Paloma, acusada del delito de violencia familiar deberá esperar un mes más para que el Ministerio Público presente los avances de su investigación.

Por Armando Ríos

Saltillo, Coaahuila, 19 junio (Vanguardia).- La mañana de ayer, un Juez de control vinculó a proceso a Paloma “N” acusada de haber causado severas lesiones a su hija de cuatro años quemándole las manos con un comal, luego de que la pequeña “no la obedeciera”.

Ahora imponiéndole una medida cautelar de prisión preventiva, la acusada del delito de violencia familiar deberá esperar un mes más para que el Ministerio Público presente los avances de su investigación, que dio inicio desde la semana pasada tras la denuncia.

De acuerdo con las investigaciones que han realizado tanto la FGE como la información que ha obtenido la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia, el maltrato a la niña empezó a partir del mes de mayo, iniciando por los golpes.

Sin embargo, tiempo después las agresiones avanzaron, y luego de registrados los hechos donde la madre quemó las manos de la niña “porque no le hacía caso”, fue que una de las conocidas de la agresora la denunció ante las autoridades.

Días después, fue detenida Ruth Saray, amiga de Paloma “N”, acusada de haber abusado sexualmente de la pequeña a quien su madre le quemó las manos.

En un avance sobre el caso, la Pronnif también dio a conocer que los otros hijos de la acusada, quienes ya no vivían en ese hogar, fueron citados a hacer su declaración para ampliar la acusación por el delito que le persigue, así como para conocer más sobre el historial.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VANGUARDIA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.