Santiago Nieto dijo que hasta el 15 de septiembre de 2020, de un total de 861 amparos interpuestos, seis cuentas lograron una suspensión provisional y 188 fueron desbloqueadas definitivamente.

Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo).- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) confirmó que cuentas de Kamel Nacif Borge, acusado por corrupción y trata de personas, que suman 800 millones de pesos fueron descongeladas.

Durante una conferencia de prensa, donde presentó la Estrategia Nacional de Combate al Lavado de Activos y Financiamiento al Terrorismo, Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, aseguró que las cuentas millonarias fueron liberadas gracias a una jurisprudencia propuesta por el exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Eduardo Medina Mora.

Esta jurisprudencia, explicó Nieto Castillo, establece que el boqueo de cuentas por parte de la UIF sólo es válido si se trata de una petición internacional o supranacional y no de una investigación local, aunque ya están tratando de revertir este criterio.

“Hemos planteado ante distintos tribunales colegiados de circuito que soliciten la facultad de atracción a la Suprema Corte, a efecto de que pueda volver a revisarse el criterio. Cabe señalar que Medina Mora en 2016 tenía un criterio completamente opuesto, en donde señalaba la constitucionalidad absoluta del precepto. Para 2018, que cambia el gobierno, cambia su criterio, y tenemos el resultado que ustedes conocen”, citaron medios a Nieto.

Santiago Nieto explicó que, pese a la existencia de una solicitud internacional contra Nacif Borge, esta especifica: “valore la posibilidad de bloquear cuentas”, por lo que no conceden la suspensión, y en términos fácticos permiten la liberación de las cuentas, además de la posibilidad de que se mueva el recurso a otro país.

“Creo que hay que llamar la atención poderosamente en este hecho, porque esa interpretación de que la solicitud internacional diga expresamente que se bloqueen las cuentas, sería tanto como supeditar a la Unidad de Inteligencia Financiera, a una instancia internacional o a una instancia extranjera”, refirió.

“Es decir, que la DEA o el FBI pudieran instruir a la Unidad, lo cual es atentatorio contra la soberanía. Por eso, cuando la redacción de estas instancias internacionales es ‘valore la posibilidad de bloquear cuentas’ es en respeto a nuestra soberanía y es en respeto, evidentemente, a la autonomía técnica y de gestión, con lo que se maneja la Unidad de Inteligencia Financiera”, agregó.

El titular de la UIF aseguró que ya se exhortó a la Suprema Corte para que revise este criterio de jurisprudencia, y dijo que presentó las quejas correspondientes ante el Consejo de la Judicatura Federal por las interpretaciones “ultra gramaticales de los juzgadores”, pues “ponen en juego” al sistema financiero mexicano.

Santiago Nieto informó que en el 2019 se presentaron 984 amparos para descongelar cuentas bancarias vinculadas a investigaciones de lavado de dinero, de las cuales, 162 fueron amparadas provisionalmente; mientras que hasta el 15 de septiembre de 2020, de un total de 861 amparos interpuestos, seis cuentas lograron una suspensión provisional y 188 fueron desbloqueadas definitivamente.