influye en la disponibilidad de hombres y mujeres para dedicarse a su vida profesional o su tiempo libre. Las mujeres dedican hasta un 56 por ciento de su tiempo a tareas y labores no remuneradas mientras que los hombres solo dedican, de media, un 30 por ciento.

Esto supone que, al final, entre empleo remunerado y tareas de cuidado, las mujeres pasan más tiempo trabajando que los hombres en la mayoría de los países.

Si comparamos el tiempo dedicado a las tareas domésticas por hombres y mujeres, podemos ver que se cumple una tendencia entre los países de la OCDE: cuanto más tiempo utilizan los hombres, menos lo hacen las mujeres.

LAS CIFRAS EN LOS PAÍSES DE LA OCDE

Estos son los números del trabajo no remunerado de los 35 países de la OCDE:

1) Países en los que las mujeres dedican menos tiempo a las tareas de cuidados y los hombres más que la media: países nórdicos, la mayor parte de Europa Occidental (Francia, España, Alemania) o Estados Unidos.

2) Ambos sexos dedican más tiempo a las tareas domésticas que la media de la OCDE: Eslovenia, Australia o Polonia.

3) Lugares donde tanto mujeres como hombres dedican menos tiempo que la media (pero se mantiene la brecha): Sudáfrica, China o Corea del Sur.

4) Países donde las mujeres destinan más tiempo a las tareas domésticas y los hombres menos que la media: la Europa más católica (Italia, Portugal, Irlanda), México, Turquía, Japón o India.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ElDiario.Es. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.