Las fuentes oficiales señalaron que los elementos enviados no tienen instrucción de enfrentarse a los integrantes del Cártel de Sinaloa; su propósito es instalar un cerco de seguridad en las calles de Culiacán, para que la ciudadanía regrese a la rutina cotidiana de comercios y transporte público.

Ciudad de México, 18 de octubre (SinEmbargo).– Un grupo de más de 200 elementos federales y militares de la Ciudad de México y la Tercera Región Militar de Mazatlán, Sinaloa, fueron enviados a Culiacán, tras los ataques armados derivados de la detención y liberación de Ovidio Guzmán.

Los elementos federales y militares llegaron a la zona con el propósito de garantizar la seguridad de la ciudadanía; no obstante, las fuentes oficiales señalaron que los elementos enviados no tienen instrucción de enfrentarse a los integrantes del Cártel de Sinaloa.

El propósito de esta comitiva es instalar un cerco de seguridad en las calles de Culiacán, para que la ciudadanía regrese a la rutina cotidiana de comercios y transporte público.

Además de la comitiva federal y militar, las autoridades enviaron alrededor de 40 vehículos militares operativas y blindadas; esto, debido a que durante los enfrentamientos suscitados en Culiacán, ocho unidades castrenses fueron quemadas y destruidas.

Las autoridades señalaron que se reforzó la seguridad en las zonas habitacionales de los soldados, ya que durante los enfrentamientos armados, gatilleros del Cártel de Sinaloa arribaron al lugar para atacar varias viviendas.

También la Novena Zona Militar, ubicada en Culiacán fue resguardada por loe elementos castrenses.

El día de ayer, el Secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, señaló que las fuerzas armadas mexicanas tienen como prioridad el resguardo y protección de vidas de la población, asegurando que habrá operaciones coordinadas entre el Ejército, Guardia Nacional, Marina y Policías Estatales.

“A diferencia de las organizaciones criminales, nuestras fuerzas armadas y de seguridad pública tienen como prioridad a toda costa el resguardo y la protección de las vidas de la población civil, por lo tanto, en este Gobierno las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional no juegan con la vida de las personas inocentes”,expresó.