Pobladores de Ostula, Michoacán, aseguraron el operativo de las fuerzas de seguridad estuvo compañado de helicópteros con artillería, desde donde se realizaron disparos. Foto: Luis Barrón, SinEmbargoMx

Pobladores de Ostula, Michoacán, aseguraron que el operativo de las fuerzas de seguridad estuvo acompañado de helicópteros con artillería, desde donde se realizaron disparos. Foto: Luis Barrón, SinEmbargoMx

Ciudad de México, 21 de julio (SinEmbargo).– El ataque a Santa María Ostula que pertenece al municipio de Aquila, Michoacán, también fue por aire, denunciaron ciudadanos de la localidad. El operativo que tenía como objetivo detener a autodefensas y comunitarios estuvo acompañado de helicópteros artillados los cuales dispararon contra casas, automóviles y personas, sumado a que desde ahí se lanzaron gases lacrimógenos, informó Agustín Vera Martínez, líder indígena.

“Avanzaron policías estatales, marinos y policías federales acompañados de dos helicópteros artillados, con lujo de violencia y destruyendo lo que hallaban a su paso, incluidos varios vehículos de la comunidad, pasaron sobre los retenes tirando balazos”, dijo Vera Martínez.

En una conferencia de prensa, comuneros de Ostula detallaron que los militares dispararon contra casas a lo largo de 300 metros, desde el puente de Ixtapilla hasta las calles del pueblo, donde había una cortina de humo producida por los gases, por tanto los elementos de las fuerzas no tuvieron oportunidad de ver a qué disparaban. Incluso mostraron un video donde se aprecia la intrusión de los uniformados y donde se escuchan diversas detonaciones.

Ciudadanos y mandos comunitarios indígenas exigieron al Estado mexicano la liberación inmediata de su líder Cemeí Verdía Zepeda, la aparición con vida de sus compañeros que han desaparecidos desde 2009 a la fecha, justicia para el niño asesinado Edilberto Reyes García y heridos, entre los que se encuentran los menores Yaimi Nataly Pineda Reyes, Edith Balbino Vera, Delfino Antonio Alejo Ramos, así como a Horacio Valladares Manuel, José Macías Zambrano y Melesio Cristino Dirizio.

“Ellos llegaron a tirarnos, dispararon contra los civiles. Ellos podrán decir lo que quieran y que dispararon al aire pero no es cierto”, agregó Agustín Vera Martínez.

Durante la conferencia de prensa los habitantes de Ostula acusaron que desde que se levantaron en armas en 2009 han sufrido actos violentos por parte de el cártel de Los Caballeros Templarios. Aseguraron que desde entonces han sufrido el asesinato de 32 y la desaparición de seis autodefensas y todos esos hechos han sido en presencia de los retenes de marinos, ante esa situación, dijeron, creen que los actos que acontecieron el pasado domingo 19 de julio se trató de una “traición”, pues el líder comunitario Cemeí Verdía Zepeda fue citado por autoridades de seguridad, como en ocasiones pasadas pero fue arrestado.

Jornaleros de Ostula dijeron que la captura del líder de autodefensas fue una "traición" que vino desde Los Caballeros Templarios. Foto: Luis Barrón, SinEmbargoMx

Comuneros de Ostula dijeron que la captura del líder de autodefensas fue una “traición” que vino desde Los Caballeros Templarios. Foto: Luis Barrón, SinEmbargoMx

“Arriba Los Caballeros Tenplarios”, fue el mensaje que emitieron las tanquetas mientras que elementos de la fuerzas federales disparaban a las casas y desde los helicópteros lanzaban gas pimienta y baleaban los automóviles, contó Vera.

“Se burlaban los federales cuando incendiaban un carro o pasaban por los retenes. Nos decían que ya se nos acabó la fiesta”, agregó.

Aquel 19 de junio, narró el también campesino, el Secretario y Subsecretario de Seguridad Pública citaron a Cemeí Verdía Zepeda, líder de autodefensas de la zona, en el poblado de La Placita, luego lo detuvieron por los delitos de uso de armas exclusivas del Ejército y por quema de urnas electorales.

El dirigente y campesino Agustín Vera explicó que cerca de las 17:00 horas los pobladores hicieron retenes porque la Policía Estatal, Policía Federal y militares estaban deteniendo y despojando de sus radios a sus compañeros en otros puntos del municipio de Aquila y después querían entrar al poblado para detener a más comunitarios.

Ezequiel Celestino Grajeda, presidente de Vigilancia de los Bienes Comunales de Ostula, detalló que ante las posibles detenciones montaron seguridad porque “nadie externo entra o sale del pueblo sin pasar por los puntos, porque nosotros tenemos nuestros usos y costumbres, y deben ser respetados”.

Pero las fuerzas de seguridad entraron a la fuerza. Los pobladores explicaron que no respondieron a la agresión, pues la gran mayoría, ante la posibilidad de ser detenidos corrieron hacia el campo, pero según su versión los militares siguieron disparando a las casas.

“Pedimos a la sociedad civil nacional e internacional, así como a los organismos internacionales, a estar atentos a lo que pase en la región y a no permitir un nuevo asesinato”, pidieron los habitantes de Ostula por medio de un comunicado.

PGR CONSIGNA A SEMEÍ VERDÍA

La Procuraduría General de la República (PGR), consignó a Semeí Verdía, comandante de la Policía nahua, de la comunidad de Ostula, del municipio de Aquila, detenido por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de portación de Armas de Fuego y Explosivos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

En un comunicado, la PGR indicó que de acuerdo con la averiguación previa, la persona fue detenida por elementos de una dependencia estatal, en coordinación con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional durante un recorrido en inmediaciones de La Placita de Morelos.

Precisó que Verdía portaba un fusil AR-15, calibre .223 milímetros, con un cargador abastecido con 27 cartuchos útiles. Además de un fusil AK-47, con un cargador abastecido con 30 cartuchos útiles calibre 7.62X39 milímetros y un arma de fuego tipo escuadra, calibre .9 milímetros, con un cargador abastecido con 12 cartuchos útiles.

La dependencia precisó que las armas, cargadores, cartuchos y el detenido quedaron a disposición de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Michoacán, quien inició la indagatoria mencionada, la cual consignó ante el Juez Tercero de Distrito por violaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

En tanto, Verdía fue internado en el Centro Federal de Readaptación Social Número cuatro, del municipio de Tepic, Nayarit.