México
VANGUARDIA DE SALTILLO

No solo es Raquel, más mujeres han sido quemadas y agredidas en los últimos 3 meses

20/07/2022 - 3:21 pm

De abril a junio se han reportado 256 feminicidios, siendo este último el mes con más muertes reportando 89 casos.

Por Karla Velázquez

Coahuila, 20 julio (Vanguardia9.- Fue el 18 de julio, durante conferencia de prensa con la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León (FGJENL), que se dio a conocer las conclusiones de la tercera autopsia a Debanhi Escobar, joven que desapareció el 9 de abril y fue encontrada sin vida el 21 del mismo mes.

De acuerdo con los resultados, la causa de muerte de Debanhi fue asfixia por sofocación; descartando la asfixia por sumersión -al no encontrar líquido en sus pulmones-, que el motivo de fallecimiento de la estudiante de Derecho no fuera por una contusión profunda de cráneo, como resaltó en la primera autopsia, y desechar la violencia sexual.

También se aseguró que falleció de cinco a tres días antes de ser encontrada en la cisterna del Motel Nueva Castilla en Escobedo, Nuevo León; por lo que durante los primeros ocho a 10 días de búsqueda, Debanhi se encontraba con vida. La pregunta: ¿dónde estaba?

A tres meses de la desaparición y hallazgo del cuerpo de Escobar, se han reportado 256 casos de presuntos feminicidios (de abril a junio) de acuerdo con el informe de violencia contra las mujeres e indecencia delictiva y llamadas de emergencia 911 de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Debanhi Susana fue encontrada sin vida después de dos semanas de haber sido reportada como desaparecida en Nuevo León. Foto: Instagram @_debanhiescobar.

Siendo junio el mes con más casos de feminicidios en lo que va del 2022, tan solo en el primer semestre del año se han reportado 493 muertes de mujeres por razón de género; mientras que en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, el máximo histórico ha sido agosto de 2021 con 112, seguido de mayo 2021 con 111 y marzo con 102, resultando el primer semestre de 2021 con 536 feminicidios.

Sin embargo, casos de violencia, ataques y muertes violentas a mujeres han captado la atención en los últimos tres meses, viralizándose casos de jóvenes siendo quemadas, víctimas menores de edad y madres violentadas junto a sus hijos.

LUZ RAQUEL PADILLA

Fue una mujer activista por los derechos de las personas con discapacidad y madre cuidadora de un menor diagnosticado con autismo severo, fue atacada el 16 de julio en las calles de Zapopan, Jalisco con alcohol y le prendieron fuego; los agresores huyeron de la escena.

Luz Raquel fue trasladada con el 90 por ciento de su cuerpo con quemaduras al Hospital Civil Fray Antonio Alcalde; sin embargo, tres días después falleció. El 17 de mayo, Padilla había reportado en redes sociales como su agresor (un vecino sin empatía) había vandalizado su hogar y le roció cloro industrial en el tórax, las autoridades le negaron protección.

LILIANA TORRES

De 24 años de edad y madre de cuatro hijos, Torres fue atacada la noche del 26 de marzo al ser incendiada con vida, una pareja la auxilio para trasladarla al Hospital Universitario de Monterrey con quemaduras de segundo y tercer grado en todo el cuerpo; la joven permaneció en coma durante un mes.

Las autoridades de Nuevo León catalogaron el hecho como “lesiones”, esto al tomarle la declaración cuando acababa de despertar, medicada, a un mes de haberla entubado y no sabía lo que le había pasado.

Liliana ha sido revictimizada y culpada por el crimen al que sobrevivió; el Instituto de la Mujer cuando estaba internada le llamó “parásito” que absorbía la energía de su esposo.

KAREN ITZEL RODRÍGUEZ

Karen y su hijo, Javier Naim, fueron reportados como desaparecidos el 19 de mayo, ella desapareció cuando iba al Instituto Politécnico Nacional (IPN) para entregar su tesis; fue hallada sin vida en un lote baldío el 31 de mayo después de que su esposo, José “N”, confesó que murió en el baño del domicilio donde vivían y la trasladó al lugar para sepultarla.

Los padres del presunto feminicida (su pareja) podrían ser cómplices del delito de desaparición forzada y responsables de retener a su nieto Javier Naim, así lo informó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CdMx) al detener a la madre José “N” y rescatar al menor.

AKEMY PÉREZ

Originaria del Istmo de Oaxaca, la mujer de 30 años de edad fue asesinada en su domicilio el 4 de julio con siete heridas en el cuerpo. Akemy discutió con su pareja sentimental, identificado como Edgar Ariel “N”, quien presuntamente la apuñaló; sin embargo, ambos fueron encontrados en la habitación y con lesiones de arma blanca.

Colectivos feministas, amigos y familiares de la víctima exigen justicia por el homicidio, así como que sea investigado por feminicidio supuestamente realizado a manos de Edgar Ariel “N”.

XIMENA MARTÍNEZ

Con 16 años de edad, Ximena fue atacada con un arma blanca en Galeana, Nuevo León, el 3 de julio por tres hombres, quienes también abusaron de ella y la dejaron en un terreno baldío; aunque fue rescatada con vida, falleció por las lesiones graves en el hospital.

Melquisedec “N”, de 17 años de edad, fue vinculado a proceso por el delito de feminicidio en contra de la menor.

BRENDA

Una niña de cuatro años, del municipio de Chichiquila, Puebla, desapareció el pasado 27 de junio y fue encontrada horas después muerta y con huellas de violación y tortura. El cadáver de Brenda estaba en un paraje cercano a su comunidad. Su caso se dio a conocer luego de que vecinos organizaron una marcha para pedir justicia por su feminicidio.

La Fiscalía de Puebla informó que obtuvo la vinculación a proceso de Antonio “N” y Mauricio “N”, acusados del asesinato y violación de Brenda, eran vecinos de la víctima y cuando cometieron el acto estaban bajo los efectos del alcohol.

KIMBERLY MELISSA DÍAZ

A la corta edad de 14 años, Kimberly fue encontrada sin vida en el hotel “La Muga” de Cuautla, Morelos con signos de violencia, posible agresión sexual y heridas mortales por arma blanca, el 26 de junio. Fue reportada como desaparecida desde 24 de junio.

Según las primeras investigaciones, el agresor es un hombre entre 28 y 30 años de edad, quien la sedujo a través de redes sociales. El sujeto la citó en una cafetería en el centro de Cuautla y posteriormente se presume fue él quien la llevaría al hotel. También pagó por al menos dos días en el hotel (24 y 25 de junio) hasta que empleados entraron por la fuerza a la habitación al excederse de tiempo.

La Fiscalía de Morelos detuvo a Jorge Alberto “N” de 23 años de edad y a su padre Jorge “N”, 51 años, por el feminicidio de menor Kimberly Melissa de 14 años, quien recibió más de 30 puñaladas y su cuerpo fue abandonado.

YRMAL LYDYA GAMBOA

Fue una cantante de regional mexicano de 21 años de edad, quien fue asesinada por impactos de arma por su esposo Jesús “N” de 79 años de edad el 23 de junio, en un reconocido restaurante de la Ciudad de México, luego de divorciarse por violencia familiar; en el ataque también se involucraron a los escoltas del abogado.

CECILIA MONZÓN

La abogada y activista por los derechos de las mujeres fue asesinada a balazos la mañana del sábado 21 de mayo en su natal San Pedro Cholula, Puebla, por dos hombres en motocicleta en un ataque directo.

En 2018, cuando ella fue candidata del Partido Verde a la presidencia de San Pedro Cholula, Monzón denunció por violencia política de género al político Manlio López Contreras, quien la llamó “sociópata”. Después, en 2019, la activista acusó amenazas de muerte por parte de Manlio, relató que le llegaron por Facebook.

La abogada y activista Cecilia Monzón fue cuidadosa al señalar sus agravios, pues su demanda se hizo de conocimiento público. Foto: @monzon_cecilia, Twitter.

VIRIDIANA MORENO

Con 31 años de edad desapareció el 18 de mayo, mismo día que fue reportada ante las autoridades, cuando se dirigía a una entrevista de trabajo en un hotel de Cardel, Veracruz; mismo que descartó la empresa.

De acuerdo con la investigación, Viridiana fue contactada por personal de Recursos Humanos por redes sociales para ofrecerle la vacante, otras mujeres reportaron ser víctimas del mismo modus operandi.

JETCIBE CORTÉS

La mujer de 26 años de edad fue encontrada muerta junto a su hijo Joshua de cinco años de edad el 13 de mayo, ella fue asesinada y quemada dentro de su hogar en Tepic, Nayarit; el menor murió por asfixia debido al humo, junto a un hombre que presentaba heridas de arma blanca.

Desde mayo de 2019 la joven denunció ante la Fiscalía de Nayarit violencia psicológica por parte de su expareja, identificado como Abraham “N” y en diciembre de ese mismo año lo denunció por haberla golpeado, lo que derivó en una orden de aprehensión en su contra.

En junio de 2020 Jetcibe relató en sus redes sociales la experiencia que tuvo tras denunciar a su agresor: “cuando fui a denunciar me dijeron que mientras no tuviera un daño físico no era algo de qué preocuparse (…) meses después llegué toda golpeada. Ya van seis meses cumplidos de ello, y aun no lo agarran”.

FRIDA ALONDRA RUIZ

Joven de 13 años de edad, afromexicana de Oaxaca, fue localizada sin vida el 12 de abril en el municipio de San Juan Bautista Lo de Soto; de acuerdo con el relato de abuelo de Frida, salió el 9 de abril para ir a la feria, pero nunca regresó.

El probable feminicida de la niña fue aprendido por Agentes Estatales de Investigación (AEI) el 24 de junio, luego de que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) obtuviera del Juzgado de Control un auto de vinculación a proceso contra el probable responsable del delito de feminicidio agravado.

Y los nombres de las mujeres, jóvenes y niñas se siguen aumentando entre búsquedas de justicia exhaustas por sus familiares, así como autoridades de investigación criminal que se contradicen en sus autopsias, como en el caso de Debanhi Escobar, que a tres meses de su muerte solo se han dado pasos en su investigación.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VANGUARDIA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video