El precio de la gasolina en San Diego, Estados Unidos, se vende hasta tres pesos más barata que en la ciudad mexicana de Tijuana, por lo que las ventas disminuyeron hasta un 30 por ciento entre junio y agosto, destacó la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina de Tijuana.

En las gasolineras de San Diego el combustible de tipo regular se ofrece entre los 16.04 pesos y los 16.42 pesos por litro, mientras que del lado de la frontera mexicana el costo promedio es de 19.04 pesos el litro, una diferencia de hasta 2.62 pesos más.

En los últimos seis años, de acuerdo con cifras de la Comisión Reguladora de Energía (México) y la Administración de Información de Energía (Estados Unidos), en el país la gasolina subió 64 por ciento, mientras que en Estados Unidos bajó un 33 por ciento.

Ciudad de México, 20 de agosto (SinEmbargo).– La gasolina en el condado de San Diego, Estados Unidos, se vende hasta tres pesos más barata que en la ciudad mexicana de Tijuana, de acuerdo con el monitoreo de precios en los expendios del lado de la frontera.

En las gasolineras de San Diego el combustible de tipo regular se ofrece entre los 16.04 pesos y los 16.42 pesos por litro, mientras que del lado de la frontera mexicana el costo promedio es de 19.04 pesos el litro, una diferencia de hasta 2.62 pesos más.

De acuerdo con datos de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina de Tijuana, la disparidad en el costo de la gasolina entre ambas ciudades ha provocado que entre junio y agosto de este año las ventas disminuyeran hasta un 30 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2017.

En el primer trimestre de 2018, el precio de la gasolina en Tijuana aumentó 6.8 por ciento respecto a diciembre de 2017, al pasar de 16.69 a 17.91 pesos.

Precios de las gasolinas en estaciones de Tijuana, Baja California. Foto: CRE

El aumento en los precios de las gasolinas fue especialmente fuerte a principios de 2017, cuando se dio el llamado “gasolinazo, medida explicada por el Presidente Enrique Peña Nieto como el inicio de la liberalización de los precios contemplado por la Reforma Energética.

La semana pasada, el precio de la gasolina Premium superó nuevamente la barrera de los 21 pesos en las 12 estaciones de la concesionaria British Petroleum (BP) de la Ciudad de México.

Ésta fue la segunda ocasión, en menos de 15 días que el costo se dispara por encima de las 21 unidades.

Según el registro de precios disponible en la página de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), este tipo de combustible acumula un incremento de 86. 4 por ciento con respecto a su cotización al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando el litro costaba 11.28 pesos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señaló en su reporte “Precios al consumidor” que México es el país con los mayores precios de energéticos de los 35 países que la integran, con una variación anual de 16.2 por ciento, casi el triple del promedio, que fue de 5.8 por ciento.

De acuerdo con el reporte, México no sólo estuvo por arriba del promedio de la OCDE, también del bloque que compone la Unión Europea, que fue de 2.9 por ciento y de Chile, el otro país latinoamericano que integra la organización, cuyos precios en los energéticos tuvieron una inflación de 4.1 por ciento.

Los cambios en materia energética fueron considerados la acción política más importante de la administración de Peña Nieto. A la fecha sólo acumula un saldo negativo tanto para los bolsillos de las familias mexicanas, pues los costos no se redujeron sino que aumentaron y las energéticas mexicanas están prácticamente en quiebra.

En los últimos seis años, de acuerdo con cifras de la Comisión Reguladora de Energía (México) y la Administración de Información de Energía (Estados Unidos), en el país la gasolina subió 64 por ciento, mientras que en Estados Unidos bajó un 33 por ciento.

El Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha prometido que bajará los costos de la gasolina, mediante la reactivación del sector, el mantenimiento de seis refinerías y la construcción de otras dos para producir más.