“Un día desesperado porque no encontraba respuesta de ellos, le pedí colaboración y su colaboración fue determinante para que podamos encontrar el acuerdo que buscábamos”, explicó el Presidente argentino.

Argentina llegó en agosto a un entendimiento con los tres principales grupos de acreedores privados para reestructurar bonos.

México, 23 de febrero (EFE).- El Presidente de Argentina, Alberto Fernández, agradeció personalmente este martes a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, por su “colaboración” que fue “determinante” para la negociación sobre la deuda argentina con acreedores privados.

“Quiero agradecerle puntualmente a Andrés Manuel López Obrador porque en el momento en que estábamos negociando con los acreedores privados, un día desesperado porque no encontraba respuesta de ellos, le pedí colaboración y su colaboración fue determinante para que podamos encontrar el acuerdo que buscábamos”, explicó en conferencia de prensa junto al mandatario mexicano.

Fernández, de visita a México durante tres días, dijo que nunca tuvo la oportunidad de hacerlo “cara a cara” y aprovechó el encuentro de este lunes: “Muchas gracias, Andrés Manuel, lo logramos y nos ayudó mucho”, expresó.

López Obrador, quien el lunes reveló que intercedió por Argentina ante Larry Fink, presidente del fondo de inversiones BlackRock, arremetió este martes contra los “Gobiernos neoliberales” que “endeudaron” Argentina y reprochó que “le dejaron a Alberto un problemón”.

En noviembre el Presidente López Obrador dijo que en su reunión con Fernández conversaría e intercambiarán puntos de vista. Foto: Presidencia.

Tras varios meses de intensas negociaciones, Argentina llegó en agosto a un entendimiento con los tres principales grupos de acreedores privados para reestructurar bonos bajo legislación extranjera por 66 mil 238 millones de dólares.

Fernández criticó este martes también que Argentina tiene que hacer frente a un “crédito alocado” que entregó el Fondo Monetario Internacional (FMI) al Gobierno de Mauricio Macri “con fines políticos y sin ningún sentido económico”.

“Voy a tratar de encontrar un acuerdo pero quiero que el acuerdo no cueste a los argentinos más de lo que han tenido que soportar”, subrayó Fernández, quien denunció que “todo el dinero” del FMI “se fugaba en manos de los amigos del Presidente de turno”.

DIFERENCIAS EN GESTIÓN DE PANDEMIA

Cuestionados por la prensa sobre las diferencias en la gestión de la pandemia, con un estricto confinamiento durante meses en Argentina que no se aplicó en México, ambos mandatarios evitaron las comparaciones.

López Obrador defendió que “cada quien tiene su manera de enfrentar la pandemia” y aseguró que el Gobierno de México ha estado “actuando con responsabilidad para que nadie se quede sin ser atendido” a pesar de que “durante 36 años de política neoliberal” se desatendió la salud.

“Acerca de comparaciones, si se trata de eso, uno podría contestarle, y ofrezco disculpas, que a la nación más poderosa del mundo que tenemos de vecino (Estados Unidos) le ha ido peor”, expresó.

 

Por su parte, Fernández también dijo que en Argentina había un “sistema de salud absolutamente destruido” y que la estricta cuarentena sirvió para “proveernos lo que faltaba” y evitar que hubiera argentinos que acudieran a hospitales y no fueran atendidos.

“Andrés Manuel y yo pasaremos a la historia como los Presidentes de la pandemia. Gobernar en pandemia es gobernar lo desconocido. Luchar contra un enemigo que nadie sabe por dónde ataca. Todos debemos aprender por el camino”, opinó.

El argentino rehusó responder sobre su opinión al respecto de que López Obrador, reacio al uso del cubrebocas, lo recibiera en el Palacio Nacional sin portar mascarilla.

Fernández aterrizó el lunes en la capital mexicana para una visita de Estado de tres días con motivo de los 200 años de la declaración de independencia de México y bajo una agenda repleta de eventos como la visita a un laboratorio de envasados de vacunas contra la COVID-19 y reuniones con empresarios como Carlos Slim.