México
ZONA FRANCA

La violencia en Guanajuato ya es dolosa contra menores: Redim; ya no son sólo daños colaterales, dice

21/06/2020 - 3:17 pm

En días pasados en Celaya se registraron diferentes hechos violentos que dejaron 9 personas sin vida entre ellas, una niña y un niño. Fueron dos los sucesos en la colonia Campos Azul. En el primero, alrededor de las 4 de la tarde, un ataque contra una camioneta en la calle Almendra dejó un niño sin vida y un adulto lesionado. Cerca de las 11:30 de la noche, se reportó otra agresión armada en la calle Granada. Ahí seis personas murieron, entre ellas, una niña de dos años y una mujer embarazada.

León, Guanajuato, 21 de junio (Zona Francia).–  Existe un enorme silencio, insensibilidad y omisiones, frente a la violencia desbordada que cada vez se incrementa más en Guanajuato contra niñas niños y adolescentes. La guerra entre grupos criminales se ha comenzado a enfocar en ellos.

Así lo sentenció Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México(Redim) y secretario ejecutivo de la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los niños, niñas y adolescentes. El especialista no dudó en advertir que los hechos recientes, ratifican la epidemia de violencia que ya cobra la vida de miles niñas y niños.

En días pasados en Celaya se registraron diferentes hechos violentos que dejaron 9 personas sin vida entre ellas, una niña y un niño. Fueron dos los sucesos en la colonia Campos Azul. En el primero, alrededor de las 4 de la tarde, un ataque contra una camioneta en la calle Almendra dejó un niño sin vida y un adulto lesionado. Cerca de las 11:30 de la noche, se reportó otra agresión armada en la calle Granada. Ahí seis personas murieron, entre ellas, una niña de dos años y una mujer embarazada.

“Para nosotros es importante destacar que no solamente son daños colaterales, sino ataques directos. Ya los grupos criminales han realizado ataques directos a niñas y, lo más importante, es con la finalidad de generar terror. No sólo por la barbarie de los hechos, sino por la edad de los niños que han sido víctimas”, expresó al respecto el director de Redim.

Resaltó que los grupos criminales están usando los niños como venganza para las personas adultas.

“Es muy grave para nosotros que se hayan roto los cuidados mínimos para las personas. Anteriormente los grupos criminales tenían el cuidado de no tocar a las familias y más a las niñas y a niños. Esto sea roto”.

Precisó que desde 2011 y 2012 se recrudecieron las guerras entre grupos criminales. Lo que los ha motivado a promover una estrategia para enfrentar la violencia armada, que no solamente tiene estos daños, sino también desapariciones.

Recordó que el 30 de abril de 2018, se denunció el dato de 3.6 homicidios diarios, pues para el 30 de abril pero de 2020 el promedio subió a siete; en aquel entonces había cuatro desapariciones, ahora son siete desapariciones cada día.

“El poder de los grupos criminales está basado en los territorios locales (…) claramente con la complicidad de autoridades del estado y los municipios, permite que sean un poder, tanto territorial como logístico para poder evadir. Hay que tener presente que esto es una guerra por dinero, las vidas no están importando”.

Advirtió que la guerra que sostienen tanto el Cartel Santa Rosa de Lima como el Cártel Jalisco Nueva Generación se está disputando, mientras que el Estado Mexicano está ausente pese a que se ha enviado la Guardia Nacional.

“No hay un escenario, lamentablemente, en el que se vea que vaya a cesar. Al contrario, ha sido más complejo. Ha tomado fórmulas cada vez más violetas (…) el 60 por ciento de los asesinatos de niñas, niños y adolescentes están catalogados como culposos. No hay forma lógica de explicarlo”.

Rolando Alcántar Rojas. Foto: Germán León vía Zona Franca

Juan Martín Pérez dijo que ver un maquillaje latente de las cifras, pero señaló que eso necesariamente correspondería a una auditoría de datos exhaustiva.

HAN MUERTO DECENAS DE NIÑOS EN ATAQUES 

Sin embargo los dos infantes en mención no son los únicos asesinados con tal saña, entre 2018 y octubre del año pasado la Fiscalía General del Estado (FGE) reportaba homicidios de menores de 18 años, de los cuales 153 fuero perpetrados con armas de fuego.

Se puede recordar la muerte de un bebe de 18 meses el 1 de marzo del 2019 en un ataque ocurrido en la colonia Emiliano Zapata II del municipio de Irapuato, también la niña de 9 años asesinada en Salamanca el 20 de noviembre del año pasado al interior de su domicilio en la colonia Guanajuato junto con otra persona adulta, o bien la niña de 13 años asesinada en un ataque perpetrado en la colonia Delta de Jerez de la ciudad de León el pasado 9 de marzo, en el que también resultó herido un bebé de algunos meses de nacido, o el bebé de entre 4 y 6 años asesinado junto a otros 6 adultos en la colonia Tres Guerras en Celaya el pasado 26 de Enero, y así la lista de menores asesinados en ataques criminales podría continuar.

LEGISLADORES SE PRONUNCIAN

El reciente asesinato de menores en ataques armados perpetrados por el crimen organizado, amerita revisar la legislación para garantizar el sano desarrollo de los menores guanajuatenses, de acuerdo con legisladores locales se deben tanto generar normativas para prevenir, sancionar y endurecer penas contra estos homicidios en extremo dolosos, como fiscalizar que las leyes existentes se cumplan.

Consultado por Zona Franca, respecto a las posibles acciones que desde el poder legislativo se podrían emprender para contrarrestar la violencia recrudecida contra infantes y garantizar su seguridad y sano desarrollo, el Diputado presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Comunicaciones, Rolando Alcántar Rojas, reconoció que no hay una agravante expresa en el Código Penal cuando la víctima de un homicidio es un infante.

“Ver qué más herramientas podemos brindarles de manera legislativa o bajo el marco legislativo a las autoridades competentes en este tema tanto para prevenir como para poder reaccionar y evitar en su caso y si lamentablemente ya se dieron los hechos como lo es pues que se pueda hacer la debida investigación y debida procuración de justicia para garantizar que esto no vuelva a suceder”, Rolando Alcántar Rojas, Diputado Local.

Vanesa Sánchez Cordero, Foto: Esoecuak vía Zona Franca

En tanto la Diputada por el Partido Verde Ecologista de México, Vanessa Sánchez Cordero, ya existe la legislación suficiente en materia de protección de menores pues incluso desde el Poder Legislativo se trabajó en el Sistema para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes y ahora toca vigilar y exigir a los responsables de ejecutar las leyes y aplicar la justicia que hagan su trabajo.

“Se han hecho las modificaciones al marco regulatorio, se ha dado seguimiento del sistema para la protección de niñas niños y adolescentes, de que se instale, de que esté trabajando pero la verdad es que como legislativo nosotros únicamente creamos las leyes pero ya los operativos de las leyes quienes las ponen en marcha pues son quienes son directamente los responsables”, Vanessa Sánchez Cordero, Diputada local.

Magdalena Rosales. Foto: Germán León. vía Zona Franca

La Legisladora local por Morena y celayense, Magdalena Rosales, calificó estos homicidios como “en extremo dolosos” por lo que consideró que endurecer las penas en el Código Penal es una opción que ayudaría a inhibir este tipo de asesinatos y aunque no se debe aumentar las penas sólo por aumentarlas, dijo, hay crímenes que son ‘infames’.

“En el código penal con sanciones más severas para los criminales que atenten contra la vida de los niños… Yo creo que aumentar las penas para asesinatos tan dolosos en el extremo dolosos podría ayudar. Yo creo que no es aumentar las penas por aumentar las penas pero hay crímenes que verdaderamente son infames, entonces yo creo que podría ayudar”, Magdalena Rosales, Diputada Local.

-Con información de Alfonsina Ávila y Germán León 

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZONA FRANCA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas