En la cumbre virtual del 21 y 22 de noviembre, Naciones Unidas “defenderá con firmeza” la necesidad de una mejor coordinación y buscará una “garantía” de que cualquier vacuna contra el coronavirus se trata “como un bien público global” y se hará “accesible y asequible para todo el mundo, apuntó.

Por Edith M. Lederer

NACIONES UNIDAS (AP).— El secretario general de Naciones Unidas encuentra “muy frustrante” que los líderes de las 20 naciones más industrializadas del mundo no se unieran en marzo y establecieran una respuesta coordinada para erradicar el coronavirus en todos los países como él propuso.

En su lugar, cada una adoptó su propia estrategia mientras las infecciones se propagaban “en todos los sentidos, a todas partes”, aseguró António Guterres. El resultado es que cada país está adoptando sus propias y a veces “contradictorias” medidas y el coronavirus se mueve “de este a oeste, de norte a sur”, con segundas olas de COVID-19 en muchos países.

Antes de la cumbre del Grupo de los 20 el próximo mes, Guterres dijo en una entrevista con The Associated Press que espera que la comunidad internacional entienda ahora “que necesitan estar mucho más coordinados en la lucha contra el virus”.

Guterres recordó la cumbre del G20 de marzo donde instó a la adopción de un plan “para tiempos de guerra” con un paquete de estímulos “de billones de dólares” para empresas, trabajadores y hogares en los países en desarrollo que tratan de abordar la pandemia, y un “grupo de trabajo para tener un esfuerzo combinado para derrotar al virus”.

En la cumbre virtual del 21 y 22 de noviembre, Naciones Unidas “defenderá con firmeza” la necesidad de una mejor coordinación y buscará una “garantía” de que cualquier vacuna contra el coronavirus se trata “como un bien público global” y se hará “accesible y asequible para todo el mundo, apuntó.

La iniciativa internacional para distribuir vacunas contra el virus en todos los países del mundo, conocida como COVAX, cuenta con 156 naciones “pero no tiene financiación suficiente”, afirmó.

El jefe de la ONU dijo que todos los países deben unirse para entender la necesitad “de adoptar una vacuna con una estrategia común” y “abogar por una solidaridad mucho mayor con los países en desarrollo”.

Atajar la COVID-19 debe ser el principal asunto de la agenda global y de la cumbre del G20 este año, añadió.

“Es hora de decir que la COVID es la crisis del momento, pero el cambio climático es la crisis del siglo”, dijo.

“Necesitamos poder abordar la amenaza del cambio climático de una forma mucho más efectiva de lo que lo hicimos con la COVID”, señaló Guterres. “Y para eso necesitamos combinar esfuerzos para que todo el mundo respete un objetivo común, conseguir la huella de carbono cero a mediados de siglo, en 2050”.