Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las infraestructuras están diseñadas para aguantar los temblores.

Ciudad de México, 21 de noviembre (SinEmbargo/EFE).-  La Agencia Meteorológica nipona (JMA) informó que el terremoto de 7.4 grados de magnitud que sacudió la ciudad de Fukushima activó la alarma de tsumani. Chile y de Ecuador descartaron efectos de tsunami en las costas del  Océano Pacífico.

En un video que circula en las redes sociales se puede observar los eventuales efectos que el sismo se produjo a las 05:59 hora local (20:59 GMT del lunes) y tuvo su hipocentro a 10 kilómetros de profundidad en la costa de Fukushima, a unos 200 kilómetros de Tokio.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las infraestructuras están diseñadas para aguantar los temblores.

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) de Ecuador descartó eventuales efectos en sus costas del océano Pacífico por el tsunami.

“Basado en los datos disponibles por el Centro de Monitoreo Oceánico, las características del sismo no reúnen las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas ecuatorianas y en la región insular” de las Islas Galápagos, indicó el Centro Nacional de Alerta de Tsunami del Inocar en su portal web.

El Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), descartó en la tarde del lunes que el terremoto de 7,3 grados de magnitud que afectó a Tokio pueda generar un tsunami en las costas de Chile.

“Las características del sismo (en Japón) no reúnen las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile”, advierte un breve comunicado en la página del SHOA.