emeí Verdía, comandante de las autodefensas de la comunidad indígena de Ostula, detenido por la Marina. Aquí en la playa de Coahuayana. Foto: Sanjuana Martínez, SinEmbargo.

Cemeí Verdía, comandante de las autodefensas de la comunidad indígena de Ostula, detenido por la Marina. Aquí en la playa de Coahuayana. Foto: Sanjuana Martínez, SinEmbargo.

Ciudad de México, 22 de julio (SinEmbargo).– Elementos del Ejército Mexicano, la Policía Federal y de las Fuerzas Rurales realizaron un fuerte operativo de seguridad el domingo pasado en la comunidad de Santa María de Ostula, en Aquila, Michoacán, en el que incluso hicieron uso de helicópteros artillados, de acuerdo con los pobladores de esa comunidad indígena. El motivo de ese despliegue era la detención de Cemeí Verdía Zepeda, líder comunitario que se ha opuesto al despojo de tierras realizado por las mineras que operan en ese municipio.

La captura de Verdía Zepeda ocasionó que los pobladores realizaran un bloqueo a la altura del puente de Ixtapilla. Los testimonios de los comuneros dan cuenta de que los militares, en su intento para dispersar la manifestación, dispararon contra la población civil ocasionando la muerte de un menor de 12 años e hiriendo por impacto de bala a una menor de seis años y a otras dos personas. Las autoridades insisten en que fueron disparos al aire.

A Cemeí Verdía se le acusa por la portación de armas de uso exclusivo del Ejército, las cuales le proporcionó el propio gobierno en su intento por regular los levantamientos armados de los grupos de autodefensas surgidas en Michoacán en febrero de 2013. No obstante, existe otra razón por la que fue arrestado, de acuerdo con otras fuentes no gubernamentales: su oposición a la minera Ternium, de origen italo-argentino, la cual tiene una importante presencia en la región.

El sepelio del menor asesinado. Foto: Cuartoscuro

El sepelio del menor asesinado. Foto: Cuartoscuro

La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos y Todas (Red TDT) denunció el pasado 28 de mayo, en base a testimonios que recabó de la comunidad de Ostula, una reunión ocurrida en abril de 2015 en el domicilio del Presidente Municipal de Aquila, el priista Juan Hernández Ramírez, y a la que estuvieron presentes “desarrollos mineros de la región y operadores de los llamados ‘Caballeros Templarios”.

El organismo civil manifestó que en dicha reunión, Juan Hernández Ramírez ofreció medio millón de pesos a quien asesinara a Cemeí Verdía. “Acordaron, además, que esto tenía que ocurrir antes de mes y medio; y en caso de no ser asesinado sería detenido por fuerzas del gobierno estatal de Michoacán”.

Días después de la denuncia de la Red, elementos de la Fuerza Rural detuvieron a Hernández Ramírez por sus presuntos nexos con Los Caballeros Templarios. Sin embargo, las denuncias en contra del Edil y su relación con el grupo michoacano eran de tiempo atrás. El 26 de septiembre de 2014 fueron difundidas fotos de él junto al entonces líder de esa organización criminal, Servando Gómez Martínez, alías “La Tuta”, detenido el pasado 27 de febrero y actualmente preso en el Centro Federal de Readaptación Social de “El Altiplano”.

Cemeí Verdía sobrevivió el pasado 25 de mayo a un ataque armado. Sus agresores lo emboscaron haciendo uso de armas de grueso calibre. Esto ocurrió a la altura del paraje Los Otates sobre la carretera que une el poblado de La Cobanera y la cabecera municipal de Santa María Ostula. En dicho atentado resultó herido el comunitario de Aquila Juan Manuel Sapién Cándido.  Días después de este episodio, se difundió en las redes sociales un audio entre el Zepeda y el entonces Subsecretario de Seguridad Pública de Michoacán, Adolfo Eloy Peralta Mora, a quien cuestionó por reunirse con integrantes del crimen organizado.

Por la agresión contra el primer comandante de la Policía Comunitaria de Santa María Ostula, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ejerció acción penal en contra de Hernández Ramírez. De acuerdo a estos reportes, de los cuales da cuenta la Red TDT el Edil reconoció ante la PGJE, junto con el presidente del Consejo de Autodefensas de la comunidad de Huahua, José Antíoco Calvillo García, tener vínculos con el crimen organizado y haber atentado contra Cemeí.

La Comisión para la Defensa de los Bienes Comunales de Santa María Ostula denunció en ese entonces el atentado y dijo que éste ocurría con las acciones tomadas por la comunidad desde el pasado sábado 23 de mayo del presente, “en que se consolidó un nuevo orden agrario en el territorio recuperado de Xayakalan, con el parcelamiento de las tierras que nuestra comunidad recuperó en el año 2009 ante la invasión paulatina de dichas tierras por supuestos pequeños propietarios de La Placita, Michoacán, entre los que se encuentran principalmente Federico González Medina (alias Don Lico), jefe de Plaza de los Templarios en la región, y Mario Alvarez (alias El Chacal), cabeza política del PRI y de dicho cartel en la costa de Michoacán”.

“Es importante señalar que ese mismo 23 de mayo al lugar donde se llevaba a cabo el parcelamiento de tierras se presentó una actuaria del juzgado mixto de primera instancia de Coahuayana a nombre de un supuesto pequeño propietario que reclama un predio de 78 hectáreas, de las cuales 36 se encuentran dentro de nuestro territorio en una zona fuertemente ambicionada por la empresa minera Ternium , corporación que extrae hierro de las montañas de la sierra indígena nahua desde el sur de Jalisco en la sierra de Manantlán hasta la costa de Michoacán”, denunció al Comisión.

Este miércoles, en repudio a la detención de Vedría Zepeda, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Congreso Nacional Indígena (CNI) dijeron por medio de un comunicado de prensa que “las tierras de la comunidad de Santa María Ostula pretenden ser despojadas por empresas mineras extranjeras como Ternium, con el apoyo del mal gobierno coludido con el crimen organizado”.

Las organizaciones mencionaron que en los últimos cuatro años han desaparecido seis comuneros y otros 33 comuneros, pertenecientes la comunidad de Ostula, han sido asesinados a lo largo de los últimos cuatro años “en su lucha por la defensa de sus libertades y de sus tierras”.

La mina de Ternium en San Miguel de Aquila.

La mina de Ternium en San Miguel de Aquila.

COMUNEROS CONTRA MINAS

El Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL) tiene documentada la oposición de la Comunidad indígena de San Miguel de Aquila contra la empresa transnacional Ternium, de origen italo-argentino. La organización dice que la población está cansada de que no se les cumplan sus acuerdos establecidos.

“Desde los inicios de operación de esta mina, en el año 1998, han habido varias protestas de los comuneros, quienes acusan a la empresa de violar acuerdos. En noviembre de 2009 Ternium instaló una planta de trituración y preconcentración, lo que hizo necesario firmar otro acuerdo. Meses después, los nahuas se inconformaron porque no recibieron las regalías de 2010 y pidieron renegociar, pues el mineral se agota, el río está contaminado y Aquila, uno de los municipios más pobres de Michoacán, ha recibido pocos beneficios de la empresa. En abril de 2011, los comuneros acordaron con Ternium que ésta pagara 3.3 dólares por tonelada de hierro obtenida de la mina Las Encinas, lo que cumplió hasta marzo de 2012. Esta situación ha llevado ha que durante este periodo de negociaciones, hayan surgido rencillas entre los comuneros”, manifiesta la OCMAL sobre esta situación en el municipio de Aquila al que pertenece la comunidad de Santa María de Ostula.

La más reciente de las protestas en contra de la empresa Ternium se registró en marzo pasado cuando los comuneros de Santa María Ostula denunciaron la operación de diversas empresas desarrolladoras que están comercializando la reserva protegida de la zona Costa Sierra Nahua. Reporte Indigo publicó el pasado 18 de marzo en un reportaje realizado por el periodista Jesús Lemus que los comuneros denunciaron que al menos cinco empresas de capital internacional, entre ellas Desarrolladora Ilse del Sur S.A. de C.V., Proyectos Turísticos de Aquila S. A., Casas Grandes Proyectos Turísticos S. A. de C.V. y Fabricación y Colocación de Pavimento S.A. (Facopsa), son las que están negociando con el Gobierno federal a fin de lograr la adjudicación de predios hasta ahora de reserva natural.

Un mes después, el 15 de abril, pobladores San Miguel Aquila bloquearon el acceso a la mina operada por Las Encinas, filial de Ternium. Por las protestas, la minera se vio obligada a suspender sus operaciones de manera temporal. Esta acción se mantuvo desde el 19 de mayo hasta el 17 de junio cuando la firma reanudó sus actividades.

“El origen del bloqueo, y el desbloqueo del acceso estuvieron marcados por los problemas internos de la Comunidad Indígena de Aquila, donde se ubica la mina. Las autoridades correspondientes han dado seguimiento a la situación interna de la Comunidad y a los efectos del bloqueo. Ternium manifiesta que cuenta y cumple con todos los permisos legales y ambientales para sus operaciones y que realiza importantes programas de Desarrollo Social en la región, y ratifica que ha cumplido y pagado todas sus obligaciones con la Comunidad Indígena de Aquila, y ha honrado el convenio de regalías desde su firma. La operación de la Mina Aquila es muy importante para la actividad económica de la región y es una fuente de ingresos relevante para la Comunidad Indígena”, dijo en ese entonces la empresa.

Juan Manuel Ramírez un ex autodefensa que se opuso a la explotación ilegal de mineral por parte del crimen organizado dijo en entrevista con El Economista, publicada el 24 de agosto de 2014, que Ternium explotaba de manera ilegal otras zonas en las cuales no tiene concesiones, ni por parte del gobierno ni de la asamblea de comuneros de Aquila.

Ramírez, hijo de José Ramírez Verduzco, quien fue asesinado por la lucha minera en favor de los pobladores indígenas de Aquila, dijo al diario que en Aquila también varios políticos se han beneficiado de la explotación de mineral, ente ellos, Jesús Ramírez Verduzco, presidente del PRI estatal en Aquila, a quien le han otorgado concesiones para explotar yacimientos mineros.

Un año antes de la denuncia de Manuel Ramírez, en agosto de 2013, el líder de las autodefensas de Aquila, Agustín Villanueva Ramírez, fue detenido por el gobierno que en ese entonces encabezaba Jesús Reyna García, ahora preso por sus vínculos con Los Caballeros Templarios. A Villanueva se le acusó por los delitos de robo calificado, violación a domicilio, secuestro y lesiones calificadas y secuestro, robo calificado y lesiones calificadas.

Agustín Villanueva Ramírez, fue quien logró el pago de las regalías para los 401 comuneros del comité comunal de San Miguel de Aquila, las cuales les debía Ternium. Sin embargo, él y otros dos hermanos continúan presos por los mismos delitos de los cuales otros autodefensas ya fueron exonerados.

Un día antes de que el Ejército entrara en Aquila para detener a Villanueva Ramírez y otros autodefensas, la empresa Ternium ordenó el cierre de la mina Las Encinas y dio por concluido el contrato con los comuneros, a quienes les rentaba 300 hectáreas para explotar hierro en el ejido San Miguel de Aquila.

Los directivos sabían que el propósito era detener al líder Agustín Villanueva Ramírez, quien ha luchado porque se pague un precio justo por la extracción de mineral que los concesionarios se niegan a cumplir, afirmó Octavio Villanueva Magaña, presidente del comisariado comunal de esta población nahua, quien también denunció que recibió amenazas de muerte al diario La Jornada.

Entrevistado el 16 de agosto de 2013, Villanueva comentó que en marzo de 2012 acordaron con los representantes de Ternium que pagaría de canon 3.8 dólares por tonelada extraída y de nuevo han dejado de pagar lo acordado, argumentando que el mercado del acero se ha caído.

El propio Octavio Villanueva dijo ese mismo día en la Primera Emisión de Noticias MVS, que entonces conducía la periodista Carmen Aristegui, que la minera Ternium es una de los responsables de la violencia en esa región porque, dijo, desde su llegada se desataron las extorsiones por parte del cartel de los Caballeros Templarios.

“Nos están quitando los minerales, en Aquila hay mucho hierro y quisieron negociar y ya que no quisimos comenzamos a recibir amenazas, nos empezaron a pedir pagos de regalías, además que la minera dio a conocer las cantidades que recibiría cada comunero y a raíz de eso fue cuando empezaron a extorsionarnos y a hacer amenazas más fuertes”, refirió.

“En Aquila todos están bien, la gente está en resguardo pero en guardia, nadie se ha retirado hasta que el gobierno de una respuesta favorable por los detenidos”, indicó en esa ocasión.

Además de Ternium, empresas como Arcelor Mittal, Geologix Exploration, Mittal Steel, Endeavour Silver Corp y AHMSA tienen concesiones en la entidad, según datos del Servicio Geológico Mexicano citados por CNN Expansión.

El reporte dice que aunque las mineras son propietarias de las concesiones, amparadas por la Ley de derecho Minero, están obligadas a llegar a acuerdos con los ejidatarios para poder extraer mineral en las áreas en las que operan.

Sin embargo, una fuente dijo al medio que “la Familia y luego los Templarios comenzaron a estar detrás de los representantes ejidatarios que negociaban con las empresas. En un primer momento se logró pacificar la zona gracias a los nuevos acuerdos que se lograron para repartir las ganancias de las ventas”. Esos mismos señalamientos son los que han hecho los comunitarios de Aquila.