La mutación, denominada temporalmente “variante 501.V2”, se estaría propagando más rápido que en la primera ola, pero todavía no se sabe si causa patologías más graves.

Sudáfrica, 18 de diciembre (RT).- Una nueva versión del virus SARS-CoV-2 fue identificada en Sudáfrica, informa el Departamento de Salud del país.

La cepa, que recibió la denominación temporal “variante 501.V2”, se detectó en muestras ya durante la primera ola. Sin embargo, se observa cada vez más frecuentemente desde hace dos meses y es responsable ahora de entre el 80 y 90 por ciento de los casos de COVID-19 en el país. Asimismo, se ha detectado fuera de Sudáfrica, en particular en el Reino Unido y Australia.

En cuanto a sus posibles efectos epidemiológicos, las autoridades sanitarias sudafricanas indican que es demasiado pronto para determinarlo. No obstante, resaltan que está impulsando la segunda ola de la enfermedad en el país y que sería más contagiosa de lo normal, por introducir una mayor carga viral en el organismo.

“Los datos preliminares sugieren que el virus que ahora domina en la segunda ola se está propagando más rápido que el de la primera. No está claro si esta segunda ola tendrá más o menos muertes; en otras palabras, la gravedad aún no está muy clara. Esperaríamos que fuera un virus menos severo, pero no tenemos evidencia clara en este momento. No hemos visto señales de alerta en nuestra información actual sobre muertes”, cita el comunicado del ministerio al epidemiólogo Salim Abdool Karim.

“Todas estas cepas diferentes se extendieron de forma rutinaria en Sudáfrica durante nuestra primera ola y posteriormente. Lo que se volvió bastante diferente, y lo que no esperábamos, es lo rápidamente que esta variante se ha vuelto dominante”, agrega el científico.

Entre tanto, las autoridades sanitarias del país africano llaman a no entrar en pánico. “Nada superará la rígida implementación del uso de máscaras, el uso de desinfectante de manos y lavado con jabón y el distanciamiento”, advirtió el ministro de Salud sudafricano, Zweli Mkhize. Precisó además que la mutación no cambia las pautas del tratamiento de pacientes y no requiere medidas restrictivas adicionales.

RESPUESTA DE LA OMS

La jefa de la unidad de enfermedades emergentes de la OMS, Maria Van Kerkhove, indicó que la organización vigila la situación derivada de la nueva mutación.

“Estamos trabajando con ellos, mediante nuestro grupo de trabajo sobre la evolución del virus SARS-CoV-2. Están cultivando el virus en el país y están trabajando con investigadores para determinar cualquier cambio en el comportamiento del virus en sí y en términos de transmisión”, dijo la científica durante una conferencia de prensa en línea, según Reuters.

Sudáfrica es el país africano más afectado por la pandemia. Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, la nación ha acumulado 901 mil 538 casos, de los que 24 mil 285 han acabado fatalmente.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.