“Celebramos esta decisión judicial porque permite que las energías renovables sigan siendo una alternativa en el país y con ellas, reducir las emisiones que contribuyen al cambio climático”, dijo Pablo Ramírez, especialista en Cambio climático de Greenpeace México.

Consideró ambos acuerdos inválidos por la violación al derecho a un medio ambiente sano y a compromisos internacionales.

Ciudad de México, 20 de noviembre (SinEmbargo).- El acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y la Política de Confiabilidad de la Secretaría de Energía (Sener) quedaron invalidados y sin efecto, aseguró la organización ambientalista Greenpeace cuando informó que obtuvo un amparo federal.

La sentencia del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, con sede en la Ciudad de México, elimina el bloqueo a proyectos de energía renovable a cualquier escala.

“Invalida la totalidad de ambos instrumentos jurídicos, con lo cual se elimina el bloqueo a los proyectos de energía renovable a cualquier escala. Una vez notificadas las autoridades, tendrán 10 días hábiles para recurrir el fallo”, informó Greenpeace en un comunicado.

Aseguró que la transición energética debe respetar los derechos humanos de comunidades y pueblos indígenas, elementos que aseguró no cumple el Acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, emitido por el Cenace ni la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional de la Sener.

“Celebramos esta decisión judicial porque permite que las energías renovables sigan siendo una alternativa en el país y con ellas, reducir las emisiones que contribuyen al cambio climático. Estas tienen que ser con estricto respeto a derechos humanos por lo que exigimos a las autoridades castigar cualquier irregularidad en los procesos y proyectos sin que esto signifique bloquear las tecnologías renovables”, detalló Pablo Ramírez, especialista en Cambio climático de Greenpeace México.

La decisión judicial, dijo, “abre la posibilidad para que la Sener dé un giro en su política energética y apueste por energías renovables en lugar de seguir favoreciendo los combustibles fósiles. Esperamos que su titular Rocío Nahle acepte reunirse con nosotros para escuchar las propuestas de la sociedad civil”.

Greenpeace recordó que pese a que el Juzgado de Distrito determinó inconstitucionales ambos acuerdos y la Sener debió atender las disposiciones del procedimiento de mejora regulatoria, previo a la publicación en el DOF, consideró ambos acuerdos inválidos por la violación al derecho a un medio ambiente sano y a compromisos internacionales.

“Con ello se garantizan los derechos humanos a la salud, a un medio ambiente sano, a la sustentabilidad y a la legalidad”, expresó María Colín, especialista en Derecho Ambiental de Greenpeace México. Esta “victoria ciudadana (…) restablece derechos que habían sido vulnerados por ambos instrumentos jurídicos”.

El 29 de abril el Cenace publicó el Acuerdo que limitó la operación de las plantas de generación de energía renovable. Frenó, sin justificación técnica ni jurídica, la entrada en operación de nuevas plantas de renovables que habían ganado las subastas de energía previamente.

El 15 de mayo la Secretaría de Energía publicó en el Diario Oficial de la Federación la Política de Confiabilidad del SEN que respaldó al Acuerdo del Cenace,

Apenas el 18 de noviembre el Juez federal le concedió el amparo a Greenpeace México por lo que ambos instrumentos de la política pública quedaron invalidados.