Trabajadores petroleros disidentes consideraron que la ausencia de Carlos Romero Deschamps en el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera es un mensaje que envía el Presidente Andrés Manuel López Obrador de que no habrá complicidad entre el Gobierno federal y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

También expresaron sus sospechas de una posible fuga del líder petrolero e insistieron en que en la sede del STPRM en la Ciudad de México se están sacando cajas llenas de archivos que, posiblemente, sean la prueba de la corrupción en el gremio.

Ciudad de México, 19 de marzo (SinEmbargo).– La ausencia del priista Carlos Romero Deschamps en el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera es un mensaje claro que envía el Presidente Andrés Manuel López Obrador de que no habrá complicidad entre el gobierno y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), y también confirma las sospechas de varios petroleros disidentes: que el líder sindical desapareció.

Los petroleros disidentes entrevistados por SinEmbargo insistieron en que siguen sacando de la sede del STPRM, ubicada en la calle Zaragoza 15, en la céntrica colonia Buenavista, documentación que implica todos los robos y delitos que ha cometido Romero Deschamps en el sindicato.

Por primera vez en los 26 años que lleva al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero no estuvo en la conmemoración del 81 aniversario de la Expropiación Petrolera. Desde 1992, cuando fue electo como líder petrolero, los ex presidentes Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox Quesada (2000-2006), Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018) lo tenían entre sus invitados especiales y los acompañaba como orador en el presidio.

Romero Deschamps, quien acumula más de una denuncia penal ante la Fiscalía por presunto enriquecimiento ilícito y participación en el robo de combustibles, ha mantenido una relación cercana con los ex presidentes y eso le ha permitido librar diversas acusaciones. También se ha valido del fuero constitucional, pues ha sido Senador y Diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por varias décadas, seleccionado siempre por la vía plurinominal: es decir, sin que la gente haya votado por él en forma directo.

Las acusaciones en su contra nunca han prosperado y en 2000, cuando ganó el Partido Acción Nacional (PAN) por primera vez la Presidencia, no pagó por el desvío de al menos mil millones de pesos a la campaña del PRI.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador conmemoró el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera en un acto donde no estuvo presente Carlos Romero. Foto: Gobierno de México.

Sin embargo, la situación parece dar un giro en este nuevo sexenio, al menos eso creen los petroleros disidentes. “El mensaje que los petroleros visualizamos, ahora que no fue Romero Deschamps al aniversario, es que no hay dirigencia sindical, que viene un cambio de dirigencia y que va a haber justicia laboral porque no podemos permitir que sigan este tipo de delincuentes al frente de trabajadores sindicalizados de Pemex”, dijo en entrevista Sergio Carlos Morales Frente Nacional Petrolero.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador conmemoró este lunes el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera. “Se acaba la corrupción tolerada en Pemex, se acaba el huachicoleo arriba y abajo”, dijo el Presidente en su discurso desde Tula, Hidalgo.

“Carlos Romero tiene más denuncias que ‘El Chapo’ y han sido bloqueadas por contubernio y prebendas de los gobiernos anteriores. ¡Fuera caciques corruptos de Pemex!”, acusó Fernando Candia Araiza, líder de la Sección 35 del “Frente de Unidad Sindical” de la petrolera, y quien estuvo presente en la conmemoración.

Rechazado por los petroleros y denunciado penalmente desde el “Pemexgate” de 2004, Deschamps sólo figuró en carteles en que aparecía su rostro con el cuerpo de una rata. “¡Fuera Deschamps! ¡Fuera Deschamps!”, llegó a escucharse entre el público asistente.

En la conmemoración del aniversario de la Expropiación Petrolera se observaron carteles en los que aparecía el rostro de Carlos Romero Deschamps con el cuerpo de una rata. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

Pitágoras Cruz Salaya, líder petrolero de la sección 48 de Pemex, destacó que López Obrador cumplió con algo que le faltó a los gobiernos anteriores: no invitar a Romero Deschamps a un evento tan importante como la expropiación. “Todo mundo sabemos los problemas que el sindicato le acarreó a la empresa petrolera. Para nosotros es un mensaje de ‘si no apoyaste algo que es la soberanía de la nación (petróleo), no te ganaste el derecho a estar en el aniversario de la expropiación’”.

Para Óscar Solórzano, uno de los fundadores del sindicato alterno, Petromex, el hecho de que Romero Deschamps no estuviera presente en el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera representa que por primera vez “el Gobierno federal tiene como objetivo principal combatir el imperio de la corrupción que ha creado Carlos Romero Deschamps en el país. Nosotros como petroleros, pero sobre todo el pueblo de México, se siente esperanzado, confía en su Presidente, porque está viendo con acciones concretas que el cambio se está realizando”.

Las protestas contra Carlos Romero Deschamps destacaron en el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

“ESTÁN VACIANDO EL SINDICATO”, INSISTEN

Los trabajadores petroleros insisten en que desde la sede del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana se están llevando cajas con archivos que posiblemente sean las pruebas de las irregularidades cometidas por Romero Deschamps en estos 26 años que lleva a frente del gremio.

“Sabemos que están sacando de la sede del STPRM documentación que implica todos los robos y delitos que ha hecho Carlos Romero Deschamps, incluso yo siento que todas las secciones del sindicato las van a dejar vacías, van a querer sacar toda la información. También creo en la justicia, en que la autoridad debe de llamar a cuentas tanto a Carlos Romero como a los líderes regionales, no podemos dejar estos hechos impunes y los trabajadores vamos a seguir luchando para que se dé el verdadero cambio”, dijo Sergio Carlos Morales del Frente Nacional Petrolero.

Pitágoras Cruz Salaya, líder petrolero de la sección 48 de Pemex, también confirmó la versión de que están vaciando la sede del sindicato, pero aclaró que hasta el momento sólo son rumores. “Me han llegado rumores, que nos los puedo dar como ciertos, de que se están llevando documentación del sindicato, pero a menos e que haya un video de a dónde se los llevaron, no puedo decir con qué intención están sacando esa documentación. El sindicato petrolero hasta este momento está dirigido por Romero Deschamps y hasta ahora ellos pueden manejar todas las propiedades del sindicato. No podemos saber si sea verdad que estén sacando los documentos hasta que alguna autoridad permita una auditoría o rendición de cuentas, Pemex tiene la obligación de transparentar cuántos recursos les dieron al sindicato y ellos su vez tendrán que decir dónde están esos recursos”.

Óscar Solórzano, de Petromex, mencionó que “los compañeros trabajadores han dado testimonio de que han estado sacando archivos, documentos y mobiliario de la sede en la colonia Guerrero”.

¿Y ROMERO DESCHAMPS?

Los petroleros no saben dónde está el líder sindical, quien los ha representado desde 1993 con varias reelecciones ilegales. La última vez fue captado en el restaurante “Mesón de Puerto Chico”, cerca del Monumento a la Revolución, comiendo ensalada y bebiendo cerveza el miércoles 30 de enero, mismo día en que la Gran Alianza Petrolera, dirigida por Jorge Fuentes García, ratificó su denuncia ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) por su presunta relación con el huachicol.

Trabajadores disidentes lo han denunciado penalmente desde 2004 en el marco del Pemexgate, por el embargo de cuotas sindicales, la desaparición de fideicomisos, conflicto de interés al votar por la Reforma Energética y por huachicoleo. Pero los documentos con pruebas quedaron arrumbados en el Ministerio Público durante los gobiernos anteriores de Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

“Tiene mucho tiempo que nadie sabe de Romero Deschamps. Nosotros creemos que él es poseedor de un profundo miedo porque sabe que estará al alcance de la justicia por primera vez en este país”, aseguró Óscar Solórzano, de Petromex. “En años pasados él paseaba por todo el país. Visitaba las secciones con mayor padrón de trabajadores, se le notaba haciendo presencia. Pero hoy ya no. Sólo tenemos los testimonios de compañeros que dicen que están sacando documentación y podemos hacernos una idea de cómo se está desarrollando todo en el STPRM”.

Romero Deschamps siempre estuvo al lado de los presidentes en todas las conmemoraciones de la Expropiación Petrolera. En esta imagen se ve acompañado de Enrique Peña Nieto. Foto: Cuartoscuro.

Para Pitágoras Cruz Salaya, líder petrolero de la sección 48 de Pemex, la responsabilidad de que Romero Deschamps no se dé a la fuga recae en las autoridades. “No sabemos si se vaya a fugar, eso va a depender del actuar del gobierno y autoridades competentes. Si es que él en su momento se ve rebasado en la cuestión legal, de que se vea sin protección, pues sí nos imaginamos que puede hacer algo (fuga), pero las cosas están inciertas”.

Detalló que hay algunos avances en las acusaciones que han interpuesto contra el líder petrolero, pero hasta el momento desconocen el estatus de esas demandas. “Esperemos que si sale huyendo por alguna cuestión, pues que no deje gente suya al mando del sindicato. Hasta ahorita sigue trabajando el sindicato normalmente, así que todavía es incierto saber si ya se fugó Romero Deschamps”.

EL FUTURO DEL SINDICATO DE PEMEX

Los petroleros coincidieron en que vienen mejores tiempos para los trabajadores de Pemex y se sumaron al llamado del Presidente López Obrador de rescatar la industria petrolera con un incremento de la producción y una nueva refinería.

“La ausencia de hoy (18 de marzo) de Romero Deschamps nos da a entender que no hay una complicidad con el gobierno, como antes la había. Sí le creemos al Presidente de que va a haber un cambio de dirigencia sindical. Comparto lo que dijo el Presidente, que vamos a producir más para ganarles a las empresas privadas la producción”, consideró Sergio Carlos Morales del Frente Nacional Petrolero.

Pitágoras Cruz Salaya, líder petrolero de la sección 48 de Pemex, lo único que espera de este nuevo gobierno “es que por primera vez en este país se pueda aplicar una democracia real en materia de los derechos de sindicatos. Hasta ahora en el contrato colectivo que mantiene el STPRM no se cumple porque tenemos problemas de medicamentos en hospitales de Pemex, los trabajadores sufren de acoso por parte de los jefes, hay carencia de equipos y una violación a los derechos laborales”.

Imagen de la guardia de honor realizada el lunes 18 de marzo en el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera. Foto: Twitter @ArnaldoOtegi

Óscar Solórzano, de Petromex, dijo tener “una gran confianza en el Presidente cuando dice que se acabó la era de los sindicatos preferidos”.

Petromex es un sindicato alterno al STPRM, de Carlos Romero Deschamps. El 3 de diciembre del año pasado se constituyeron en la Cámara de Diputados y presentaron la solicitud de registro ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, actualmente en proceso. Son 3 mil trabajadores activos. Una vez que obtengan la toma de nota de la instancia titulada por Luisa María Alcalde Luján podrán integrar oficialmente a los entre 10 y 25 mil preafiliados de diversos centros de trabajo de Petróleos Mexicanos, ubicados sobre todo en el sur-sureste del país. En el STPRM son 120 mil trabajadores en las 36 secciones.

“Estamos a días de que la Secretaría del Trabajo anuncie nuestra toma de nota y seremos el primer sindicato que rompe la era corporativista en toda la era de nuestro México”, dijo Solórzano. “El Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas nos mandó un saludo y una felicitación por este esfuerzo que estamos realizando en todas partes, que viene a romper una idea del corporativismo e inaugura una gran era para rescatar a Pemex, la industria que le ha regalado vida a este país en las últimas décadas”.