Andrés Manuel López Obrador dijo este día que los soldados y marinos seguirán en las calles del país ante la falta de un cuerpo de seguridad que sustituya sus funciones y el riesgo de que la ciudadanía quede en la indefensión.

Para el poeta Javier Sicilia Zardain, líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, este pronóstico es realista, pero también advierte que el nuevo Gobierno federal se debe preparar para conocer de violaciones a derechos humanos cometidas por efectivos de la Semar y Sedena. “Hay que recordar que son la violencia extrema. Son la violencia en un Estado de excepción”, dijo.

“López Obrador tiene un problema ahí: tienen que pagar, tendrán que enfrentar las comisiones de la verdad”, alerta.

Ciudad de México, 24 de agosto (SinEmbargo).– Las fuerzas armadas en México deben salir de las calles a través de un diagnóstico que el próximo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Presidente Electo de México, deberá realizar inmediatamente al llegar al poder, pues tiene un problema serio: “el Ejército y la Marina violan derechos humanos de forma natural”, dijo Javier Sicilia Zardain, líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) en entrevista con SinEmbargo.

“El problema es que hay que entender que no existe Ejército y Marina que no viole derechos humanos, hay que recordar que son la violencia extrema. Son la violencia en un Estado de excepción y en el Estado de excepción no hay respeto a los derechos humanos”, dijo el poeta, escritor y activista.

Este viernes, López Obrador consideró que los encuentros con los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y la Marina (Semar) fueron positivos para comenzar a diseñar el plan contra la inseguridad y la violencia. “Estoy optimista y con elementos puedo sostener que vamos a hacerle frente, y vamos a tener buenos resultados”, afirmó.

También señaló que seguirán en las calles, pero que se cuidará que no violen los derechos humanos.

“Quiero ser claro, ser sincero: si no contamos con el Ejército y la Marina, no podríamos implementar el plan [de seguridad y pacificación]”, reconoció. Y agregó: “En las circunstancias actuales no podríamos dejar de utilizar al Ejército y a la Marina para atender el problema de la inseguridad y la violencia. La Policía Federal no está preparada para sustituir lo que hacen actualmente los soldados y los marinos”.

El tabasqueño afirmó que no se ha podido consolidar a la Policía Federal y explicó que las fuerzas armadas en las calles para garantizar la seguridad interior deber ser transitorio. “Sería irresponsable mandar al Ejército y a la Marina a los cuarteles”, dijo. “En las circunstancias actuales no podríamos dejar de utilizar al Ejército y a la Marina para atender el problema de la inseguridad y la violencia. La Policía Federal no está preparada para sustituir lo que hacen actualmente los soldados y los marinos”.

Los soldados seguirán en las calles, advirtió AMLO este día. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

Sicilia Zardain coincidió que hay zonas en las que esas fuerzas armadas son la única opción ante la inseguridad, pero advirtió que ello trae consecuencias negativas.

“Desde que [Felipe] Calderón los sacó a la calle creó un Estado de descomposición terrible. Habría que hacer un diagnóstico estado por estado para saber cómo podría retirarse. Ahorita tiene razón: no puede retirar al Ejército y la Marina, en muchas zonas son la garantía para la población […]. Esta es una de las grandes contradicciones que tiene el país: tiene un estado de excepción y necesita al Ejército para mantener la seguridad y hay una situación de violaciones de derechos humanos”, dijo Javier Sicilia.

La administración de Enrique Peña Nieto quedó marcada por casos en los efectivos de estos cuerpos de seguridad fueron involucrados en ejecuciones extrajudiciales, torturas o desapariciones (Tlatlaya, Palmarito, desapariciones en Tamaulipas, por mencionar algunos).

Un estudio de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) exhibió que la gran mayoría de las violaciones a los derechos humanos presuntamente cometidas por los soldados mexicanos quedan impunes a pesar de las reformas que permiten a las autoridades civiles investigar y juzgar esos crímenes.

El informe, presentado en noviembre pasado, halló que hubo apenas 16 soldados condenados por la justicia civil de entre 505 investigaciones penales realizadas de 2012 a 2016, una tasa de 3.2 por ciento. Además, hubo solo dos condenas por “responsabilidad de la cadena de mando” de oficiales cuyas órdenes provocaron los abusos.

De acuerdo con esa investigación, los factores que obstaculizan las investigaciones civiles de personal militar incluyen las investigaciones paralelas civiles y militares, el poco acceso a los testimonios de la tropa y las alteraciones de la escena del crimen o los falsos testimonios de los soldados.

CASTIGAR A LAS FUERZAS ARMADAS

El próximo Presidente de México reiteró este día que no delegará la responsabilidad de la seguridad del país y que lo atenderá de manera personal.

“Voy a llamar a todos los elementos de la fuerzas armadas, lo mismo que a todo el pueblo, a cerrar filas y lograr la paz y la tranquilidad en el país. Se va a cuidar que se respeten los derechos humanos y no se van a utilizar a las fuerzas armadas para reprimir al pueblo” destacó.

Recordó que la justicia en casos como el de Ayotzinapa son un compromiso que hizo en su campaña e insistió en que pedirá ayuda a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para encontrar la verdad y hacer justicia.

Javier Sicilia advirtió que no solo es el caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas los que se deben de atender, pues en los últimos 12 años se han acumulado crímenes que involucran directamente a los cuerpos castrenses y navales.

“El Ejército y la Marina tendrán que responder por violaciones graves que es natural que las cometa porque los ejércitos están hechos para el Estado de excepción. El Ejército y los altos mandos tendrían que asumir su responsabilidad ¿Crees que los ejércitos respetan los derechos humanos? Es una cosa que nadie puede creer. Es falso. López Obrador tiene un problema ahí, tienen que pagar, tendrán que enfrentar las comisiones de la verdad”, dijo.

El poeta agregó que el “país entero” debe obligar a López Obrador a juzgar a los elementos de las fuerzas armadas involucrados en ilícitos.

“Si realmente buscamos una paz, una justicia transicional, tenemos que enfrentar las comisiones de la verdad, porque de lo contrario no habrá paz y justicia. No habrá nada”, advirtió.

–Con información de AP