El Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, informó que los primeros indicios sobre la explosión de la toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo, son videos y actas periciales con las que cuentan las dependencias oficiales: “Existen indicios, que son los videos, las actas periciales. Las personas que estaban más cerca de la explosión fallecieron”. El funcionario defendió que el incendio fue intencional.

Por su parte, el Gobernador de la entidad, Omar Fayad, señaló que alrededor de las 16:50 horas el personal de Pemex informó de una perforación ilegal en un ducto, por lo que las Fuerzas Armadas llegaron al ducto que va de Tuxpan a Tula e intentaron persuadir a las personas para que se retiren del lugar. “Las Fuerzas Armadas pidieron que se retiraran del lugar. Sin embargo, no hicieron caso”, detalló. 

Ciudad de México, 19 de enero (SinEmbargo).– El Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, afirmó que fue intencional la perforación del ducto de Pemex que explotó en Tlahuelilpan, Hidalgo. El siniestro dejó un saldo de 66 personas muertas y 76 heridas. Además, aclaró que alguien habría hecho una perforación al ducto para obtener combustible de manera ilegal y que el incendio derivó de dicho delito.

“De que fue intencional, fue intencional. Alguien hizo la perforación para obtener combustible de manera ilegal. El incendio es otra cosa, pero derivado del primer delito”, aseveró Gertz Manero en conferencia de prensa junto con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Fiscal expuso que los primeros indicios de los hechos son videos y actas periciales con las que cuentan las dependencias oficiales: “Existen indicios, que son los videos, las actas periciales. Las personas que estaban más cerca de la explosión fallecieron. Entonces también tenemos una serie de limitaciones, pero eso no quiere decir que no podamos llenar el espectro”.

Asimismo, el funcionario recordó que el robo de combustible es un delito grave que se castiga con 20 o hasta 30 años de prisión, por lo que iniciarán investigaciones para, por medio de peritajes, conocer quién o quiénes cometieron el crimen.

Personas buscan a sus familiares desaparecidas en la explosión de una toma clandestina en la comunidad de San Primitivo, la cual dejó hasta el momento un saldo de 66 personas fallecidas. Foto: Cortesía Castillo, Cuartoscuro

Por su parte, el Presidente López Obrador dijo que el incidente se explica en un contexto donde la gente no ha tenido más opciones. Por eso se lanza con bidones, que ya tiene consigo, cuando hay fugas en los ductos, por lo que pidió a la población que proporcione indicios que permitan dar con las personas responsables.

“Yo le pido a la gente que nos ayude. Que den su versión. No sólo de lo que sucedió el día de ayer sino del por qué de esta actitud”, dijo el Jefe del Ejecutivo esta mañana en Palacio Nacional. “Estamos en una actitud que se soslayó. Es importante saber cómo se da esta práctica [el robo] en lo comunitario. Quién lleva a cabo la perforación del ducto, cuándo se sabe que hay una fuga, si se prepara. Quién convoca, quién llama, cómo acude tanta gente, por qué los recipientes, qué se hace con este combustible, si se consume o se vende, cómo se vende. Reconstruir la historia. Eso es lo que tenemos que hacer”, solicitó durante la conferencia.

Ayer se registró una explosión presuntamente de una toma clandestina de esta entidad, en la que de acuerdo a los primeros reportes de las autoridades se reportan varios lesionados. Foto: Sedena, Cuartoscuro

“Nosotros no vamos a enfrentar el fuego con el fuego. No se puede enfrentar el mal con el mal. Eso no es solución. El mal hay que enfrentarlo haciendo el bien. Esto no es un asunto policiaco, militar, no se resuelve con medidas coercitivas, por eso se agravó la situación en el país. Nosotros vamos a seguir convenciendo, persuadiendo a la gente. Tenemos la convicción de que el pueblo es honesto y que si ha llegado a estas prácticas, es porque se le abandonó. Hay millones de pobres en el país, gente que ni siquiera tiene para lo indispensable”, destacó el Presidente.

FAYAD EXPONE CAUSAS DE LA EXPLOSIÓN

El Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, informó esta mañana desde la capital mexicana el número de víctimas por el estallido en Hidalgo y que hay gente debatiéndose entre la vida y la muerte. Calificó como “gran tragedia” lo sucedido.  López Obrador expresó sus condolencias a las familias de las víctimas de la explosión; ofreció atención para los heridos y hablar con transparencia de los hechos.

El ducto que fue picado, dijeron, es muy importante. La población, señaló el Gobernador de Hidalgo, fue alertada por las Fuerzas Armadas. “No hizo caso”. Cuando sobrevino la explosión, agarró a la gente bañada en combustible. En eso mismo coincidieron funcionarios federales y el mismo Presidente.

Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, dijo que “este delito es un delito muy grave que tiene una penalidad de entre 20 y 30 años . Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

“La actitud, la acción del Ejército fue correcta y diría yo que oportuna. No es fácil ante una multitud hacer prevalecer el orden, aún explicando sobre los riesgos. Hay constancia de cómo se enfrenta a la población”, dijo el Jefe del Ejecutivo. “La gente llegó a estas prácticas [robo de combustible] porque no se les dieron opciones. Nunca se pensó en un plan para atender a la gente que ya estaba participando en estas actividades”.

“Estamos consternados por estos hechos por esta tragedia y queremos antes que nada ofrecer nuestro más sentido pésame a los familiares de la víctimas, informarles que todo el Gobierno está con ellos, que de manera sincera nos entristece lo sucedido”, expuso López Obrador en la conferencia de esta mañana de sábado. “También transmitir a los familiares de los heridos que estamos dando atención especial en hospitales, que se está buscando salvar vidas, que eso es ahora lo más importante, el que no se presenten más decesos”.

Omar Fayad señaló que alrededor de las 16:50, el personal de Pemex informó de una perforación ilegal en un ducto, por lo que las Fuerzas Armadas llegaron al ducto que va de Tuxpan a Tula e intentaron persuadir a las personas para que se retiren del lugar.

“Por la presión del ducto, éste empieza a soltar hidrocarburo en grandes proporciones. Las Fuerzas Armadas pidieron que se retiraran del lugar. Sin embargo, no hicieron caso. Después de las 18:00 horas se nos informa de la explosión, que el fuego consumía todo lo que estaba a su alrededor. Inmediatamente después hice contacto con el Secretario Alfonso Durazo y con el mando de la Sedena para poner en marcha el Plan DNIII”.

El hecho se registró cuando decenas de personas se encontraban en el lugar intentando llevarse el combustible que salía de una fuga. Foto: Sedena, Cuartoscuro

FAMILIARES BUSCAN A VÍCTIMAS

Desde ayer por la tarde, familiares de las víctimas de la explosión  intentaron romper el cerco establecido por elementos del Ejército mexicano con el fin de reconocer los cuerpos que se encontraban en el lugar y así poder identificar a sus seres queridos desaparecidos.

Los inconformes agredieron de manera verbal a los elementos castrenses ahí presentes, argumentando que autoridades habían permitido el ingreso de maquinaria pesada para cubrir los cuerpos de las víctimas, a lo que funcionarios respondieron que este equipo únicamente fue utilizado para combatir las llamas, por lo que se retiraría del lugar.

Omar Fayad, Gobernador de Hidalgo, informó que los cuerpos de emergencia lograron sofocar el siniestro después de cinco horas. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro

Por su parte, autoridades de los tres niveles de gobierno establecieron un centro de mando en el palacio municipal de la localidad; mientras que en el Centro Cultural de Tlahuelilpan se instaló una mesa de información para atender a los familiares de las víctimas.

Ayer, en un mensaje a medios, el Presidente informó que la explosión registrada no va a detener la lucha contra el robo de combustible implementada por su Gobierno, al contrario, dijo, “se va a fortalecer, vamos a continuar para erradicar estas prácticas”.