Las Reinas Chulas le dan duro a la “oposición” con la puesta Nosfregatu

24/05/2022 - 7:53 pm

Nosfregatu es última puesta en escena de Las Reinas Chulas que este sábado se despide con una gran función protagonizada por Nora Huerta y Cecilia Sotres, acompañadas de la actriz Sandy Pascual y la música de Ana Estévez.

Por Brenda Macías

Ciudad de México, 24 de mayo (SinEmbargo).– Nosfregatu. El Vampiro, un espectáculo de teatro cabaret, protagonizado por un chupasangre nostálgico, un mayordomo que oculta bajo su traje a una personalidad siniestra, La Llorona y un vecino incómodo que gusta del chisme, se presenta por última vez en el teatro bar El Vicio de Coyoacán, en la Ciudad de México, este sábado 28 de mayo, a las 7:30 de la noche en modo presencial y en streaming.

Con el coro: “chupo por chupar, chupo por chingar, chupo, chupo, chupo”, las Reinas Chulas ofrecen en El Vicio, un homenaje y versión libérrima de la obra clave del expresionismo alemán y el cine silente Nosferatu. Eine Symphonie des Grauens, de F. W. Murnou, a 100 años de su estreno.

En la propuesta escénica de las Reinas Chulas: Nora Huerta y Cecilia Sotres, con la actriz Sandy Pascual y la música de Ana Estévez, se ponen a prueba las ridículas formas y artimañas que han diseñado viejos y nuevos políticos mexicanos que son capaces, incluso, de engañar al mismísimo Conde Drácula, a pesar de sus mil 343 años, para que avale el saqueo del litio en una Nación que ha padecido desde su origen el expolio. Incluso son capaces de dejarse chupar la sangre para alcanzar la vida eterna.

Escenas de Nosfregatu, un espectáculo de cabaret que se presenta en el teatro-bar El Vicio. Foto: Brenda Macías

El Conde de Transilvania, quien padece una profunda melancolía y sueña con beber el néctar carmesí de un cuello humano, descubre que Corto –primo de Largo y su mayordomo–, lo transportó dormido en su ataúd hasta México, más de 10 mil kilómetros, para que viera que todo está mal en el país, hay desgracia, hay corrupción y hay persecución. Y es cierto. Pero… este mayordomo oculta bajo su traje a una política llamada Fifí Téllez, quien vendería su alma al diablo para llegar a la presidencia. La sangre de este personaje siniestro envenena al Conde de Transilvania y lo convierte en Nosfregatu, un híbrido entre Anaya, Brozo, Monreal, Chumel y Claudio X.

DOSIS DE CABARET EN TIEMPOS REVUELTOS 

Qué necesaria es la crítica social desde un espectáculo de teatro cabaret en tiempos de pandemia, 4T y oposiciones políticas sin propuesta radical. En la arena política mexicana el PRIANRD, empresarios y otros aliadxs tan solo han alcanzado cierto ruido en redes sociales pero siguen indiferentes a resolver el drama de fondo, nuestra tragedia nacional. Sus intenciones solo muestran su deseo de volver al poder por el poder.

Lo que se respira en el aire es una profunda inconformidad pero sin un proyecto político y social alternativo al carisma del actual Gobierno federal. La propuesta de los contrarios a la 4T buscan confirmar que todo tiempo pasado fue mejor pero no dicen cómo podríamos romper con las visiones cortoplacistas ni cómo podríamos reventar un proyecto de Nación que padecemos/gozamos.

Las Reinas Chulas y la producción de Gabriela Andrade y Sandy Pascual organizan el espacio para que los espectactoresy las espectactrices, en términos de Augusto Boal, asuman su papel de co-productorxs del espectáculo, pero sobre todo para que se diviertan. Sí. En un show efímero que solo quedará en la memoria por los comentarios y la crítica de aquello que fue.

Nora Huerta y Cecilia Sotres, con la actriz Sandy Pascual y la música de Ana Estévez, se ponen a prueba en esta puesta en escena. Foto: Brenada Macías

CAE EL TELÓN

El teatro no sólo está para conmover y tomar conciencia de nuestras absurdas vidas, sino para divertir y más si se trata de un teatro cabaret, único en México, con un ambiente relajado, música, humor, burlesque, conciencia social e independencia.

Un cabaret hecho mayormente por mujeres artistas, quienes toman la palabra y resisten a los tiempos pandémicos, cuatroteístas y sin alternativas esperanzadoras. Todos estos elementos de la crisis permitirán que el teatro cabaret persista. ¡Viva la tragicomedia nacional! ¡Viva el teatro!

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas