México

Una ultra en la UNAM

Gloria Álvarez justifica a los Salinas Pliego: “Si se roban impuestos, no los paguen”

23/11/2023 - 8:03 pm

Empleada del Grupo Salinas desde 2015, la política guatemalteca Gloria Álvarez dijo que jamás ha sido censurada ni obligada a pensar igual que Salinas Pliego, propietario también de la Universidad de la Libertad en la que ella colabora.

Ciudad de México, 23 de noviembre (SinEmbargo).– Acecharon a la “libertaria” Gloria Álvarez desde temprano. Una hora antes de su llegada a la UNAM, pasadas las 9 horas, ya estaban frente al aula “Maestros del Exilio Republicano Español” de la Facultad de Derecho. Eran apenas cinco jóvenes con banderas rojas que en letras negras enaltecían al comunismo.

Pegaron en la paredes del aula hojas tamaño carta con el rostro de una invitada a la Facultad de Derecho: La política guatemalteca Gloria Álvarez, a quien los jóvenes identifican como ultraderechista y que ella prefiere llamarse “libertaria” por su defensa de la vida, la propiedad privada y la libertad.

Las rústicas pancartas reclamaban: “¿Libertad para quién? No más libertad a la exportación”, “Libertad de unos cuantos para explotar a las masas”, “Alto a las ideas. No más espacios a las ideas de explotadores burguesas (sic)”. Más tarde, el Partido Comunista de México reivindicó la protesta.

Cuando la invitada entró por la puerta de atrás del aula y se supo que estaba ya dentro, estalló el repudio de los jóvenes, que apenas superaron la docena. “Ojalá vinieran a dialogar”, dijo Álvarez, al iniciar casi tres horas y media de exposición y diálogo con estudiantes de Derecho, a invitación del profesor Virgilio Jaramillo, un exfuncionario del Gobierno de Enrique Peña Nieto, priista hasta hace unos meses.

En ejercicio de la libertad de cátedra, Jaramillo invitó a la UNAM a Álvarez el jueves 16, un día antes de la toma de posesión del nuevo rector, Leonardo Lomelí Vanegas, para participar en la asignatura “Sistema político mexicano” y ella de inmediato aceptó. Se conocen hace tiempo, dice él.

A nombre del director de la Facultad de Derecho, Raúl Contreras, la secretaria general, Sonia Venegas Álvarez, le dio la bienvenida a Álvarez, junto con el catedrático Tomás Caparroso, en una actividad marcada por el griterío de los jóvenes que negaron toda relación con partidos políticos, que sin embargo Jaramillo asoció con uno que no quiso mencionar.

Álvarez, una política que comparte los principios “libertarios” del Presidente electo de Argentina, Javier Milei, desglosó sus “21 lecciones para ser libre en el siglo 21”, un recetario que dio paso a un diálogo con los alumnos, uno de los cuales le preguntó sobre la negativa del magnate Ricardo Salinas Pliego, para quien ella trabaja en la Universidad de la Libertad, y a lo que le dio la vuelta.

Empleada del Grupo Salinas desde 2015, dijo, jamás ha sido censurada ni obligada a pensar igual que Salinas Pliego, propietario también de la Universidad de la Libertad en la que ella colabora, y sobre la evasión fiscal de este personaje, expresó:

“Muchos empresarios están diciendo: ¿Para qué chingados voy a pagar impuestos si se los roban, mejor hago una obra social para la sociedad, ya sea una carretera, una universidad, pero que mis recursos se vayan a algo tangible. Entonces la Universidad de la Libertad está becando estudiantes”.

El reportero insistió en la pregunta sobre la negativa de Salinas Pliego a pagar los más de 25 mil millones de pesos de impuestos, para lo cual inició litigios desde hace más de 15 años.

—¿Avala usted este tipo de conductas, solamente porque se tiene poder mediático y capacidad para someter a jueces?

Iba a contestar la excandidata presidencial en Guatemala, cuando el profesor Jaramillo la interrumpió para que le fueran formuladas otras preguntas.

Gloria Álvarez desglosó sus “21 lecciones para ser libre en el siglo 21”. Foto: Álvaro Delgado, SinEmbargo.

Al fin respondió Álvarez y justificó que haya empresarios, como Salinas Pliego, que no pagan impuestos con el argumento de que el Gobierno se los roba, como él también alega:

“Creo que cualquier persona que se rehúsa a pagar impuestos en América Latina, independientemente de su cantidad, si su justificación es: ‘prefiero hacer algo con eso antes de que se los roben, yo no soy quién para decir que no. ¡Si todos se roban nuestros impuestos!

“Ahora, ¿qué vas a hacer con lo que no le estás dando al Gobierno? Pues monta una universidad, pon una carretera, haz un parque. O sea, prueba, como lo hacen muchas veces los cárteles del narco, que tú puedes ser el Gobierno en donde no hay Gobierno, ¿no? Pero si sabemos que el actual Gobierno no funciona, como en el caso de mi país, donde 98 centavos de cada quetzal se van a cualquier cosa, menos a seguridad y justicia, ¿con qué cara le voy a decir a la gente ‘sí, por favor, paga impuestos’?”

Conductora de Azteca Guatemala, propiedad de Salinas Pliego, Álvarez añadió:

“Ahora, lo que cada quien haga con lo que debe y lo que tiene, sólo lo puede responder cada quién, y esas son preguntas que se deben hacer directamente. A las personas involucradas”.

—¿Avala usted a su jefe, Salinas Pliego?

—Mientras mi libertad de expresión sea avalada por cualquier empleador que yo tenga, de todos los que he tenido, yo no tengo ningún problema, porque mi libertad está siendo respetada. O no puedo venir y tener una opinión sobre lo que las autoridades mexicanas tiene o no tienen que hacer. Yo las únicas acciones que controlo son las mías. Yo no avalo a nadie, yo avalo mis acciones y por eso hasta presento un programa de gobierno para que quede claro dónde estoy yo parada. Yo no voy a venir aquí a absolver ni adjudicar algo que no me corresponde a mí.

“Teniendo el contexto que tenemos, en un continente en donde los impuestos se los roban, sí tengo una postura clara ante cualquiera, sobre todo en economías informales, que decide no pagarlos. Pero son preguntas que no tengo para responder, pero tampoco me opondría a la libre investigación”.

Dos de los jóvenes de la UNAM que protestaron. Foto: Álvaro Delgado, SinEmbargo.

Los manifestantes son jóvenes de varias carreras de la UNAM que militan, dijeron, en la Federación Estudiantil Independiente, la Organización de Mujeres Trabajadoras y la Central Nacional de Estudiantes Democráticos.

Aseguraron no ser socialdemócratas ni de Morena, sino defensores de la izquierda revolucionaria que defienden la gratuidad de la educación y combaten a la extrema derecha.

Gloria Álvarez, ultraderechista que se hace llamar libertaria, se fue feliz de la UNAM, “con todo y serenata chaira y socialista de tres horas”, que compartió en sus redes sociales: “Aquí se las dejo completita por si algún día tienen los huevos de entrar para atacar mis ideas en lugar de quedarse afuera atracando a mi persona”.

Álvaro Delgado Gómez
Álvaro Delgado Gómez es periodista, nacido en Lagos de Moreno, Jalisco, en 1966. Empezó en 1986 como reportero y ha pasado por las redacciones de El Financiero, El Nacional y El Universal. En noviembre de 1994 ingresó como reportero al semanario Proceso, en el que fue jefe de Información Política y especializado en la cobertura de asuntos políticos. Ha escrito varios libros, entre los que destacan El Yunque, la ultraderecha en el poder (Plaza y Janés); El Ejército de Dios (Plaza y Janés) y El engaño. Prédica y práctica del PAN (Grijalbo). El amasiato. El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas (Editorial Proceso) es su más reciente libro.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video